fbpx

Ramón Cid: "El ajedrez es una excelente herramienta pedagógica"

Practicar ajedrez no solo mejora la habilidad para asignaturas como las matemáticas, sino la capacidad de concentración, la memoria, la comprensión lectora y la disciplina.
Teresa ÁlvarezMiércoles, 5 de mayo de 2021
0

Las diferencias en el porcentaje de chicos y chicas que participan en esta actividad son abrumadoras

Para muchos se trata de una actividad aburrida. Para otros resulta apasionante. Lo que está claro es que el ajedrez no deja indiferente a nadie, incluidos los más pequeños de la casa. Esta práctica atraviesa un momento dulce en la actualidad, el cual se puede apreciar en la alta presencia de participantes jóvenes que los clubes registran. En MAGISTERIO hemos conversado con uno de los responsables de estos centros, Ramón Cid, con quien hemos analizado los beneficios que aporta la práctica del ajedrez en los más jóvenes, así como los motivos que han hecho que crezca.

Desde su punto de vista, ¿en qué situación se encuentra la práctica del ajedrez por parte de los jugadores más jóvenes?
—A pesar de la avalancha de consolas, videojuegos y variopintos dispositivos electrónicos de toda índole, que ofrecen satisfacción inmediata con mínimo esfuerzo; y pese a que jugar al ajedrez y progresar en el juego requiere de mucha dedicación y esfuerzo, la práctica del ajedrez entre los más jóvenes está en plena efervescencia. No en vano la demanda de clases y cursos sigue creciendo día a día.

¿Cree que la pandemia o series de televisión famosas como Gambito de dama han influido en el aumento del interés por esta práctica?
—Con la pandemia las partidas tradicionales con tablero, piezas y reloj han sido sustituidas por las partidas online y esta modalidad ha experimentado un ascenso espectacular hasta niveles nunca antes imaginados. Varios portales de ajedrez de internet tienen cientos de miles de jugadores registrados de todo el mundo y se juegan miles de partidas durante las 24 horas del día. Hoy por hoy jugar al ajedrez online es gratis, cómodo y más fácil que nunca. Esto aparentemente es una ventaja, pero por otro lado se pierde el encanto de jugar contra un rival al que podemos ver y con quién podamos comentar los lances la partida, algo que instructivamente es muy recomendable. Respecto a Gambito de dama, creemos que muy probablemente, estimulados por esta serie, en nuestro club hemos recibido peticiones de jóvenes que en su día dejaron el ajedrez y que ahora quieren retomar la actividad y aumentar su nivel de juego. Igualmente son muchos los padres que están interesados en que sus hijos aprendan a jugar al ajedrez, sabedores de los beneficios que la práctica del mismo les aporta.

"

Los niños que juegan al ajedrez aumentan significativamente sus calificaciones en matemáticas

"

¿Hay más niños que niñas integrándola? ¿Qué motivos cree que existen para que se dé esta diferencia?
—La presencia masculina en ajedrez es abrumadora. Aproximadamente solo una jugadora por cada diez jugadores está federada. En ajedrecistas de iniciación, de hasta 10 o 12 años, los porcentajes se igualan un poco, pero a partir ahí la mayoría de las niñas pierden el interés y abandonan la actividad. No tengo claro el porqué de estas realidades. Probablemente ciertos roles arraigados desde tiempos inmemoriales y otras costumbres socioculturales son responsables en gran medida de este desfase. Conviene recordar que estas diferencias también tienen lugar en otras actividades y profesiones sin que exista una explicación clara al respecto. Hay hipótesis que tratan de justificarlo científicamente apuntando a diferencias hormonales donde intervienen andrógenos, estrógenos… En cualquier caso, esperamos que un futuro próximo sociólogos y científicos puedan poner más luz al asunto.

Para aquellos niños y jóvenes que practican el ajedrez, ¿qué beneficios cree que puede aportar esto a sus estudios?
—El ajedrez es una excelente herramienta pedagógica. De hecho, diversos estudios vinculan la relación directa que tiene con las matemáticas y está demostrado que los niños que juegan asiduamente al ajedrez aumentan significativamente las calificaciones en esta materia. También mejoran la capacidad espacial, la comprensión lectora, la memoria, la concentración y la disciplina, capacidades todas ellas que contribuyen a obtener un mejor expediente académico.

"

Dividimos el ajedrez en dos vertientes: la pedagógica y la deportiva

"

¿Y a la vida en general?
—Fomenta el espíritu crítico, la inteligencia emocional, la toma de decisiones, la empatía, la superación de dificultades, la resolución de problemas, la creatividad y las relaciones sociales.

Dentro de vuestra organización, ¿cómo funcionáis?
—Dividimos el ajedrez en dos vertientes fundamentales: la pedagógica y la deportiva. En la vertiente pedagógica impartimos clases presenciales y grupales a niños a partir de los cuatro años. Les enseñamos los movimientos y los conceptos básicos del juego “nivel de iniciación”. A la vez que aprenden, les inculcamos los nobles valores del juego fomentando la generosidad, la deportividad y el respeto hacia los rivales. En esta fase la actividad se plantea como un simple juego interesante y divertido. La vertiente deportiva se desarrolla cuando los niños mejoran su fuerza de juego. Las clases son más largas y exigentes, profundizamos en temas de aperturas, finales, táctica y estrategia. Comienza otra etapa más enfocada al ámbito competitivo-deportivo. En esta etapa, complementariamente a las clases grupales, los alumnos más apasionados reciben clases individuales, que suelen impartirse de forma online. Paralelamente se organizan mini torneos, partidas amistosas, campeonatos de problemas… Todas estas actividades, adaptadas convenientemente a la edad y el nivel de juego.

"

Se echa en falta que los responsables de los centros públicos fomenten más esta actividad

"

¿Qué incidencia está teniendo la pandemia a la hora de organizaros?
—Lamentablemente, con la pandemia las clases presenciales están suspendidas. Ahora solo impartimos clases de forma telemática. Los niños no pueden socializar entre sí y perdemos parte de los beneficios pedagógicos. Nuestra actividad se reduce a clases y actividades online, y a algunas partidas esporádicas en el club, con aforo reducido y respetando los protocolos sanitarios.

¿Recomendaría que en los centros educativos se implantase esta práctica a través de actividades extraescolares o en las propias asignaturas?
—Lo dicen múltiples estudios científicos, que avalan los beneficios que el ajedrez puede aportar en edades tempranas. Nosotros impartimos clases en varios colegios de Toledo. No obstante, casi todos son concertados o privados. Se echa en falta que los responsables de los públicos fomenten más la actividad en estos centros.

0
Comentarios