fbpx

El Aula del Futuro: un proyecto de transformación de espacios educativos

Francisco J. Masero describe a continuación el proceso de creación del Aula del Futuro del Centro de Profesores y de Recursos de Zafra, un espacio diseñado para ofrecer tanto al profesorado como al alumnado de la demarcación y de toda Extremadura un nuevo concepto de espacio educativo basado en la iniciativa del Future Classroom Lab de European Schoolnet.
Carmen IglesiasMiércoles, 14 de julio de 2021
0

Francisco J. Masero es Asesor de Tecnologías Educativas del CPR de Zafra. Master en Educación y TIC. Code Week Leading Teacher. Embajador Aula del Futuro. Miembro de asociaciones como ApS Extremadura. y Aulablog.

En un primer apartado, se describe el origen del proyecto y las características más destacables. En la segunda parte, se analiza de forma más detenida el proceso de creación del Aula del Futuro del CPR de Zafra. En un tercer apartado se describen cada una de las dimensiones que hacen de este proyecto un espacio singular: las zonas de aprendizaje y su mobiliario, los recursos tecnológicos y pedagógicos que presenta y cómo favorece el desarrollo de las metodologías activas. Finalmente, se ofrece una reflexión acerca del funcionamiento de estos espacios en la nueva normalidad y una síntesis con las conclusiones del proyecto.

EL PROYECTO AULA DEL FUTURO

El proyecto Aula del Futuro tiene su origen en la iniciativa europea Future Classroom Lab (FCL) puesta en marcha por European Schoolnet en Bruselas a partir de los resultados del proyecto de investigación y desarrollo realizado por iTEC (Innovative Technologies for Engaging Classrooms, 2010-2014) para transformar y mejorar el uso de la tecnología en la educación pre-universitaria. De dicho estudio se extrajeron una serie de conclusiones que apuntaban a la necesidad de reconsiderar el papel de la pedagogía, la tecnología y el espacio en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Como consecuencia, se crea el Aula del Futuro, un espacio flexible y dividido en seis zonas de aprendizaje cada una de las cuales ha sido concebida, por su distribución espacial, su mobiliario y su dotación tecnológica, para realizar un determinado tipo de actividades que potencien un determinado estilo de enseñanza y aprendizaje. Este modelo obliga, a alumnos y profesores, a un cambio de roles, lo cual implica un cambio metodológico.

Las seis zonas de aprendizaje se denominan: “Crea”, “Interactúa”, “Presenta”, “Investiga”, “Intercambia” y “Desarrolla”.

Diseño de la Future Classroom Lab de Bruselas, distribuida en 6 espacios: 

La zona Crea está concebida para que el alumnado pueda planificar, diseñar y producir su propio trabajo, por ejemplo, una producción multimedia o una presentación. En esta zona de aprendizaje, se transforma el papel del alumnado de meros consumidores de información a creadores de contenido. La interpretación, el análisis, el trabajo en equipo y la evaluación son partes importantes del proceso creativo que tiene lugar en esta zona.

El propósito de la zona Interactúa es mejorar la interactividad y la participación de los estudiantes en los espacios de aprendizaje tradicionales a través del uso de la tecnología. Para ello, se recurre a herramientas que van desde dispositivos individuales como tabletas y teléfonos inteligentes, hasta pizarras interactivas. En esta zona el aprendizaje implica la participación activa de los profesores y los alumnos.

En la zona Presenta, el alumnado cuenta con un conjunto de herramientas y recursos para presentar, entregar y obtener retroalimentación sobre su trabajo, tanto presencialmente como en línea. La presentación, entrega de trabajos, publicación  e intercambio online son aspectos que deben ser tenidos en cuenta en la planificación de las actividades y tareas, y que permiten acostumbrarse a los estudiantes a usar recursos en línea y familiarizarse con los principios de eSafety.

La zona Investiga está diseñada para fomentar en el alumnado la capacidad de descubrir por sí mismos dándole la oportunidad de adoptar un papel activo y preeminente. En esta zona, el profesorado puede promover el aprendizaje basado en proyectos y en la investigación para mejorar las habilidades de pensamiento crítico de los alumnos y alumnas. La flexibilidad de los elementos de esta zona posibilitan el trabajo en grupos, parejas o individual.

En el modelo Aula del Futuro la capacidad colaborativa de alumnos y profesores adquiere un enorme valor y este aspecto se trata de potenciar en la zona Intercambia.  No obstante, el trabajo en equipo se lleva a cabo mientras se investiga, crea y presenta. La calidad de la colaboración implica tener en cuenta elementos como la propiedad, la responsabilidad compartida y la de toma de decisiones dentro de los grupos. Las TIC pueden ayudar a crear una forma más rica de comunicación y colaboración. La colaboración en el aula del siglo XXI no se limita a la comunicación presencial y sincrónica, sino que puede realizarse en línea y también de forma asincrónica.

