fbpx

Garantizar los derechos de los menores ante la crisis en Ceuta

Casi un tercio de los migrantes que llegaron a la ciudad eran menores con perfiles muy vulnerables y susceptibles de recibir protección oficial.
RedacciónMartes, 25 de mayo de 2021
0

Unos 1.500 menores, de los que casi 700 se encuentran sin tutela, entraron a Ceuta durante la avalancha. © SAVE THE CHILDREN

“Ceuta necesita ayuda para gestionar esta situación. Es necesario contar con un protocolo ágil de respuesta compartida tanto a nivel español como a nivel de la Unión Europea. Urge establecer un mecanismo de reparto interterritorial en nuestro país y en Europa para equilibrar responsabilidades entre comunidades autónomas y los países fronterizos”, afirma Catalina Perazzo, directora de Incidencia Social y Política de Save the Children.

Menores de edad

Se estima que alrededor de un tercio de las personas que entraron a Ceuta eran menores. Muchos de ellos tuvieron que permanecer solos en el agua manteniéndose a flote esperando a ser rescatados por los equipos de salvamento.

De acuerdo con la legislación española, así como con la jurisprudencia del Tribunal Superior, los menores en vez de ser devueltos a Marruecos pasan a estar bajo tutela del Gobierno ceutí. Aquellos que no porten documentación que acredite su minoría de edad tendrán que someterse a pruebas para confirmarla.

"Ceuta necesita ayuda para gestionar esta situación y un protocolo ágil de respuesta"

“Los convenios internacionales en materia de protección internacional y de derechos de la infancia impiden estas devoluciones sistemáticas y colectivas en caliente. Se trata de una práctica que no vela por el interés superior del menor. Debemos asegurar que se realice una valoración individual y personalizada de los perfiles más vulnerables que necesitan protección”.

Respuesta humanitaria

La organización considera que la situación en Ceuta requiere de una rápida respuesta humanitaria y un apoyo inmediato a los servicios de protección de la infancia para poder realizar una adecuada atención psicosocial con personal especializado que valore las necesidades de protección de la infancia, las mejores soluciones para su situación personal, así como los posibles riesgos en origen y garantizar así sus derechos.

Actualmente, no hay un protocolo de actuación que permita identificar a los perfiles más vulnerables y susceptibles de recibir protección, como los niños y niñas, las personas solicitantes de asilo y las víctimas de trata. Es necesario un mecanismo de cribado inmediato tras la entrada al territorio.

"Las devoluciones sistemáticas y colectivas en caliente son una práctica que no vela por el interés superior de los menores"

Save the Chidren también resalta que el hecho de que haya menores que entren acompañados por sus familias no impide que éstos necesiten protección específica y aboga por que la identificación de perfiles vulnerables les incluya. 

En ese sentido, deberá valorarse una posible reagrupación familiar siempre que sea acorde al interés superior individual de cada niño o niña, una vez se les haya escuchado y siempre que se localice a su familia.

Políticas migratorias

Save the Children aboga por un giro drástico en las actuales políticas migratorias de España y la Unión Europea para que no estén centradas en el control de fronteras y su externalización.

Es necesaria una gestión integral con canales de migración legales y seguros para el acceso a Europa y con mecanismos de responsabilidad conjunta entre todos los territorios involucrados para permitir reaccionar rápidamente frente a situaciones como esta.

Deben conocerse las necesidades en origen de las personas que migran forzosamente para poder llevar a cabo políticas de cooperación que den respuesta a estas situaciones.

Las organizaciones de infancia son conscientes de la magnitud y las dimensiones de esta crisis humanitaria y por esa razón se ponen a disposición de las administraciones españolas para aquellos recursos y personal que pudieran aportar.

0
Comentarios