fbpx

Empoderémonos: coeducación y educación no sexista en las aulas

Nos desplazamos al Colegio "Sant Josep Carmelitas Misioneras" en pleno centro del barrio barcelonés de Gracia, para conocer un proyecto vertical que se ha realizado en todo el colegio durante los últimos 8 días. Lleva por nombre Empoderémonos y pretende coeducar en igualdad a todos sus alumnos.
RedacciónLunes, 8 de marzo de 2021
0
Innova
1 de 9

La iniciativa surgió de los miembros del grupo innova del centro.

Horarios
2 de 9

Durante el tiempo que dura el proyecto, se han roto los horarios.

Colores
3 de 9

Las connotaciones de los colores rosa y azul, los roles femeninos y masculinos...

Marisa Alberola
4 de 9

Marisa Alberola, coordinadora de innovación del centro.

Actividades significativas
5 de 9

Lo más importante fue encontrar actividades significativas que llamaran la atención del alumnado.

Valoración positiva
6 de 9

Es un proyecto que valoran muy positivamente tanto educador@s como estudiantes.

Feminismo
7 de 9

Durante 8 días todos los estudiantes del centro se han acercado al feminismo.

Coeducación
8 de 9

Desde el centro catalán saben de la importancia de la coeducación.

Igualdad
9 de 9

El objetivo principal del proyecto ha sido promover la igualdad de género.

La iniciativa surgió de los miembros del grupo innova del centro y en seguida fue apoyada por el equipo directivo y acogida por el resto del claustro. Cada año, el colegio dedica un proyecto para realizarlo de manera vertical en todas las clases y este año han decidido apostar por educar en feminismo. Desde infantil a secundaria todos los alumnos de la escuela participan de este proyecto.

Durante el tiempo que dura el proyecto, se han roto los horarios. Los alumnos ya no tienen clase de matemáticas, música o inglés, ahora todo su horario lo ocupa el proyecto. Los docentes del centro llevan meses preparando actividades, talleres, charlas, juegos y experiencias que buscan concienciar a sus alumn@s en la importancia de la igualdad.

Marisa Alberola, coordinadora de innovación del centro y miembro del equipo de titularidad de la congregación explica que: “Desde el colegio somos conscientes de la importancia de tratar este aspecto de manera transversal. Cada día, en cada clase, en cada aula, tenemos oportunidad de trabajar la coeducación, pero aún así no viene mal hacerlo de manera más inmersiva y creímos que hacerlo coincidir con la semana antes del Día Internacional de la Mujer era el mejor momento”.

Las connotaciones de los colores rosa y azul, los roles femeninos y masculinos, profesiones, juguetes, deportes, juegos, los micromachismos, la importancia de las letras de muchas canciones, la publicidad estereotipada e incluso la literatura infantil… son algunas de las muchas propuestas que ha llevado a cabo este colegio catalán durante estos días. Sus aulas y pasillos se han llenado de color morado para concienciar a sus estudiantes.

Alberola explica que lo más importante fue encontrar actividades significativas que llamaran la atención del alumnado y que no se quedaran en la superficie: “Hemos intentando trabajar de forma rigurosa, dando a conocer la vida y obra de mujeres que han sido silenciadas con el paso de la historia. Pero además, hemos intentado trabajar el lenguaje inclusivo, la literatura infantil no esteriotipada y buscar situaciones que hicieran reflexionar a nuestros alumn@s para conseguir acabar con las diferencias entre hombres y mujeres heredadas de un sistema patrialcal”.

Es un proyecto que valoran muy positivamente tanto educador@s como estudiantes: “Todos hemos aprendido en el proceso, los estudiantes y los docentes, ya que muchas veces es fácil caer en el uso del lenguaje o en roles que durante mucho tiempo nuestra sociedad ha dado por normales”, explica Alberola.

Durante 8 días todos los estudiantes del centro se han acercado al feminismo de diferentes maneras con actividades creadas y diseñadas por sus profesor@s teniendo en cuenta sus centros de interés. El objetivo principal del proyecto ha sido promover la igualdad de género entre los niños y las niñas y luchar contra los estereotipos sociales que fomentan la desigualdad pero con este proyecto se han trabajado muchos más:

  • Fomentar la construcción de relaciones más justas e igualitarias.
  • Preparar a los niños y niñas de la forma más adecuada para su inserción en la vida de una forma funcional y activa, atendiendo a sus potencialidades personales.
  • Conocer el sistema sexo-género como una construcción sociocultural para configurar la identidad masculina y femenina.
  • Educar a los niños y a las niñas en la tolerancia, la corresponsabilidad y la solidaridad.
  • Llegar a un tratamiento igualitario entre sexos de las mismas edades.
  • Sensibilizarnos de la importancia de la coeducación, para conseguir unos modelos de relación no sexista.
  • Observar, criticar y eliminar los comportamientos y pautas machistas estereotipados en todos los sectores de la comunidad educativa.
  • Erradicar la violencia en todos sus ámbitos y especialmente la violencia de género adoptando normas de respeto a los demás
  • Analizar reflexiva y críticamente el lenguaje, asumiendo otras alternativas para su uso evitando la desigualdad.

Desde el centro catalán saben de la importancia de la coeducación pero son conscientes que para que exista una coeducación real es necesario trabajarlo también en las familias, los medios de comunicación, la industria musical, el juego y por supuesto la escuela.

0
Comentarios
  1. Má Carolina
    9 de marzo de 2021 16:59

    Wowww que gran proyecto, lograr que todos se unieran y tumbar la barrera de los horarios fue genial para lograr el fin