La zona Desarrolla es un espacio para el aprendizaje informal y la autorreflexión. Esta zona está diseñada para que los alumnos puedan realizar el trabajo escolar de manera independiente y autónoma. Esta capacidad de aprendizaje autodirigido junto con la posibilidad de dar cabida a los intereses propios de cada alumnos permiten que el aprendizaje puede extenderse fuera de los entornos formales del aula reforzando las habilidades de autorreflexión y metacognición de los alumnos.

En nuestro país, el INTEF se encarga del desarrollo y difusión del Aula del Futuro a través de su página web, donde podemos encontrar recursos, como el Kit de herramientas, experiencias en centros educativos, actividades de formación o los datos para contactar con los embajadores, figura que promociona a nivel regional el proyecto.

Estructura del Aula del Futuro del INTEF, reduciendo a cuatro los espacios de aprendizaje.

Más concretamente, en la comunidad autónoma de Extremadura, la apuesta por este proyecto es más que evidente, incluyéndose una nueva línea de innovación dentro del Programa InnovaTed denominada Aulas del Futuro en Extremadura (AdFE), que permitirá a los centros de la región en el próximo curso llevar a cabo este proceso de transformación de espacios de forma organizada.

El Programa Aulas del Futuro en Extremadura se encuentra incluido dentro del Plan InnovaTed, que persigue la implantación en los centros educativos de procesos de innovación mediante el uso de las tecnologías de la educación.

Los participantes en este proyecto diseñarán y transformarán uno o varios espacios ya existentes en su centro para adaptarlos a los elementos básicos de este programa educativo. El espacio resultante debe tener las siguientes características:

  1. Diseño del aula como un espacio modular y flexible que permita el desarrollo de diferentes actividades de modo simultáneo, ya sea por la creación de distintas áreas o rincones, ya sea por la versatilidad de su equipamiento.
  2. Mobiliario que facilite el desarrollo de actividades de distinto tipo y facilite el trabajo en grupo, incluso cuando estas tareas se realicen de modo simultáneo.
  3. Dotación tecnológica estable en el aula, tanto en lo referido a equipos como a conexiones.

Queremos destacar que este proceso no sólo se centrará en la transformación de espacios, sino que desde el punto de vista metodológico, la participación en el Programa AdFE implicará lo siguiente:

  • Utilización sistemática de tecnologías digitales en los procesos de aprendizaje. Transversalidad entre los distintos ámbitos curriculares, que puede incluir la colaboración, en un mismo período, de docentes de distintas áreas o materias.
  • Uso de metodologías activas con un papel relevante, y también activo, del alumnado.
  • Diseño de procesos educativos basados en el aprendizaje competencial, entendido este como un principio organizador del currículum que pretende desarrollar un conjunto de comportamientos sociales, afectivos y habilidades cognoscitivas, psicológicas, sensoriales, emocionales y motoras que permiten llevar a cabo adecuadamente un papel, un desempeño, una actividad o una tarea.
  • Fomento de actividades que faciliten el desarrollo en el alumnado de las conocidas como competencias del siglo XXI, o habilidades blandas, y que ayuden al alumnado extremeño a participar activamente de una sociedad que debe estar en continuo aprendizaje.

Como ejemplo de este proyecto en la región extremeña creamos el Aula del Futuro del CPR de Zafra, un modelo inspirador para los docentes extremeños, que describimos a continuación y que está sirviendo de referente a muchos centros de la región a iniciar este proceso de transformación.

EL PROYECTO AULA DEL FUTURO DEL CPR DE ZAFRA

El Aula del Futuro de Zafra surge de la apuesta firme del Centro de Profesores y Recursos (CPR) nuestra localidad por ofrecer tanto al profesorado como al alumnado de la demarcación y de toda Extremadura un nuevo concepto de espacio educativo basado en esta iniciativa. Ha sido el primer proyecto nacional en recibir el Sello Centro Aula del Futuro, acreditación por parte del INTEF que permite distinguir estos espacios dentro de la red y reconocer el proceso de transformación de espacios realizado.

Diploma e Insignia otorgados por INTEF al CPR de Zafra como reconocimiento por ser Centro Aula del Futuro

La ausencia de un Aula de estas características en nuestra comunidad autónoma, unida al respaldo decidido de Sergio García como nuevo director del centro, y mi visita como asesor de tecnologías educativas al Aula del Futuro de Bruselas y del INTEF en Madrid, nos sirvió de acicate, proporcionando el estímulo necesario para emprender durante el verano de 2019 el proceso de transformación de una de las salas-almacén menos utilizadas de nuestro centro en un nuevo espacio facilitador de experimentación tecnológica y aplicación de metodologías activas.

