fbpx

Reino Unido continúa siendo un referente educativo pese al ‘brexit’

A pesar de las complicaciones producidas por el ‘brexit’, el Reino Unido continúa siendo un destino idóneo para que los estudiantes europeos cursen sus estudios de grado.
Adrián ArcosMiércoles, 7 de abril de 2021
0

Estudiar en el Reino Unido supone una experiencia de vida para los estudiantes que obtendrán las herramientas fundamentales para su futuro. © 4KCLIPS

La salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero de 2020 ha tenido consecuencias a nivel político, económico, social y también educativo. En el curso 2018-19 había aproximadamente medio millón de estudiantes internacionales en Reino Unido, de los cuales 140.000 eran europeos. Pero desde el pasado año se ha abierto un nuevo escenario para los estudiantes de la UE que elijan este país para sus estudios universitarios.

Antes del brexit, los alumnos comunitarios pagaban las mismas tasas universitarias que los estudiantes británicos y tenían, además, acceso a un préstamo gubernamental para financiar sus estudios. El Gobierno británico ha garantizado estas condiciones para todos los estudiantes que comenzaron en 2020 y las mantendrán hasta que terminen sus estudios. Sin embargo, aquellos que empiecen en septiembre de este año 2021, pasarán a ser considerados estudiantes internacionales, por lo que tendrán que pagar las tasas universitarias correspondientes sin posibilidad de solicitar el préstamo.

Las tasas universitarias para los internacionales varían en función de la carrera que quieran estudiar y de la universidad que elijan. Los precios oscilan entre las 13.000 libras (cualquier grado en Cardiff Metropolitan) y las 40.000 del grado de Medicina en Oxford. Como regla general, las carreras en las ramas de humanidades y ciencias sociales tienen un coste menor que los grados en ramas científicas o clínicas.

Aunque, a priori, estas tasas parecen elevadas, desde IEC, empresa líder en orientación universitaria internacional, recuerdan que “los grados en el Reino Unido suelen ser más cortos, lo que reduce los costes; además, si lo comparamos con otros destinos educativos de primer nivel, como EEUU o Australia, la relación calidad-precio resulta excelente”.

Muchas universidades británicas han puesto en marcha numerosas iniciativas para apoyar y ayudar a los estudiantes europeos

La parte positiva es que las universidades británicas han puesto en marcha numerosas iniciativas para apoyar y ayudar a los estudiantes europeos. Por ejemplo, las universidades de Oxford Brookes, Portsmouth, South Wales, Swansea y UWE Bristol han decidido congelar las tasas a los europeos para que paguen lo mismo que los estudiantes británicos.

Otras universidades concederán un mayor oferta de becas a estudiantes internacionales que empiecen su grado en septiembre. La Universidad de South Wales, por ejemplo, concede en torno a las 4.000 libras, lo que permitirá que las tasas se mantengan en 9.000 libras al año. Y UAL confirma una ayuda de transición para europeos que se traduce en un descuento de 10.000 libras para los estudiantes de grado y de 5.000 para los de posgrado. Otras universidades que ofrecen becas son UCA, Aston, UWE Bristol, Edinburgh Napier o Warwick (con 250 becas).

Por su parte, la Universidad de Aberystwyth ofrece alojamiento gratuito (valorado en 3.800 libras al año) a los estudiantes internacionales. La lista no deja de crecer, una clara señal de que las universidades apuestan por la diversidad cultural en sus campus y que para lograrlo no están dispuestas a perder a los alumnos europeos.

Los estudiantes europeos tendrán que solicitar un visado para cursar sus estudios en Reino Unido

Otra consecuencia del brexit es que los estudiantes europeos tendrán que solicitar un visado para cursar sus estudios en Reino Unido. Para obtenerlo, el Gobierno británico ha establecido un sistema de puntos: será necesario obtener un total de 70 para que lo concedan. El proceso de solicitud de visado puede realizarse seis meses antes del inicio del curso y tiene un coste de 348 libras.

Pero a pesar de todas las consecuencias negativas, la realidad demuestra que estudiar en Reino Unido continúa mereciendo la pena. Según Sandra Páramo, directora de Relaciones Internacionales y Acuerdos de IEC, “la Educación británica continúa siendo un referente y un destino idóneo para que los estudiantes españoles cursen sus estudios de grado o posgrado”.

El Reino Unido tiene las universidades con más tradición e historia del mundo

El Reino Unido tiene las universidades con más tradición e historia del mundo; universidades como Oxford y Cambridge se encuentran entre las más antiguas. Este acervo cultural hace que sus universidades estén entre las más prestigiosas del mundo y ocupen siempre los primeros puestos de los rankings internacionales.

Uno de sus aspectos más atractivos es la enorme variedad de grados, con una oferta de hasta 50.000 cursos distintos en más de 25 áreas de estudio. Esta diversidad permite hacer combinaciones de grado muy particulares, algo que en nuestro país sería impensable, como música y matemáticas o bioquímica y francés.

Otra de sus ventajas es una duración más corta de los grados. También permite añadir un año de prácticas en empresas entre el segundo y tercer año, lo que se conoce como Sandwich Year.

En definitiva, supone una experiencia de vida para el estudiante que le ayudará a obtener las herramientas fundamentales para su futuro personal y profesional.

¿Por qué estudiar en Reino Unido?

  1. Tradición, excelencia y prestigio. El Reino Unido tiene las universidades con más tradición, historia y prestigio del mundo.
  2. Gran variedad de grados. Las universidades ofrecen hasta 50.000 cursos en más de 25 áreas. Esta diversidad permite hacer combinaciones de grado muy particulares.
  3. Duración más corta de los grados. Los grados son más cortos que en otros países, lo que supone una reducción considerable de las tasas académicas y los costes de vida.
  4. Posibilidad de hacer prácticas. El sistema universitario permite añadir un curso de prácticas en empresas entre el segundo y tercer año (el Sandwich Year).
  5. Desarrollo de competencias laborales. Este sistema prepara para un mercado laboral muy competitivo, en el que las empresas demandan más destrezas específicas en lugar de conocimientos teóricos. Se fomentan, además, el pensamiento crítico e independiente, y las habilidades creativas y de análisis.
  6. Alta empleabilidad. En el Reino Unido el porcentaje de estudiantes que encuentran trabajo al finalizar sus estudios es muy alto; algunas universidades incluso llegan a alcanzar un 95%.
  7. Buena relación calidad-precio. Si comparamos las tasas académicas de las universidades británicas con otros destinos educativos, como EEUU o Australia, estas resultan mucho más económicas.
  8. Ambiente internacional y multicultural. El alumno va a estudiar en un ambiente multicultural, con estudiantes de todas las partes del mundo. Esto enriquece el aprendizaje en el aula y también la experiencia vital, al ofrecer a los alumnos una visión más completa y diferente del mundo.
0
Comentarios
  1. Gabe Abrahams Lincoln
    8 de abril de 2021 07:53

    Reino Unido acertó saliendo de la UE. Todo irá bien

    Gabe Abrahams Lincoln