Acade acusa a la Concertada de crear fundaciones para cobrar tasas

El constante conflicto entre la Pública y la Privada se agrava. Acade denuncia que en España no se respeta el derecho a la libertad de enseñanza que garantiza la Constitución española.
Miércoles, 20 de diciembre de 2000
0

Autor: Marta SERRANO

Hasta hace poco, las escuelas privadas de élite se mantenían al margen de los conciertos, una tendencia que se ha invertido.

Los centros concertados no se conforman sólo con recibir subvenciones de las arcas públicas, y si además aumentan sus ingresos cobrando una mensualidad a las familias pues mejor que mejor.

En este sentido cada vez hay más centros que cobran una cuantía elevada y han conseguido al mismo tiempo que la Administración se haga cargo de las nóminas de su profesorado y los gastos de mantenimiento. Casi todos los centros privados concertados reciben una media de 15.000 pesetas por alumno más los gastos de comedor.

El sistema que permite no incurrir en una ilegalidad tan flagrante es la creación de fundaciones que cobran las tarifas a las familias en forma de falsas “donaciones voluntarias”.

Los padres pagan

En declaraciones a MAGISTERIO el presidente de la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza (Acade), afirma que “ahora los padres pagan y no denuncian al centro con tal de que en el colegio de su hijo no entren niños que puedan generar supuestos conflictos como serían los inmigrantes o los pertenecientes a determinadas clases sociales”.

Los sindicatos y defensores de los centros públicos ya han advertido que si no se cambia la LODE, ley que incorporó la figura del concierto, se crearán guetos escolares en las zonas de alta inmigración o con condiciones sociales desfavorables.

Pero además el sector de la enseñanza Privada lamenta estar siendo “maltratado” por el Ministerio de Pilar del Castillo. Sus quejas apuntan directamente al sistema de conciertos. La enseñanza Privada en España apuesta por ofrecer proyectos educativos distintos, competitivos y cada vez más especializados. Se trataría de ofrecer currículos diferenciados para que cada centro lidere en un sector, es decir, que destaquen en algo; la enseñanza de idiomas, la formación artística, la condición física, etc.

En cuanto a la cuestión económica quieren una financiación distinta, aunque admiten que algunos centros privados solicitan el concierto cuando están en una situación angustiosa y se ven abocados al cierre.

Pero la lluvia de críticas a los centros concertados no surge sólo del sector Privado. También numerosas asociaciones de padres de alumnos de centros públicos y sindicatos critican que los centros públicos concertados se hayan convertido en centros de pago. Reclaman la gratuidad total como marca la Ley. El Presidente de Acade fue más allá y criticó las componendas de algunos centros al crear subterfugios para cobrar a los padres y completar el coste de la enseñanza. Para Jesús Nuñez “esto está haciendo un daño terrible a la libertad de enseñanza, está deteriorando el sistema y está propiciando corruptelas”.

Los más caros

En este sentido criticó el hecho de que algunos centros concertados cobren más que los privados, situándose en una peligrosa línea de ilegalidad que está siendo consentida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes que dirige Pilar del Castillo.

Por su parte Felix Falcón cree que cada vez hay más centros educativos para menos alumnos. El presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), considera que los centros privados que no apuesten por los conciertos se convertirán en centros elitistas y residuales.

Además Falcón cree que las declaraciones de Jesús Nuñez no son acertadas ya que “los centros concertados no se benefician de las actividades extraescolares y complementarias que ofrecen, ya que cobran sólo los costes y además son totalmente voluntarias”. El presidente de CECE subrayó en declaraciones a MAGISTERIO que estas actividades están totalmente controladas ya que “las actividades extraescolares y sus precios son aprobadas por el Consejo Escolar, y las complementarias por las distintas administraciones autonómicas”. A propósito de las fundaciones Felix Falcón admite que quizá pueda haberlas pero que “en cualquier caso las donaciones voluntarias no son ilegales”.

“Están acabando con la red de centros libres, mientras la Concertada vive en una situación ilegal consentida”

El dinero no da la felicidad, pero ayuda. Así al menos opina el presidente de la Asociación de centros Autónomos de Enseñanza Privada (Acade), Jesús Nuñez, quien en la redacción de nuestro periódico propuso soluciones para mejorar el sistema educativo.

—Los datos de matriculación muestran que una mayoría apuesta por los centros públicos, ¿cree que se invertirá la tendencia actual?

—Poco a poco los padres están consolidando una demanda creciente de la enseñanza Privada a costa de muchísimos sacrificios, porque pagan la enseñanza doblemente y esto supone un gran esfuerzo.

—¿Cómo solucionaría el problema de la libertad de elección de centro de los padres que materialmente no pueden elegir un centro Privado?

—Es facilísimo. Basta con adoptar el sistema del cheque escolar o el de desgravación fiscal. Éste último es mucho más rápido y ya está inventado en el sistema tributario español. Si te puedes desgravar por la compra de un piso, ¿por qué no por la Educación que es mucho más importante?

—¿Sería más barato para el Estado la desgravación que el cheque escolar?

—Pienso que sí, aunque todo depende de lo que quieras desgravar. Acade está siendo muy moderada en sus propuestas en cuanto a la desgravación en la enseñanza reglada obligatoria, algo que dice la Constitución. Lo que no dice es que tenga que ser un centro concertado sino que los padres tienen derecho a elegir el centro que prefieren para sus hijos.

—¿Cuánto le costaría esto al Estado?

—No mucho. El Ministerio ahorraría inclusive porque si se hace bien muchos centros se pasarían a la enseñanza privada. Ahora muchos de los concertados cobran tanto o más que los privados y suponen además una grave carga para las arcas públicas.

—¿Qué opina de la política de conciertos?

—Los centros concertados deben ser gratuitos por ley y ofrecer las enseñanzas establecidas. Si no que se cambie el decreto de conciertos. Defendemos una enseñanza de calidad pero ahora no jugamos todos con las mismas cartas. Los centros concertados son de pago, pasando a estar en una situación ilegal consentida.

—¿Qué le parecen las reformas del MECD?

—Son de sentido común como la de estudiar la Historia cronológicamente.

 

0