También consideramos que el concepto de recurso educativo ha cambiado con el paso de los años. Lo que antes se centraba en materiales bibliográficos, está siendo sustituido en la actualidad por recursos tecnológicos. Las revistas, manuales y libros del CPR son utilizados mínimamente por el profesorado de la demarcación, mientras que se solicitan en mayor medida material tecnológico como robots, tablets o equipos de sonido, entre otros.

La filosofía de este proyecto se resume en las siguientes líneas:

  • El Aula del Futuro es un proyecto pionero en Extremadura, ya que aunque existen experiencias de creación en otras comunidades, no se había implementado aún en nuestra región.
  • Facilita el uso de los recursos tecnológicos por parte de los centros educativos. Utilizar la tecnología de forma aislada no tiene ningún sentido si no viene acompañada de algún aprendizaje por parte del alumnado.
  • Desarrolla las competencias clave del alumnado y profesionales del docente, siendo un proyecto que permite al alumnado mejorar en todas las competencias, pero principalmente en la  digital, matemática, ciencia y tecnología y aprender a aprender. También el profesorado mejorará su competencia profesional, tanto en el aspecto metodológico como en el digital, consiguiendo una mayor capacitación gracias al trabajo con los recursos tecnológicos y a la práctica con metodologías activas.
  • Favorece la aplicación de las metodologías activas en el aula. El proyecto de Aula del Futuro mejora la utilización de metodologías como el Aprendizaje Basado en Proyectos, la Clase Invertida o el Aprendizaje Cooperativo, aportando mejoras en la capacitación docente del profesorado en el contexto educativo. La creación de espacios educativos que favorezcan el desarrollo de estas metodologías es un factor clave para que se pueda llevar a cabo una renovación pedagógica, y el Aula del Futuro se presenta como un proyecto que promueve su uso.
  • Ayuda a la creación de nuevos materiales digitales para ser utilizados en el Aula del Futuro. El  proyecto no puede desarrollarse en su máxima expresión sin unos recursos que favorezcan la puesta en práctica de la tecnología existente en los centros educativos.
  • Finalmente, destacar que la vocación del proyecto es que sea replicable, es decir, que pueda ser copiado y adaptado a cualquier centro educativo. El Aula del Futuro del CPR de Zafra servirá para que los centros educativos de la región experimenten y puedan comprobar los beneficios de contar con un espacio de estas características.

Para la construcción del Aula del Futuro se llevaron a cabo una serie de fases. En primer lugar, se realizó un proceso de investigación, conociendo los distintos espacios de este tipo y conociendo en mayor profundidad los espacios existentes en Bruselas y Madrid. El siguiente paso consistió en el diseño del del Aula, con objeto de distribuir de forma racional los espacios y los recursos. Para ello utilizaron HomeByME, aplicación gratuita y de fácil manejo que permite diseñar un proyecto de forma sencilla y con un gran acabado gráfico. Además de organizar el espacio a escala, de forma rápida y precisa, esta aplicación contiene un extenso catálogo de materiales, mobiliario y recursos tecnológicos que facilitaron el proceso de creación de nuestro Aula. Puede acceder a una simulación del aula en 3D el siguiente enlace.

La herramienta HomeByMe permitió elaborar de forma virtual el espacio

En cuanto a la fase de construcción, se establecieron varias premisas: incluir los recursos tecnológicos con los que ya contaba el CPR en propiedad, reciclar, remodelar y/o reacondicionar algunos materiales obsoletos y adquirir nuevo mobiliario que facilitase el trabajo en grupo, el aprendizaje colaborativo y el desarrollo de proyectos. Queremos incidir en la idea de que la creación de un espacio de estas características no tiene por qué ser caro ni necesitar un presupuesto elevado. Lo más importante es aprovechar los recursos existentes y reutilizar material obsoleto, dándole una nueva utilidad acorde con lo que demande el centro educativo.

La transformación del espacio es evidente, como puede verse en la siguiente galería de imágenes, donde se muestra de forma cronológica el cambio experimentado. El resultado actual del Aula del Futuro es un lugar acogedor, que invita a la investigación, la experimentación y el trabajo colaborativo.

Vista panorámica del Aula del Futuro del CPR de Zafra

Analizaremos a continuación el proyecto en su totalidad. Podemos decir que nuestro Aula del Futuro nace de la confluencia de varias dimensiones: el espacio físico, el mobiliario existente en este lugar, los recursos tecnológicos disponibles, los recursos o materiales didácticos que empleemos y las metodologías activas que se vayan a utilizar. Pero nada de lo que organicemos tendrá sentido sin los sujetos participantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje: el profesorado, que realizará la función de guía y orientación en el desarrollo de las actividades; y el alumnado, verdadero protagonista del proyecto y la principal razón sobre la cual se articula todo lo demás.

