fbpx

Apostamos por la tecnología y la innovación educativa

Hace cuatro años se comenzó a fraguar uno de los proyectos pedagógicos que más repercusión ha tenido en Educare: la introducción de las nuevas tecnologías en nuestras aulas y el proyecto 'One to One'.
David PradosLunes, 20 de junio de 2022
0

© ADOBE STOCK

Los Colegios Educare apuestan por la tecnología y la innovación. Un cambio que ha supuesto una transformación en nuestra metodología y una gran inversión en recursos materiales y humanos para los ocho colegios del grupo con una clara intención: adaptar la metodología de aprendizaje al contexto actual de nuestros alumnos para que su formación sea completa y desarrollen competencias que les serán necesarias en su futuro profesional. Fue una decisión pedagógica que recogía una reflexión seria sobre la introducción de dispositivos digitales y las experiencias de Antanes y Antamira.

El tiempo y las circunstancias fatales de la pandemia nos dieron la razón en esta digitalización

Fue en el curso 2019-20 y se inició en 5º de Primaria y 2º de ESO. Más de 1.500 alumnos y más 700 profesores comenzaron ese curso con un equipo portátil en el que estaban cargadas todas las licencias digitales de sus libros. Se reforzaron todas las instalaciones de red con fibra óptica empresarial.

Fue un inicio duro para todos los colegios, en donde los profesores no perdieron de vista que se trataba de incorporar una nueva metodología con una herramienta digital y, en ningún caso, una modificación sustancial del Proyecto Educativo que tenemos en común. Todos veíamos las ventajas de este cambio y asumimos nuestro papel para seguir dando confianza a las familias y centrarnos en que nuestros alumnos lograran aprendizajes significativos.

Del análisis de aquella situación y su respuesta se identificaron nuevas necesidades y se buscaron soluciones más sólidas para que nuestros alumnos, durante la incertidumbre que trajo la pandemia, recibieran sus clases en un contexto seguro

El tiempo y las circunstancias fatales de la pandemia nos dieron la razón en esta digitalización. El confinamiento nos alcanzó con el proyecto iniciado, pero todavía faltaban elementos importantes en el desarrollo de éste, aun así, desde un punto de vista didáctico y académico, gracias a este proyecto y a la dedicación de los profesores, todos los colegios de “Educare” mantuvieron las clases durante esos meses de una manera excelente que ha sido un ejemplo para muchos otros colegios de Madrid.

Del análisis de aquella situación y su respuesta se identificaron nuevas necesidades y se buscaron soluciones más sólidas para que nuestros alumnos, durante la incertidumbre que trajo la pandemia recibieran sus clases en un contexto seguro y así, con el curso 2020-21, surgió Alexia Classroom como un ecosistema digital de aprendizaje exclusivo; en un tiempo récord se dotó de contenidos a una biblioteca común y se crearon recursos propios adaptados a nuestros objetivos pedagógicos en los que han colaborado profesores de todos los colegios del grupo.

Con esta plataforma se favorecía que profesores y alumnos desempeñaran las tareas de enseñanza y aprendizaje desde cualquier dispositivo y lugar de manera online.

Al inicio de este curso 2021-22, el proyecto OTO llega a todos los cursos previstos y abarca alrededor de 5000 alumnos. Además, se instalan pantallas de TV Smart 86” pulgadas en las aulas desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato, sustituyendo así las pizarras digitales y haciendo más eficaz la interacción entre los dispositivos de los alumnos y las pantallas.

En total fueron más de 150 pantallas y casi 200 horas de formación para los profesores centradas en el uso de Alexia Classroom. También se implanta el Cuaderno del profesor para facilitar la evaluación y la comunicación entre Alexia Gestión y Alexia Classroom, y se imparten alrededor de 100 horas de formación para todos los docentes. De cara al próximo curso 2022-23 se terminarán de sustituir todas las pizarras digitales en todas las aulas desde tres años colocando unas 200 pantallas con una inversión de más de 500 mil euros.

En Educare hemos sabido esperar y asentar experiencias para que hoy, después de tres años poder afirmar que estamos en una posición fuerte y que nos coloca a la cabeza en cuanto a digitalización se refiere

Cuando muchos centros educativos se lanzaron a la digitalización a través de tablets a principios de los 2000 sin un fundamento pedagógico, con los años muchos tuvieron que renunciar y dar marcha atrás porque su apuesta no era metodológica sino, más bien una apuesta publicitaria que convertía los dispositivos en el centro de sus proyectos educativos.

En Educare hemos sabido esperar y asentar experiencias para que hoy, después de tres años poder afirmar que estamos en una posición fuerte y que nos coloca a la cabeza en cuanto a digitalización se refiere.

Y de nuevo, en septiembre del año pasado, el Ministerio de Educación y Formación Profesional nos da la razón cuando publicó una resolución para la distribución del crédito para el Programa de Mejora de la Competencia Digital Educativa, #CompDigEdu.

Con esta iniciativa se quiere que todos los centros tengan un Plan Digital integrado en su Proyecto Educativo y a la vez, acreditar el grado de competencia digital de todo el profesorado. La Comunidad de Madrid ha designado asesores técnicos docentes que están visitando todos los centros de nuestra comunidad para presentar el programa: fases, herramientas de diagnóstico para colegios y profesores (Selfie), detalles organizativos y oferta de formación.

En Educare llevamos tres años de ventaja que se pueden ver si nos fijamos en los niveles del Marco de Referencia de la Competencia Digital Docente.

El proyecto 'One to One' nos ha permitido tener muchas ventajas cuantitativas

El proyecto One to One nos ha permitido tener muchas ventajas cuantitativas porque se ha invertido en recursos materiales y ventajas cualitativas porque estos recursos se han incorporado a los procesos de enseñanza-aprendizaje que se dan en nuestros colegios.

Por lo tanto, nuestro nivel de competencia digital, desde el punto de vista de los colegios, se situaría en la tercera etapa, en un C1 y, desde el punto de vista docente, estoy seguro de que podemos hablar de manera general de un B2 alto, entre la segunda y la tercera etapa del marco de referencia.

Por supuesto que tenemos que seguir mejorando y trabajando entre todos para ser un grupo educativo de referencia y que las familias que nos confían la formación de sus hijos reciban lo mejor pero, podemos estar muy orgullosos del trabajo realizado y de todos los recursos que se han puesto en juego porque nos permiten estar a la cabeza de planes que, en muchos otros centros, se están apenas iniciando.

Y, además, debemos estar orgullosos del enfoque con el que Educare se acerca a la innovación tecnológica poniendo el foco siempre en nuestros alumnos para evitar lo que sucede en otros centros según Gregorio Luri y es que “buscando las nuevas formas de aprender, parece olvidarse de aquello a lo que debieran servir, los contenidos”.

0
Comentarios