fbpx

Centro Educativo "Punta Galea": el desafío de ser fiel a uno mismo

El colegio, sito en Las Rozas de Madrid, incorpora nuevos programas, métodos y herramientas, a la vez que fortalece los pilares de su proyecto educativo.
José Luis Fernández CanteliMiércoles, 1 de diciembre de 2021
0

El Colegio "Punta Galea" de Las Rozas (Madrid).

Los tiempos cambian, dice el tópico. Pero, ¿qué significa tal afirmación? La lengua común está llena de muletas del pensamiento y rara vez nos adentramos detalladamente en el sentido de lo que decimos, en por qué lo decimos y en el grado de veracidad de lo que decimos. Sería difícil encontrar a alguien dispuesto a sostener que los tiempos no cambian, aunque solo sea porque la observación de un simple reloj de manecillas nos revela un flujo continuado del tiempo.

Sin embargo, no hay que rascar mucho para advertir que, más que los tiempos, lo que cambia son las sociedades y, con ellas, los individuos que las pueblan. Cuando decimos que los tiempos cambian, suele dominar un tono resignado, con el cual venimos a informar de la necesidad de adaptarse o, cuando menos, de aceptar las nuevas circunstancias, un poco a la manera de cómo suponemos que los organismos del mundo natural evolucionan para optimizar la condiciones del medio.

El tiempo está en continuo movimiento y podría dejar atrás a cualquiera que ignore semejante evidencia. En cambio, la metáfora del reloj nos revela también que ese paso irremisible del tiempo posee una obvia circularidad y que lo que se fue, de algún modo, volverá. Pasaron ya las cuatro de la tarde, pero mañana serán de nuevo las cuatro de la tarde. Hoy ya amaneció, pero en los siguientes días seguirá amaneciendo. Con cierta pirueta retórica podríamos decir que las cosas están en permanente fuga y retorno. Quizá la expresión más justa sea: en permanente actualización, poniéndose al día de continuo, tomando la forma de cada presente, cada etapa, cada instante.

"

La tarea educativa tiene que edificarse sobre el bienestar, el autoconocimiento y el desarrollo sólido de las diversas facetas que todo carácter integra

"

El cambio, por tanto, no significa tanto un reemplazo de lo viejo por lo nuevo, sino una reinvención de lo conocido. Cambiar consiste en ser fiel a la propia identidad: adaptarse para seguir siendo.

Así es como, en el Centro Educativo Punta Galea, afrontamos estos tiempos que, bajo su apariencia insólita, mantienen intactas las viejas constantes. Las formas de educar están cambiando hoy día, pero no así el significado de la propia palabra. ¿Acaso educar no sigue consistiendo, sensu stricto, en formar seres libres y autónomos, ciudadanos, mediante el conocimiento y la convivencia?

La piedra angular de nuestro proyecto siempre ha estribado en la formación de la personalidad, en el moldeado de los afectos y en el desarrollo de un rico y potente sistema de valores. Ningún éxito profesional o vital duradero se sostiene sin semejante tronco, y para nosotros la felicidad del alumno supone, antes que una meta, el punto de partida.

La tarea educativa tiene que edificarse sobre el bienestar, el autoconocimiento y el desarrollo sólido de las diversas facetas que todo carácter integra. Si obviamos esta premisa, la educación tiende inevitablemente a un mero adiestramiento, que convierte al alumno en un autómata entrenado para desempeñar acríticamente un conjunto de tareas, sabedor de todos los cómos, pero ajeno a los porqués y al para qué de cada cosa, es decir, de las respuestas que dignifican la vida humana y la orientan hacia su plenitud.

Paralelamente, toda institución educativa tiene la obligación de permanecer vigilante ante el entorno que la circunda. Primero, para comprender el zeitgeist que impregna la sociedad y, por ende, a los alumnos que recibe. Luego, para hacer un correcto diagnóstico de las necesidades y retos de esos niños y adolescentes.