Dimensiones del Proyecto Aula del Futuro del CPR de Zafra

A continuación realizaremos un análisis de cada una de estas dimensiones, describiendo el proceso de creación y los detalles que permiten que todas las piezas encajen para favorecer de la mejor manera la experiencia de aprendizaje y el desarrollo de actividades y tareas.

LOS ESPACIOS DE APRENDIZAJE: LAS ZONAS DEL ADF CPR ZAFRA

El Aula del futuro del CPR de Zafra presenta una división por zonas de actividad, que tienen como finalidad favorecer y estimular los procesos de enseñanza y aprendizaje, haciendo del alumno el protagonista de todo el proceso. Para esta diferenciación de espacios, se ha optado por seguir el modelo de la Future Classroom Lab de Bruselas, que divide el Aula en seis zonas de aprendizaje: investiga, interactúa, intercambia, desarrolla, crea y presenta.

El Aula del Futuro Zafra cuenta con seis espacios o zonas de aprendizaje

Cada zona está asociada a un color determinado y tiene un lugar establecido dentro del espacio, aunque esto no debe condicionar el desarrollo de las actividades. La esencia del Aula del Futuro es que el espacio debe adaptarse a la actividad de enseñanza-aprendizaje que se va a realizar y no al contrario. Un proyecto no tiene por qué contar con actividades en todas las zonas ni desarrollarse en un espacio restringido. La idea de adaptabilidad debe primar en todo momento: ubicaremos los espacios en función de lo que requiera la tarea. Aun así, es interesante diferenciar por zonas para que el trabajo del alumnado pueda desarrollarse de forma efectiva y para ello resulta muy interesante asignar espacios en función del trabajo que queramos llevar a cabo, como puede verse en la siguiente descripción.

A continuación, os presentamos una simpática visita por el Aula del Futuro, realizada con la técnica Stop Motion, que os permitirá conocer mejor las diferentes zonas con las que cuenta este espacio del CPR de Zafra.

 

EL MOBILIARIO: DISTINTOS ENSERES PARA DISTINTOS APRENDIZAJES

Aunque no creemos que sea un elemento determinante a la hora de realizar unas actividades concretas, lo cierto es que el mobiliario influye significativamente en la forma en cómo se producen estos aprendizajes. La forma en cómo nos sentamos, cómo compartimos los materiales o cómo presentamos la información condicionará el modo en el cual el alumnado trabajará individual o colectivamente, más o menos motivado o con mayor o menor grado de concentración e implicación en la tarea.

En el Aula del Futuro del el CPR de Zafra el mobiliario existente podemos catalogarlo en varios tipos, en función de su antigüedad y si ha sido material adquirido, adaptado o reutilizado:

  • Antiguo material:

Gran cantidad del material existente en el Aula del Futuro, como las sillas y las mesas, son parte del antiguo mobiliario del CPR de Zafra.

  • Material adaptado. Un buen ejemplo es la mesa de robótica, creada a partir de dos antiguas mesas y mejorada para nuevos usos. Destacar que los bordes laterales pueden bajarse, dando la posibilidad de utilizar esta mesa para otros usos, como el trabajo colaborativo.

La mesa de robótica presenta unas bisagras que permiten bajar los bordes

También puede mencionarse en este espacio los vinilos de las ventanas, que reducen el nivel de luminosidad y mejoran la estética del conjunto.

Los vinilos han sido adaptados de los modelos existentes en la FCL de Bruselas

  • Material construido: existe mobiliario que su adquisición puede ser muy costosa, pero que podemos construir de forma más económica. Este es el caso de dos graderíos, construidos para permitir al alumnado estar sentados en las zonas de presentación e intercambio de ideas y que permite también el almacenamiento de material en su zona posterior. Destacar que a este material se le incorporaron posteriormente ruedas, para favorecer su movilidad por los espacios del Aula del Futuro.

Las gradas permiten la visualización cómoda en los espacios de presentación

  • Nuevo material: dentro del presupuesto que pudimos destinar a este espacio se contempló la compra de nuevo material, que dotase al espacio de mayor versatilidad y favoreciese el trabajo colaborativo. En este sentido se adquirieron varias mesas para el trabajo por proyectos (adaptables a varias alturas), sillas móviles giratorias (con espacio de escritura y almacenaje) y taburetes (para favorecer el trabajo en otros espacios). Además, podemos considerar dentro de este espacio el cristal, que se ubicó en la zona Crea, añadiendo un nuevo espacio para la escritura y que permita nuevas formas de utilizar el espacio.

