fbpx

Julio García Gómez: “Debemos conocer nuestra voz y encontrar nuestro registro idóneo”

El experto en comunicación y autor del libro ‘Técnicas de comunicación eficaz’, Julio García Gómez, ofrece unas pautas y sugiere algunos ejercicios para perfeccionarnos en el arte de comunicar.
Gema EizaguirreMiércoles, 13 de octubre de 2021
0

Julio García nos da las claves para una comunicación eficaz.

Subir el volumen de la voz no es suficiente para realizar una comunicación efectiva cuando llevamos mascarilla. Los gestos con las manos, la expresividad de la mirada… Muchos otros factores son determinantes. El experto en comunicación y autor del libro Técnicas de comunicación eficaz, Julio García Gómez, ofrece algunas pautas y sugiere ejercicios para perfeccionarnos en el arte de comunicar.

Toman fuerza los formatos ‘podcast’ y redes de audio como Clubhouse…
—Las plataformas de audio registran nuestra voz, o como en el caso de Clubhouse actúan como si se tratara de un programa de radio en directo, pero no se completa el ciclo de la comunicación con el diálogo. La población más joven no debe olvidar las ventajas de una comunicación efectiva mediante la palabra y la conversación. Ya sea de manera personal o a través del teléfono móvil, es necesario que haya mensajes directos que se capten a través de nuestra voz.

¿En qué medida impide la mascarilla la correcta comunicación?
—Las mascarillas, en función del material o la forma en que están confeccionadas, impiden en mayor o menor medida que el sonido sea nítido. Hay un efecto de filtro en el sonido que podemos paliar mediante la vocalización y articulación correcta de las palabras y sílabas. Hay que abrir la boca suficientemente para que el sonido sea limpio. También debemos procurar hacer mensajes cortos, con punto y seguido, para evitar que se pierda el sentido de los mensajes y centremos la atención del interlocutor.

Más aún en las aulas…
—En las aulas es ahora más importante que nunca que profesores y alumnos se expresen de manera oral correcta para que las enseñanzas calen, se impida la monotonía de la voz y haya un buen aprovechamiento de las materias. Si comunicamos bien en el aula conseguiremos transmitir y recibir mejor los conocimientos.

"

Es necesario practicar, hacer todo tipo de ejercicios y simulaciones, grabarnos y escucharnos para perfeccionar la forma de emisión de nuestra voz

"

¿Ahora necesitan más atención y mayor escucha los menores?
—Hay que realizar un esfuerzo especial para atender en clase. Y es necesario, más que nunca, resumir mentalmente con una frase conceptual las ideas que está transmitiendo el docente. Y el profesor también prestará atención especial a la expresión verbal del alumno para atender sus preguntas de manera concreta.

Tras tanto tiempo usándola, ¿ve que la gente habla más claro, alto… o seguimos cometiendo los mismos errores?
—En general ha habido progresos en nuestra forma de hablar, pero no somos del todo conscientes de lo importante que es poner en marcha una sencilla estrategia de comunicación para que, en función de nuestra voz, ritmo de habla y tono, realicemos un esfuerzo para transmitir mejor pensando en quién tenemos enfrente: entorno escolar, familiar –abuelos con dificultad auditiva– y social. Debemos conocer nuestra voz, reconocerla en una grabación que podamos hacer en nuestro teléfono móvil, por ejemplo, y a partir de ahí practicar hasta encontrar nuestro registro idóneo.

¿Cuáles son estas características y cómo mejorarlas?
—Para mejorar estas características que hemos destacado, es necesario practicar, hacer todo tipo de ejercicios y simulaciones. Grabarnos y escucharnos para perfeccionar la forma de emisión de nuestra voz, coger un ritmo adecuado en el habla y conseguir hacer “titulares” que capten la atención del interlocutor.

"

Hay que trabajar la comunicación con la voz, la imagen y el lenguaje no verbal, de manera que compaginemos estos tres elementos

"

Esa mejora supongo que también debe darse en la escucha.
—La escucha debe ser totalmente activa. Hay que evitar ambientes ruidosos que polucionan la comunicación. En la medida de lo posible, evitar que hablen más de dos personas a la vez. Intentemos oír-fijar-guardar los mensajes en nuestro cerebro.

La voz hay que educarla.
—Sí, la voz y la forma de hablar se trabajan y se educan. Uno de los mayores enemigos de la transmisión oral es la monotonía de la voz.

En las clases, ¿los gestos también deben ser más exagerados?
—No más exagerados, pero sí con más énfasis para complementar la expresión oral. Es decir, hay que trabajar la comunicación con la voz, la imagen y el lenguaje no verbal, de manera que compaginemos estos tres elementos y que sean complementarios unos de otros.

Las exposiciones orales y los debates están tomando importancia en los centros.
—Los escolares deben aprender a comunicar de manera eficaz desde las etapas iniciales porque así les será más fácil posteriormente exponer en clase con soltura y ser capaces de transmitir conocimiento. Y este bagaje les servirá de adultos para su desarrollo profesional y evitar suplir el pánico a hablar en público si lo hubiera.

0
Comentarios