fbpx

En primera persona: “Me tranquiliza estar vacunada”

Bajo el lema ‘Vacunarse es seguro e imprescindible’, la Comunidad lanzó una campaña de concienciación sobre la importancia de la vacunación. Hablamos con Alba Bartolomé, docente de apoyo del Plan PROA, que explica cómo fue su experiencia con la vacuna de AstraZeneca.
Dolores Sánchez JaimeMartes, 20 de April de 2021
0

Para Bartolomé, es prioritario que las personas tomen conciencia sobre la importancia de la vacunación. CAM

La Comunidad de Madrid lanzó, el pasado 13 de abril, una campaña de concienciación sobre la importancia de vacunarse contra el Covid-19. Bajo el lema Vacunarse es seguro e imprescindible, el Gobierno regional incide en esta afirmación tras los cambios planteados, desde el Ministerio de Sanidad, en torno a las distintas dosis, en especial, en lo que concierne a AstraZeneca, la cual se encuentra en el centro del debate político.

Dicha campaña, cuenta con un video en el que aparecen rostros conocidos del mundo de la comunicación, del deporte y de la gastronomía invitando a seguir acudiendo a los centros de vacunación, o de salud, para recibir la dosis. Unas imágenes que se combinan con las de los ciudadanos madrileños en el Hospital público Enfermera “Isabel Zendal”, en el Wanda Metropolitano o en el WiZink Center.

Y es que las constantes informaciones que la sociedad española está recibiendo sobre la vacunación están generando dudas y miedos sobre la misma. Para conocer más a fondo cómo es el proceso, Alba Bartolomé, una joven de 23 años que trabaja en el Instituto “Nuestra Señora de la Almudena” dando clases de apoyo a jóvenes de Bachillerato con el plan PROA, relató a MAGISTERIO su experiencia.

“Yo imparto clases todos los días de la semana, una o dos horas. Cuando terminaron de vacunar a los docentes del centro, pasaron a los docentes que teníamos contrato con el Plan”, comenzó a explicar. Y continuó: “Mi proceso de vacunación fue un poco largo porque el primer mensaje que me llegó para recibir la dosis en el Hospital “Isabel Zendal” fue el 15 de marzo pero, esa misma tarde, me llegó otro mensaje anulándome la cita porque habían decidido suspender la vacunación con AstraZeneca”.

Una semana después, volvieron a aprobar la vacuna y, por lo tanto, Bartolomé volvió a recibir otro mensaje para vacunarse el día 24. No obstante, la joven no pudo asistir porque tenía que esperar a que su médico le diese el visto bueno, ya que recibe otra medicación. Finalmente, se vacunó el día 26 de marzo, en el Wanda Metropolitano, con AstraZeneca.

“El proceso de citación me pareció sencillo. Te llega un mensaje y tienes que aceptar, anular o cambiar la fecha. En cuanto a la vacunación, llegué al Wanda Metropolitano y, a los cinco minutos, aproximadamente, ya estaba vacunándome, así que fue súper rápido. Además, el personal sanitario fue muy agradable”, indicó.

¿Tuvo efectos secundarios?

Tras una espera de 20 minutos por si tenía algún tipo de reacción momentánea, Bartolomé pudo volver a casa y fue esa misma noche cuando experimentó los efectos secundarios de la vacuna. “Cuando estaba durmiendo, me desperté con fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza y vómitos. Al final, son efectos normales que se me pasaron en dos o tres días. Al cuarto día ya estaba recuperada. No hay que asustarse si se experimentan”, señaló.

"

Si una persona no se vacuna, tiene que saber que los riesgos de contagiarse de Covid son mucho mayores que los de la vacuna

"

Aunque la joven reconoció haber tenido dudas o miedo sobre la vacuna, aseveró que, más bien, se debió a sus circunstancias personales. De igual modo, admitió que también influye lo que se dice en la televisión o lo que la gente puede contar. “Fui con muchos nervios a vacunarme, pero no me arrepiento, para nada, de haberlo hecho con AstraZeneca porque, en mi opinión, son mucho mayores los beneficios que los riesgos. Aunque la hayan vuelto a anular para los jóvenes, pienso que hice lo mejor, y aquellas personas que tengan la posibilidad de vacunarse, deberían aprovecharla porque no todo el mundo la tiene”.

Para Bartolomé, es prioritario que las personas tomen conciencia de la importancia de vacunarse. “Si queremos que esto pase, hay que confiar en la ciencia, en lo que nos dicen porque, desde luego, es el camino más fácil y rápido para que todo esto termine”. No obstante, se mostró comprensiva con la gente que tiene miedo, puesto que es una situación límite que la sociedad nunca antes había vivido, pero reiteró la necesidad de creer en los expertos y en las dosis.

Por otro lado, en lo referente al dilema surgido por la vacunación del personal de las universidades, para Bartolomé habría que vacunar a todos los docentes que den clase presencialmente, con independencia de la etapa educativa. “Como estudiante, si estuviese yendo a la universidad, de manera presencial, me daría quietud y tranquilidad saber que mi profesor está vacunado”, declaró.

"

Si queremos que esto pase, hay que confiar en la ciencia porque, desde luego, es el camino más fácil y rápido

"
No a la vacunación

Tras la marea desatada en torno a AstraZeneca, el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, señaló, en una de las ruedas de prensa semanales sobre la situación epidemiológica y asistencial, que el mismo día que él recibió la vacuna de AstraZeneca, se vacunaron, en el Hospital “Isabel Zendal”, 10.046 personas y, tras el cambio de criterio, 5.679, es decir, la mitad menos.

Al ser preguntada sobre qué opina de las personas que no quieren vacunarse, la joven explicó que están en su derecho de pensar así. “Aunque el peligro es bajo, es verdad que existe. Respeto su opinión, pero no la comparto, ya que, si una persona no se vacuna, tiene que saber que el riesgo de contagio es infinitamente mayor y las consecuencias del Covid son también mucho mayores que las de la vacuna”.

Por último, Bartolomé aconsejó, a todas aquellas personas que tengan dudas sobre si vacunarse o no, que analicen bien lo que leen para evitar que el temor y la incertidumbre se apodere de ellos. Igualmente, insistió en la importancia de pensar que los beneficios de la vacunación son más grandes que los riesgos. Y finalizó: “A mí, personalmente, me tranquiliza estar vacunada”.

Vacunación Covid-19: Preguntas comunes

  • En un documento elaborado por el Ministerio de Sanidad, se responde a varios interrogantes. En el caso de por qué debería una persona vacunarse, se expone que la vacunación se realiza para proteger, directamente, a cada persona, pero también, indirectamente, al resto de la población.
  • De igual modo, si ocurre una reacción adversa tras la vacunación, se debe buscar atención sanitaria en su centro de salud u hospital de referencia, en función de la importancia de la reacción.
  • Por otro lado, apuntan que es necesario mantener las medidas no farmacológicas de protección frente al Covid-19. “Es importante recordar que las vacunas requieren de un tiempo tras su administración para que el organismo desarrolle la protección frente al virus. Además, ninguna vacuna es 100% eficaz, es decir, que algunas personas pueden no generar una respuesta inmune protectora frente a la enfermedad, a pesar de ser vacunadas. Por lo tanto, es primordial seguir manteniendo las medidas de protección individual como lavado de manos o distancia interpersonal”.
0
Comentarios