En la adquisición de nuevo material se incluyeron sillas giratorias, taburetes, mesas ajustables en altura y la incorporación de un cristal divisorio para favorecer la escritura en su superficie

LOS RECURSOS TECNOLÓGICOS: HERRAMIENTAS AL SERVICIO DEL APRENDIZAJE

Ni los espacios de aprendizaje ni el mobiliario tendrían sentido sin unas herramientas que permitieran al alumno llevar a cabo las actividades planteadas. Estos recursos, en el Aula del Futuro del CPR de Zafra, son fundamentalmente los tecnológicos. Gracias a ellos podemos llevar a cabo una mayor variedad de actividades y adaptar mejor el proceso de enseñanza – aprendizaje, pero en ningún momento deben ser el fin de las propuestas que se lleven a cabo. Un robot, un croma o un smartphone serán los medios que ayudarán al alumnado a mejorar su pensamiento computacional, su expresión oral a la hora de grabar en vídeo o su competencia digital para utilizar una aplicación.

Cada recurso se encuentra ubicado en alguna de las zonas de aprendizaje con las que cuenta el Aula del Futuro, asociados a una función o tarea que permitan llevar a cabo. Puede consultarse la distribución en este apartado. A continuación os presentamos algunos de estos recursos:

Siempre debemos contar con recursos para poder presentar los contenidos al resto de la clase, como el cañón proyector o la pizarra digital, o también grabarnos y editar posteriormente mediante el uso del croma.

Además, para poder buscar información y realizar el trabajo colaborativo será fundamental la utilización de ordenadores portátiles, tablets o ebook readers.

La investigación ocupa un espacio destacado entre las actividades que se pueden desarrollar. Para ello, el CPR cuenta con material específico, como microscopios o los Laboratorios de E.Primaria, Secundaria.

Algunos de estos recursos permiten la creación y desarrollo de proyectos de radio educativa: amplificador, auriculares, mesa de mezclas, micrófonos, monitores activos…

También la robótica ocupa un lugar importante en nuestro Aula del Futuro, contando con varios modelos de robots de suelo.

Asimismo, la programación tiene cabida, contando con placas micro:bit y Arduino para trabajar el pensamiento computacional y la codificación.

Y existen otros recursos que permiten trabajar las aptitudes para el diseño, como la impresora 3D, realizar las actividades de forma inmersiva, como las Google Cardboard o mejorar la interacción con los dispositivos, como el dispositivo Chromecast.

Para finalizar este apartado, queremos incidir en la idea de que el Aula del Futuro del CPR de Zafra se ha realizado con un marcado carácter tecnológico. Pero este proyecto puede llevarse a cabo con otro tipo de recursos y enfocarlo a otras disciplinas, como las Artes, la Música o el Teatro.

CREACIÓN DE RECURSOS DIDÁCTICOS: EL PROYECTO CREA ADF

El Aula del Futuro sería un espacio inerte, sin actividad, sin unos materiales didácticos que le den la debida utilidad. Las zonas, el mobiliario, los recursos tecnológicos… todo cobra sentido cuando existen los recursos pedagógicos que favorezcan su uso. Es una constante retroalimentación, ya que éstos se ven favorecidos por la disposición de las zonas de aprendizaje y viceversa. Porque lo verdaderamente importante es el proceso de aprendizaje del alumnado, que se encarna realmente en el proyecto que vayan a realizar y en las actividades que les permitan adquirir nuevas habilidades, conocimientos y valores.

De esta necesidad surge el proyecto CREA El Aula del Futuro. Un grupo de docentes de la ciudad Zafra, unidos por esta iniciativa, pretendimos desarrollar materiales pedagógicos y curriculares que pudieran ser llevados a cabo en los distintos espacios que presentaba el Aula. Se elaboraron una serie de materiales digitales que ayudaron, por una parte, a dar a conocer el Aula del Futuro en Extremadura y por otra, a elaborar actividades didácticas basadas en el uso de las TIC, que promovieran el uso de metodologías activas y favorecieran la adquisición de las competencias clave y el aprendizaje colaborativo en el alumnado.

El proyecto CREA el Aula del Futuro se compone de cuatro módulos. Para su desarrollo se ha contado con la herramienta eXeLearning, programa de código abierto que permite crear contenidos educativos en soportes informáticos.

La idea se centraba en desarrollar, por una parte, unos módulos que sirvieran como fundamentación teórica del proyecto y, por otro lado, presentar una serie de actividades que se mostrasen como ejemplo de lo que puede realizarse en cada uno de los espacios con los que cuenta el Aula del Futuro.

Los materiales son accesibles desde la página Web del Proyecto CREA y desde la plataforma eScholarium:

Proyecto Egipto y Golden Age project sirven como ejemplo de actividades a realizar en el Aula del Futuro y permiten mostrar la utilidad de los distintos espacios del Aula del Futuro y ayudan a comprender cómo se pueden integrar los recursos tecnológicos disponibles en el desarrollo de proyectos educativos. En ellos podemos encontrar hasta ocho actividades distintas que muestran la variedad de tareas que se pueden llevar a cabo: desde grabar un vídeo con el uso del croma, utilizar la programación por bloques para manejar un robot o utilizar un videojuego con fines educativos, hasta diseñar un stop motion, utilizar la realidad virtual o elaborar un mural con escritura jeroglífica o medieval. Las actividades están clasificadas por espacios, lo que permite ver la utilidad de cada una de las zonas del Aula del Futuro.