"

Semejante escenario ha venido a impulsar y consolidar la utilización de la tecnología en las aulas, con el fin de reforzar, ampliar y dinamizar el proceso de aprendizaje

"

En las más de tres décadas que el colegio suma ya en su haber, el mundo ha experimentado transformaciones significativas, que atañen tanto a la esfera económico-profesional como a la dimensión de las relaciones humanas, y que ha hallado en el trauma de la pandemia una ilustración de gran plasticidad. Muchas nociones han tenido que revisarse y las certezas más antiguas se han visto interrogadas. Semejante escenario ha venido a impulsar y consolidar la utilización de la tecnología en las aulas, con el fin de reforzar, ampliar y dinamizar el proceso de aprendizaje.

En Punta Galea los alumnos emplean, dependiendo del curso, tablets y ordenadores portátiles. Esta herramienta les permite acceder a variadas fuentes de información y ejecutar proyectos en múltiples materias, como investigaciones, diseños gráficos, presentaciones, creación de textos, tareas de gamificación… Asimismo, estos dispositivos digitales también nos permiten el trabajo con plataformas innovadoras de aprendizaje, como es el caso de EMAT y ONMAT en Primaria y Secundaria, respectivamente; ambas promueven un estudio de las matemáticas más eficaz, ameno e inclusivo gracias a un amplio abanico de recursos, actividades y estrategias.

En Educación Infantil, la plataforma Smile and Learn permite al equipo docente poner en práctica diversas rutas de aprendizaje, personalizables en función del usuario y de su grado de desarrollo, y favorece al mismo tiempo la asimilación de un segundo idioma (aspecto, por otro lado, ya bien potenciado desde hace años en EI y EP con el método Jolly Phonics, que vehicula el aprendizaje de la lengua inglesa mediante un enfoque motivador, sistemático e integral).

"

La acción educativa no se entiende disociada del lema utópico de 'cambiar el mundo' y cuando hablamos de ello surgen de inmediato dos frentes: el social y el medioambiental

"

Resulta indudable, pues, que la apuesta tecnológica es fundamental en nuestra época, pero limitar los retos del proceso educativo a ese ámbito sería caer en un error grosero. La vida humana desborda ampliamente los límites de los propios dispositivos y de la dimensión digital. Vivir consiste en escuchar, hacer, observar, pensar, hablar, reír, planear…

El entorno que nos rodea configura nuestras vivencias, pero también las personas aprenden a actuar sobre ese entorno, redefinirlo, modificarlo. La acción educativa no se entiende disociada del lema utópico de cambiar el mundo y cuando hablamos de ello surgen de inmediato dos frentes que, por desgracia, siempre parecen requerir una intervención de urgencia: el social y el medioambiental. Conscientes de ello, en Punta Galea desarrollamos desde hace años nuestra Semana Solidaria, mediante la cual (y en colaboración con distintas oenegés) todo el colegio se implica en actividades de difusión, concienciación y cooperación en torno a causas tan diversas como la construcción de pozos de agua en países de África, la investigación oncológica o la donación de alimentos.

También pertenecemos a la Red de Ecoescuelas, un programa de ámbito internacional que fomenta el desarrollo de una mentalidad ecológica y de unos hábitos sostenibles. Nuestro alumnado comprende así, entre otras formas, que la individualidad no puede concebirse disociada de otras individualidades y que ignorar los problemas que afectan a nuestro entorno no es compatible con la madurez moral ni con la justicia social. Precisamente, y en consonancia con este fin de formar personas autónomas, responsables, curiosas, involucradas en el desarrollo del conocimiento y en su repercusión global, nuestro centro oferta en sus aulas el Bachillerato Internacional, un programa consolidado en decenas de países.

"

Cambiar no implica tanto abandonar los viejos usos como enriquecerlos y extender y ahondar en su rango de acción

"

Como quedó dicho más arriba, cambiar no implica tanto abandonar los viejos usos como enriquecerlos y extender y ahondar en su rango de acción. Con el espejo de una larga trayectoria como brújula y elemento axial, en Punta Galea seguimos cuidando los fundamentos que nos han hecho ser quienes somos, a la vez que reflexionamos y actuamos para solventar los retos y las necesidades de nuestros alumnos, futuros ciudadanos del mundo, y dotarles de las actitudes y las habilidades demandadas por un entorno de creciente complejidad.

José Luis Fernández Canteli. Departamento de Lengua ESO-Bachillerato del Centro Educativo “Punta Galea”.

0
Comentarios