fbpx

Comprensión lectora: un desafío para alumnos y docentes

Según el último ‘Barómetro Ciclip’ sobre lectura, el 60% de los profesores considera que su formación no es suficiente para desarrollar estrategias que mejoren el nivel actual de comprensión lectora de sus alumnos.
Adrián ArcosMiércoles, 17 de marzo de 2021
0

El deficiente aprendizaje lector y la mala comprensión de lo leído conllevan al fracaso escolar de los estudiantes. © SURFUP VECTOR

La lectura es una destreza básica para la adquisición de conocimiento. Una buena fluidez lectora permite que entendamos el mundo que nos rodea, nos abre las puertas del conocimiento y da alas a nuestra inspiración e imaginación. Por ello, la comprensión lectora es un pilar básico en todas las áreas curriculares de Primaria y Secundaria, no solo en las asignaturas relacionadas con la lingüística.

Sin embargo, los resultados de los alumnos españoles en las pruebas internacionales de lectura, como PISA, demuestran que queda mucho camino por recorrer en este ámbito al finalizar Secundaria. Así, los últimos resultados de PISA 2018 de lectura en España, lejos de mejorar, arrojan un descenso de 19 puntos respecto al anterior informe (496 en 2015 y 477 en 2018), logrando el peor resultado en 14 años. Los expertos consideran que este descenso puede llegar a equivaler a medio curso escolar.

También nuestro país se sitúa en un nivel intermedio bajo en la prueba internacional TIMSS de matemáticas. Y una de las causas fundamentales es precisamente la baja competencia lectora de nuestros alumnos. “Si no tienes una buena base lingüística y lectora, no puedes acceder al conocimiento ni expresarlo”, asegura Ester Trigo, profesora del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Cádiz. Junto a otros expertos participó en el V Congreso Internacional de Comprensión Lectora Infantil y Primaria (Ciclip), que se celebró en formato virtual del 15 al 18 de febrero.

"

Resulta muy significativo emplear recursos musicales, sonoros y auditivos para el desarrollo de la atención y la memoria, tan conectadas con la comprensión

"

Según esta docente, “el deficiente aprendizaje lector y la mala comprensión de lo leído conllevan al fracaso escolar y personal de los estudiantes”, por lo que considera necesario que “la competencia lectora se trabaje desde todas las asignaturas”. Ella recuerda que “los libros de no ficción también son claves para potenciar la comprensión lectora y están presentes en todas las asignaturas”.

Mª Isabel de Vicente-Yagüe, secretaria de la Asociación Española de Comprensión Lectora, dio también algunas ideas para trabajar esta competencia desde diversas áreas y disciplinas: “Resulta muy significativo emplear recursos musicales, sonoros y auditivos para el desarrollo de la atención y la memoria, tan conectadas con la comprensión”.

También participó Óscar Abellón, Google Innovator y director del Colegio “Escolapios Soria”, un centro que supera a Finlandia en innovación lectora. “Creo que nuestra principal tarea es generar en nuestro alumnado ganas de aprender, y dotarles de herramientas para construir el conocimiento. Es muy importante desarrollar su autonomía y su capacidad para aprender por sí mismos, pero esto hay que trabajarlo desde abajo”, asegura Abellón, que considera fundamental que el alumno pueda investigar de forma autónoma y colaborativa con sus compañeros en problemas de la vida diaria.

Falta de formación docente

Durante el Congreso se dieron a conocer algunos datos de la tercera edición del Barómetro Ciclip, cuyos resultados se basan en las respuestas de cerca de 4.000 docentes de España (80%) y otros países de habla hispana (20%). Uno de sus resultados más llamativos es que cerca del 60% de los encuestados considera que su formación no es suficiente para desarrollar estrategias que mejoren el nivel actual de comprensión lectora de sus alumnos.

El barómetro también revela que solo el 23% de los docentes encuestados considera que los padres están comprometidos y realizan con sus hijos actividades que fomentan y refuerzan el proceso lector. Es interesante compararlo con los datos del anterior Barómetro de 2018 en el que casi el 50% de los encuestados consideraba que la implicación de los padres era la correcta. Es decir, se ha producido un fuerte deterioro o se percibe una mayor necesidad de compromiso que no está cubierto por parte de los padres.