El Proyecto CREA ha permitido desarrollar materiales específicos que sirvan como ejemplo de cómo puede desarrollarse actividades en las diferentes zonas del Aula del Futuro

METODOLOGÍAS ACTIVAS EN EL AULA: LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN

Como los eslabones que forman una cadena, una dimensión no tiene sentido si no viene acompañada del resto. Éste es el caso de la parte metodológica, necesaria para que las actividades se lleven a cabo de la forma más productiva posible, sobre todo enfocadas a la adquisición de las competencias clave. En este sentido, el desarrollo de las actividades se ha llevado a cabo con varios grupos de distintos perfiles con el fin de probar las distintas metodologías que pueden utilizarse.

  • Reunión de coordinadores de Tecnologías Educativas e Innovación Educativa de los CPR de Extremadura: en enero tuvo lugar una de las sesiones periódicas que estos colectivos realizan, lo que permitió presentar el espacio y mostrar las actividades del proyecto Egipto. En unas dos horas de duración se presentó este espacio a los asistentes y se probaron las actividades de este módulo, utilizando una metodología ABP.

Los asesores de Tecnologías Educativas y de Innovación de los CPR de Extremadura tuvieron la oportunidad de probar las actividades del Proyecto Egipto en las distintas zonas de aprendizaje del Aula del Futuro

  • Seminario Virtual de Coordinadores TIC de la demarcación del CPR de Zafra. Al igual que se realizó con el anterior colectivo, por la tarde se presentó el espacio a los coordinadores TIC de la zona. El objetivo en este caso era doble: seguir probando la utilidad de dichos materiales y darlos a conocer al profesorado, para poder asistir en el futuro a este Aula con su alumnado. Destacar también la presencia de Miguel Ángel Pereira  (coordinador del Proyecto CREA), Lola Alberdi (CEDEC) y Angel Luis González (eScholarium) que pudieron conocer de primera mano las posibilidades que ofrece este espacio y la aplicabilidad de los materiales creados.

Los Coordinadores TIC de los centros educativos de la demarcación probaron también las actividades y conocieron un nuevo espacio donde poder realizar proyectos con su alumnado

  • Proyecto Erasmus+ “Patrimoines et cultures européennes: partage de nos écoles”: en el mes de febrero tuvo lugar la visita del CEIP Pedro de Valencia y el IC San Pellegrino Terme de Italia, como una de las actividades incluidas en el programa de la actividad. En esta ocasión, se utilizaron los materiales del Golden Age Project, contextualizado en el Siglo de Oro y que ayudó a relacionar las actividades planteadas con la etapa de mayor relevancia en la historia de Zafra. Destacar que fue la primera ocasión en la que los materiales creados fueron probados por el alumnado, lo que permitió constatar definitivamente la utilidad del proyecto. Además, la traducción de los contenidos al idioma inglés permitió valorar también las posibilidades de aplicación de estos materiales en otros ámbitos, como el bilingüismo o los programas europeos.

La mejor evaluación del Aula del Futuro la realizó el alumnado italiano y español participante en el proyecto Erasmus+, que fueron un buen ejemplo de experiencia utilizando una metodología de aprendizaje cooperativo

  • Curso online “El Aula del Futuro”: en marzo se llevó a cabo el primer curso online de esta temática en nuestra región. Fue asesorado por el CPR de Zafra, que se encargó junto con Joaquín Pagador, tutor de esta edición, de adaptar la actividad formativa creada por el INTEF para hacerlo más práctico y contextualizado en Extremadura. Se incluyeron nuevos módulos de contenido provenientes del proyecto CREA, así como algunas actividades prácticas, como la creación de un Stop Motion o el diseño de un Aula del Futuro en el centro de los docentes participantes. Los resultados fueron excelentes y el curso permitió difundir el proyecto entre el profesorado de la región a través de una metodología online.

Una de las actividades prácticas del curso fue el desarrollo de un Stop Motion con la herramienta Kinemaster. (Autora: Sonia Barrás)

Destacar que las posibilidades del Aula del Futuro para desarrollar actividades utilizando las metodologías activas no sólo se reducen al Aprendizaje Basado en Proyectos. Se han probado actividades utilizando Flipped Classroom, como un cuestionario de introducción al Antiguo Egipto, visualizando en sus hogares  visualizar un vídeo explicativo de esta antigua civilización y responder a diez cuestiones sobre lo que se describe; Aprendizaje Basado en Juegos, utilizando los videojuegos  para investigar sobre Egipto, con Assassin’s Creed Origins Discovery Tour para visitar lugares como la Pirámide de Giza y conocer datos importantes y sus misterios.

