fbpx

Las niñas afganas no tienen acceso a la Educación Secundaria, y esto marcará su futuro y el futuro del país

La ONG Educo alerta del preocupante retroceso en los derechos de la infancia en el primer aniversario de la toma talibán de Afganistán.
RedacciónViernes, 19 de August de 2022
0

Imagen de Paula Bronstein para Human Right Watch que muestra un aula de niñas en Kabul.

Cuando se cumple el primer aniversario desde que los talibanes se hicieron con el control de Afganistán, la ONG Educo lamenta que las niñas afganas no tengan derecho a la Educación Secundaria. “El hecho de que las niñas solo puedan acceder a la Educación Primaria marcará su futuro y también el futuro del país”, lamenta Pilar Orenes, directora general de la ONG.

El régimen talibán decidió el pasado 23 de marzo prohibir a las niñas asistir a la Escuela Secundaria. “La prohibición de que las niñas acudan a la escuela no solo es un retroceso enorme, sino que las arrastra a múltiples riesgos, incluido el de verse abocadas al matrimonio forzoso, la explotación y los abusos”, afirma Orenes: “Para las niñas, este nuevo régimen está teniendo consecuencias terribles en su presente, pero lamentablemente, también lo tendrá en su futuro. Obligadas a no disfrutar de su derecho a la Educación, repiten la misma experiencia que sus madres en el primer régimen talibán”.

"

Obligadas a no disfrutar de su derecho a la Educación, las niñas repiten la misma experiencia que sus madres en el primer régimen talibán

"

Cuando los talibanes se hicieron con el control de Kabul, las escuelas cerraron durante seis meses. En el caso de las escuelas secundarias, ya solo se reabrieron para los chicos. Como directora general de una ONG que pone el foco en el derecho a la Educación de la infancia, Orenes señala que “privar a las niñas de Afganistán de ese espacio las arroja a una situación de máxima vulnerabilidad e incertidumbre”.

La situación no es mucho mejor para los niños del país. De hecho, cuatro millones de niños y niñas han dejado la escuela. El doble de esta cifra, ocho millones, necesitan ayuda humanitaria. La situación en Afganistán se ha deteriorado en el último año y el país se encuentra al borde del colapso económico. Si en 2021 18,4 millones de personas necesitaban ayuda humanitaria, en 2022 la cifra ha alcanzado los 24,4 millones, más de la mitad de la población. Más de la mitad son niños y niñas. Se espera que durante 2022 el 97% de la población esté bajo el umbral de la pobreza (en 2019 el porcentaje era del 54%).

Más de dos millones de viudas

En este último año, Educo ha llevado a cabo en la provincia de Herat, a través de la Alianza ChildFund y de la mano de WeWorld, un proyecto de ayuda a las viudas cabeza de familia, colectivo especialmente vulnerable y que no ha dejado de crecer. Debido al alto índice de hombres que han muerto en los últimos conflictos o como consecuencia de la pandemia de Covid-19 y otras enfermedades generalizadas, más de dos millones de mujeres se han quedado viudas en todo el país. El proyecto Dinero por Alimentos en las zonas rurales de Robat E Sangi está apoyando a 180 hogares llevados por mujeres, beneficiando así a más de mil personas de las que tres cuartas partes son niños y niñas. La práctica totalidad de las personas que participaron en este proyecto padecían hambre y el 71,1%, hambre severa.

La actuación de entrega de dinero en efectivo se pensó así para acabar con técnicas arraigadas que estaban perjudicando a la comunidad: el préstamo recurrente de dinero para comprar alimentos; el recorte de gastos como la sanidad y la Educación o la venta de cualquier artículo disponible como muebles y electrodomésticos, o hasta de sus equipos generadores de ingresos o medios de transporte. Por ello, se optó por la entrega de dinero contante equivalente a 80 euros mensuales por familia. Esta cantidad se basa en las necesidades alimentarias medias y en el número de miembros por familia, y los costes, aunque los precios no dejan de aumentar.

0
Comentarios