"

Si al preguntarle a un niño para qué sirve leer responde ‘para aprobar’, tenemos un problema y una maravillosa misión

"

En este sentido, la ponencia de Beatriz Montañés, maestra y psicopedagoga en el Colegio “Salesianos La Orotava” de Tenerife, abordó la importancia de este tema y, como ella indica, los padres, la familia, son esenciales en la Educación emocional que va a conseguir un buen rendimiento lector y escolar: “Los niños no nos escuchan, los niños nos imitan. El adulto que presenta con ilusión, propone con calma, enseña adaptándose a las individuales de cada niño, motiva de forma continua y despierta la curiosidad, se convierte en el guía que está sembrando”.

Ella advierte: “Si al preguntarle a un niño para qué sirve leer responde ‘para aprobar’, tenemos un problema y una maravillosa misión”. Por eso se muestra partidaria de potenciar evaluaciones adaptativas y no darle tanta importancia a los criterios externos comparativos: “La clave está en motivar al que no puede. No es lo que eres, si no lo que puedes llegar a ser”.

La lectura en la ley Celaá

El barómetro hace referencia también a la nueva ley Celaá donde se evidencia que, a pesar de la cobertura mediática recibida, el 66% de los encuestados no tiene información suficiente como para valorar si tiene un programa específico o no para mejorar el rendimiento lector.

Este asunto fue tratado por Antonio Díez, exvicepresidente de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Literatura, en su ponencia durante el congreso: “Esta nueva ley apuesta por un modelo de comunicación multimodal, aprender a leer otros tipos de textos, no solo escritos sino también vídeos, audios…”. Según Díez, “la ley incorpora con más rigor la repercusión de las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso del aprendizaje de la lectura. Las nuevas tecnologías están definiendo de forma indirecta un nuevo lector y están demandando a los docentes una nueva forma de enseñar a leer; si hay un nuevo lector hay un nuevo requerimiento de lectura y un aprendizaje diferente”.

Sin embargo, tras casi un año desde el comienzo de la pandemia, más de un 40% de los docentes encuestados en el Barómetro Ciclip considera que su centro escolar no está preparado actualmente para afrontar una Educación digital, en el caso de enfrentarnos a un nuevo confinamiento por Covid o por un hecho similar en el futuro. Esto, a pesar de que el 80% de los encuestados considera que una herramienta digital les ayudaría, entre bastante y mucho, a detectar trastornos de aprendizaje y establecer estrategias de mejora.

Recomendaciones literarias por etapas

Si bien es cierto que cualquier lectura en general aporta grandes beneficios a niños y jóvenes, también hay que tener en cuenta qué tipo de libros son los adecuados para cada edad. Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del Departamento de Orientación del grupo Brains International Schools, recomienda un determinado tipo de libros según la capacidad lectora y los intereses del alumno en cada etapa educativa:

  1. Infantil. Para los primeros lectores lo más importante es que haya muchas ilustraciones y dibujos que les guíen en la comprensión de la historia, poco texto y letra grande, y les encantará si los protagonistas son niños como ellos.
  2. Primaria. Durante la etapa de Primaria, y conforme van mejorando su competencia lectora, los niños y niñas se “engancharán” a la lectura si encontramos la clave de aquello que les motiva, les interesa y les produce curiosidad. Podrán ser cómics con historias fantásticas, relatos de aventuras reales o de ciencia ficción, dinosaurios o naturaleza, o quizás solo les interese leer temas de fútbol o su deporte favorito. Cualquier tema que conecte con sus intereses puede abrirles la puerta a este maravilloso hábito de la lectura.
  3. Secundaria. A partir de la pubertad y adolescencia, les suelen interesar las novelas con personajes de su edad que viven experiencias que les guían en esta nueva etapa de grandes cambios y descubrimientos, así como literatura fantástica y libros informativos sobre los problemas que les preocupan.
0
Comentarios