En el Aula del Futuro uno de los aspectos clave es la utilización de metodologías activas como el ABP, Flipped Classroom o el ABJ, utilizando el videojuego como herramienta educativa

Destacar que, junto con el desarrollo del proyecto, se elaboraron también una serie de materiales en formato físico que complementarían a estos recursos virtuales. Por un lado, se diseñó una maqueta en Impresión 3D para mostrar los distintos espacios del Aula del Futuro del CPR de Zafra. Por otro lado, se diseñaron una serie de materiales con la impresora 3D que sirvieran como recursos para el Proyecto Egipto: pirámides, esfinges, bustos de faraones… y una maqueta del templo de Horus. Finalmente, se diseñó un tablero que sirviera para registrar las tareas que cada uno de los grupos iría superando.

Los recursos del Aula del Futuro también pueden servir como medio para generar nuevos recursos, como estos ejemplos de materiales realizados con la impresora 3D

LA REPLICABILIDAD DEL PROYECTO: CREACIÓN DE AULAS DEL FUTURO EN LOS CENTROS DE LA REGIÓN

Uno de los objetivos que se estableció con el desarrollo de este proyecto fue servir de fuente de inspiración a los resto de centros educativos. Como centro dedicado a la formación, la idea principal era que los docentes experimentaran los beneficios de estos espacios y comprobasen cómo ayudan a aplicar las metodologías activas en el aula. La idea de replicabilidad, que el Aula del Futuro pudiese ser implementada en diferentes centros educativos, es uno de los principales fines que nos planteamos desde el CPR de Zafra. Además de la de nuestro propio centro, hasta la fecha se han creado cuatro Aulas del Futuro en colegios e institutos de la región: el CEIP Juan XXIII (Zafra), el IESO Matías Ramón Martínez (Burguillos del Cerro) y el CEIP Maximiliano Macías (Mérida), que ya cuentan con su reconocimiento como Centros Aula del Futuro.

Imágenes de las Aulas del Futuro creadas en la demarcación del CPR de Zafra

Además, existe una gran cantidad de centros en proceso de desarrollo, llevando a cabo nuevas e interesantes experiencias, como es el caso del IES Bembézar de Azuaga, que ha implicado a su alumnado en la creación de este espacio, el CEIP Manuel Jesús Romero Muñoz de Los Santos de Maimona, que ha implicado en su construcción a asociaciones y organizaciones de la zona como el ayuntamiento o la Fundación Maimona, el CRA Río Viar de Puebla del Maestre, , un centro rural agrupado que ha decidido crear un Aula del Futuro en cada una de sus tres sedes  o el CEE Antonio Tomillo, que pretende seguir desarrollando su espacio maker para atender a las necesidades de su alumnado de educación especial.

AULA DEL FUTURO Y COVID: EL PROYECTO EN LA NUEVA NORMALIDAD

La situación que estamos viviendo en la actualidad está afectando a todos los sectores de la sociedad y el ámbito educativo es quizás de los más perjudicados. Las dificultades que presentan los centros educativos para poder llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje se complican por la existencia de los protocolos COVID, que eliminan cualquier posibilidad de contacto y dificultan tareas como el trabajo

Queremos destacar la idea de que en estos momentos, por la situación actual derivada del confinamiento causado por el coronavirus, nos encontramos en una encrucijada de la que dependerá el futuro de nuestra educación. Quizás sea el momento por apostar por un cambio en los espacios de nuestros centros y el Aula del Futuro puede ser un modelo inspirador para adaptar de una vez por todas las condiciones contextuales a las demandas de lo que una escuela del Siglo XXI requiere. La situación actual dificulta el trabajo colaborativo, la aplicación de las metodologías activas en el aula, pero queremos destacar algunas de las ventajas que presentan estos espacios educativos aún en tiempos donde el coronavirus dificulta cualquier posibilidad de interacción. El Aula del Futuro puede ser una alternativa muy interesante a los espacios convencionales por los siguientes motivos:

  • Su división en zonas de aprendizaje favorece la creación de “grupos burbuja”: la diferenciación por colores de los distintos espacios permite que el alumnado participante sólo interactúe con los participantes de su grupo, evitando cualquier contacto con el resto de alumnos y alumnas de clase.

La existencia de zonas delimitadas por colores dificulta la interacción entre grupos, favoreciendo el mantenimiento de grupos de trabajo como “grupos burbuja”

  • El uso de tendencias como la denominada BYOD (bring your own device – trae tu propio dispositivo) evita que varias personas tengan contacto con el mismo recurso: la posibilidad de que el alumnado pueda traer su ordenador portátil, smartphone o tablet eliminará cualquier posibilidad de contagio por contacto del mismo material. Además, la posibilidad de conectar dispositivos como los robots de suelo o las placas micro:bit por Bluetooth posibilitará su uso sin necesidad de desinfectar el material.

