fbpx

'La Educación activa': un libro hecho por profes para profes

Hablamos de Educación activa cuando nuestro alumnado se siente y es el protagonista de su aprendizaje, llevando a la práctica y a la vida real todo aquello que va aprendiendo, creando interacciones positivas con sus iguales y poniendo en marcha una serie de habilidades sociales que lo hace competente en todos los ámbitos.
RedacciónJueves, 18 de marzo de 2021
0

Roberto Busquiel y Fernando Boillos, coordinadores del libro 'La Educación activa'.

Hecho por profes y para profes. Así es la publicación que han realizado Maestros Innovadores, Alumnos Competentes (MIAC). Un libro que lleva por título La Educación Activa y que se convierte desde la primera página en una declaración de intenciones para conseguir un cambio educativo a través del aula. Este primer libro de MIAC está prologado por el afamado docente Manu Velasco y ha sido coordinado por los docentes Roberto Busquiel y Fernando Boillos, pero en sus páginas cada capítulo está escrito por diferentes docentes y expertos educativos de todo el país.

En las siguientes líneas charlaremos con los coordinadores de esta obra educativa coral. Roberto Busquiel es miembro fundador y coordinador del proyecto MIAC, profesor de Educación Infantil, Primaria y Música desde 2008 en el Colegio “Padre Dehon” de Novelda (Alicante). Experto en Aprendizaje Cooperativo y en formación sobre planes estratégicos de innovación. Por otra parte, Fernando Boillos es un docente licenciado en Comunicación y graduado en Educación Primaria, formador de claustros en metodologías activas y un apasionado de la gamificación, y así lo muestra cada día en sus clases en el Colegio “Sant Josep Carmelitas Misioneras” de Barcelona.

¿Cómo surgió la idea de crear este libro?
—(Busquiel) La Educación activa nace con la idea de crear un proyecto colaborativo enriquecido por la experiencia de diferentes colaboradores de MIAC y expertos en un gran abanico de propuestas y metodologías activas plasmadas en el aula. A raíz de esta idea, Fernando y yo, que también participamos con un artículo cada uno, decidimos ponernos en marcha para reunir a todos los docentes participantes y compartir con ellos la idea principal del proyecto. Desde aquí les queremos agradecer su participación y colaboración a todos ellos y al resto del equipo de MIAC, ya que desde el principio pusieron todo de su parte para que el proyecto saliera adelante.

¿Qué se van a encontrar los lectores/docentes en este libro?
—(Boillos) La situación actual en el aula está dando un giro en las escuelas de todo el mundo. El paradigma de la Educación está cambiando y las clases ya no se reducen a escuchar al docente. Mis sesiones son clases donde priorizo al estudiante y sus necesidades. Intento trabajar por proyectos y retos donde el alumno sea el eje de su propio aprendizaje. Para ello, utilizo gamificación, aprendizaje basado en juegos, destrezas de pensamiento, escape rooms, realidad aumentada, realidad virtual y todas aquellas herramientas metodológicas que me ayuden a conseguir lo mejor de ellos. Pero no estoy solo, cada vez más profesores y maestros intentan hacer las cosas diferentes haciendo del alumno protagonista y creador de su propio aprendizaje. En este libro se van a encontrar con maravillosas propuestas de aprendizaje activo hechas por profes para profes. Podríamos decir que es un vademécum educativo. Además, los docentes que participan son voces expertas en cada tema y seguro no dejan indiferente a nadie.

"

El docente debe ser el encargado de preparar el escenario para que el alumno construya su propio aprendizaje, haciendo preguntas, creando conexiones...

"

¿Qué importancia tiene la Educación activa?
—(Busquiel) Actualmente, hablamos de Educación activa cuando nuestro alumnado se siente y es el protagonista de su aprendizaje, llevando a la práctica y a la vida real todo aquello que va aprendiendo, creando interacciones positivas con sus iguales y poniendo en marcha una serie de habilidades sociales que lo hace competente en todos los ámbitos. Es por estos motivos, por lo que la Educación activa debe estar presente en nuestras aulas a través de distintas herramientas, modelos o metodologías que ayuden a mejorar sus procesos de aprendizaje y siempre con un maestro innovador capaz de guiar todo este proceso, acompañando, facilitando y ofreciendo oportunidades en todo momento.