Las posibilidades que brinda la tecnología Bluetooth permite interactuar desde nuestros dispositivos móviles con los robots de suelo y las placas micro:bit sin necesidad de conexión por cable

  • La imposibilidad de desplazarse a lugares puede ser suplida por la tecnología a través de las visitas virtuales: debido a las restricciones de aforo, la prohibición por parte de las administraciones educativas de realizar actividades extraescolares o las dificultades para poder visitar museos, teatros y otros espacios educativos por los protocolos antiCOVID, la tecnología puede ser un excelente aliado que ayude a realizar ciertas actividades, aunque sean de forma virtual. Gracias a la realidad virtual y a la realidad aumentada o al uso del croma podemos visitar lugares con nuestros dispositivos móviles o recrear que estamos en ellos sin necesidad de desplazarnos.

En definitiva, el Proyecto Aula del Futuro es una realidad en el presente. En los próximos años será común ver un espacio de estas características en los centros educativos. La sociedad requiere que los centros educativos se adapten a los cambios que se producen y se debe comenzar por la readaptación de los espacios de enseñanza de aprendizaje. Las Aulas del Futuro de hoy serán las Aulas del Presente del mañana.

AGRADECIMIENTOS

Para que este Proyecto sea una realidad, muchas han sido las personas que han colaborado en su desarrollo. Desde el equipo del CPR de Zafra, queremos dar las gracias:

  • A Diego Alías, por su labor como embajador del Aula del Futuro y colaborar en todo momento con nosotros en el asesoramiento y desarrollo de este espacio.
  • A Joaquín Pagador, Ani Toro y Almudena Jiménez, por su participación e implicación en la elaboración del Proyecto CREA, que ha permitido diseñar materiales para ser utilizados en este espacio.
  • A Manuel Jesús Fernández y Ramón Madrigal, por su participación en el curso presencial del Aula del Futuro en Zafra y las actividades y recursos materiales que aportaron, relacionados con el flipped classroom, la grabación con croma o la robótica educativa.
  • Al profesorado participante en el curso online El Aula del Futuro, que nos ha permitido valorar la utilidad del espacio creado y su aplicación en los centros educativos.
  • Al colectivo de asesores de Tecnologías Educativas/Innovación Educativa, que nos ayudaron a valorar la utilidad de los recursos creados desde el punto de vista pedagógico y a valorar su aplicabilidad en la formación del profesorado.
  • A los coordinadores TIC de la demarcación del CPR de Zafra, por su participación activa en el Seminario Virtual y por favorecer el uso de este espacio por parte del alumnado de sus centros educativos.
  • Al alumnado del CEIP Pedro de Valencia y del IC San Pellegrino Terme, por ayudarnos a evaluar el funcionamiento del Aula del Futuro y ser el mejor referente para valorar la utilidad de los recursos creados.
  • A Fernando Trujillo y a los participantes en el curso “Metodologías activas, tecnologías educativas y su aplicación didáctica en la enseñanza de la formación permanente del profesorado”, por ayudarnos a enfocar desde otra perspectiva la creación de estos espacios.
  • A Isa García y Cayetano Moreno, miembros de Sirok 3D, por su contribución al proyecto con los materiales diseñados en 3D: la maqueta, las figuras del proyecto Egipto y el tablero de gamificación.
  • A Lola Alberdi y Cristina Valdera (CEDEC), por su asesoramiento en el uso de eXeLearning como herramienta de creación de contenidos.
  • A los miembros de los servicios centrales de la Consejería de Educación de Empleo Jesús Jiménez y Javier Lara (SIFP), Eva Romero (UPE), Miguel Ángel Pereira  (Servicio TIC) y Angel Luis González (eScholarium), por su apoyo y asesoramiento constante en el desarrollo de esta iniciativa.
  • A los participantes en la primera edición del curso online “El Aula del Futuro”, que nos han permitido utilizar los materiales didácticos creados y difundir el proyecto para que nuevas Aulas sean una realidad en los centros de nuestra región.
  • A nuestro mentor en el proyecto CREA, Antonio Juan Delgado, por sus orientaciones e indicaciones para la elaboración de estos recursos.
  • A Puerto, Adela, Juanfra, Sensi, Manuel Jesús, Cai…, por su visita y sus expertos consejos sobre el desarrollo del proyecto.
  • Por supuesto, a Carmen Iglesias, por permitirnos siempre dar difusión de nuestros proyectos en internet y ser nuestra hada madrina en las redes sociales.
  • Y a todos/as los/as docentes que han visitado el Aula del Futuro y creen firmemente en la innovación educativa como motor de cambio.

ARTÍCULOS DE INTERÉS

0
Comentarios