¿Debe cambiar el rol del docente para llevar a cabo una educación activa?
—(Boillos) Por supuesto que debe cambiar, pero no solo la del profesor, sino también la del alumno. El docente debe ser el encargado de preparar el escenario para que el alumno construya su propio aprendizaje, haciendo preguntas, creando conexiones, observando y analizando al alumno, que debe ser el eje vertebrados y creador de su propio aprendizaje, para ello, las metodologías de las que habla este libro son una gran ayuda.

"

En la Educación actual falta tiempo para lo realmente importante, el tiempo es nuestro gran aliado para cocinar nuestras mejores recetas para el aula

"

¿Qué falta en la Educación actual?
—(Busquiel) Principalmente, en la Educación actual falta tiempo para lo realmente importante, el tiempo es nuestro gran aliado para cocinar nuestras mejores recetas para el aula y es una pena, que cuanto más tiempo necesitamos para lo importante, más tiempo consumimos en lo urgente, resumido en dos palabras, la burocracia y el papeleo. Es algo que las administraciones educativas deben reflexionar y valorar porque si realmente queremos una Educación de calidad, adaptada al siglo XXI y adaptada a nuestra sociedad, los docentes necesitamos ese tiempo para compartir con nuestros equipos de trabajo y para diseñar buenos proyectos que atiendan a la diversidad y la inclusión cada vez más necesaria en nuestras aulas.

¿Estamos ante un cambio de paradigma educativo?
—(Boillos) Pienso que sí. Los docentes cada vez son más partidarios de acabar con un modelo caduco. La sociedad ha cambiado y es obligatorio que las clases y la forma de darlas cambien también. Tengo claro que este cambio debe partir desde las aspiraciones de cada uno, en ese afán de innovar desde el aula de clase. Einstein ya decía que “si queremos resultados distintos, no podemos hacer siempre lo mismo”. Vivimos en un permanente estado de cambio, y la sociedad del conocimiento en la que vivimos esta demandando cada vez más nuevas capacidades y competencias en nuestros alumnos. La Educación del futuro debe ser de clases personalizadas, de grupos más reducidos donde se trabajan competencias y destrezas, donde las habilidades blandas como la inteligencia emocional tienen cada día más importancia. La escuela debe tener nuevos y diferentes espacios, en ella se fomenta la creatividad, el emprendimiento y se trabaja en colaborativo.

"

Ahora los profesores entienden que todos podemos aprender de todos y que nosotros somos a pequeña escala motor de mejora dentro del sistema educativo

"

¿Qué es lo más fácil y lo más difícil para conseguir un aprendizaje con metodologías activas?
—(Busquiel) Lo más fácil es conocer el gran abanico de metodologías activas que hoy en día disponemos en Educación, hay mucho escrito sobre ello, miles de docentes compartiendo su buena praxis en las redes sociales, jornadas y congresos educativos en las que se comparten experiencias docentes muy enriquecedoras poniendo en valor la profesión del docente. Siguiendo estos ejemplos, así lo hemos querido reflejar en La Educación Activa, un libro coral en el que participan grandes maestros y maestras expertos en diferentes metodologías activas, y que de forma generosa comparten sus buenas acciones en el aula. Una lectura práctica y sencilla que hace que tengas un conocimiento de todas ellas y puedas elegir la que más se adapte a tus necesidades. Y lo más difícil para conseguir un aprendizaje con este tipo de metodologías, es ser consciente con una visión globalizada, de la realidad que tenemos, de la necesidad de cambiar nuestro sistema y de moldearlo para ver y vivenciar los cambios y los grandes resultados que podemos conseguir a través de estas metodologías activas. Si todos los docentes conseguimos esto, podemos hablar de un gran cambio en el aprendizaje, en las aulas, un cambio de mentalidad en el alumnado, en la figura del docente y en la educación actual.

¿Por qué deberíamos leer este libro?
—(Boillos) Ya lo hemos dicho, pero es la verdad. Es un libro hecho por profes y para profes. Dentro de sus páginas podemos leer la experiencia y el buen hacer de grandes profesionales de la Educación de nuestro país que generosamente abren la puerta de su clase y comparten su labor docente. No entiendo la innovación sin compartir o comunicar. Antes un docente cerraba la puerta del aula y nadie, excepto sus alumnos, sabía lo que hacía. Ahora esa realidad está cambiando y los profesores entienden que todos podemos aprender de todos y que nosotros somos a pequeña escala motor de mejora dentro del sistema educativo.

0
Comentarios