fbpx

Rodrigo García López: “Hemos salvado el programa bilingüe de la Comunidad de Madrid de un golpe mortal”

Tras escuchar la opinión de los padres y profesores, la Consejería de Educación ha decidido no eliminar por completo el inglés de las asignaturas de Ciencias Sociales en Educación Primaria y Geografía e Historia en Secundaria y Bachillerato.
Alba BartoloméJueves, 4 de julio de 2024
0

El inglés no desaparecerá por completo de la asignatura de Geografía e Historia en los centros de educación bilingüe de la Comunidad de Madrid, pese al anuncio de la Consejería de Educación de la Comunidad en diciembre de 2023 que señalaba que, a partir del curso 2024-25, las asignaturas de Ciencias Sociales en Educación Primaria y Geografía e Historia en Secundaria y Bachillerato se impartirían en español en todos los centros bilingües públicos.

El Gobierno regional ha decidido mantener algunos contenidos en inglés, aunque la Historia de España se impartirá exclusivamente en castellano. Además, se añadirán nuevas optativas al currículo académico para que los alumnos mejoren su dominio práctico del inglés y profundicen en la cultura inglesa. Con estas novedades, que se implementarán en el curso 2024-2025, el Ejecutivo autonómico espera fortalecer el bilingüismo en la región.

Hablamos con Rodrigo García López, profesor del Departamento de Geografía e Historia en el IES Jorge Manrique de Madrid y uno de los participantes en la petición a la Consejería en diciembre de no eliminar el inglés por completo de la asignatura de Geografía e Historia.

¿Cómo viviste la noticia de que, a partir del curso 2024-25, la Consejería de Educación de Madrid fuera a prohibir que la asignatura de Geografía e Historia se impartiera en inglés?
–Aún recuerdo en la sala de profesores de mi instituto y en conversaciones a través de email el estado de shock entre los docentes. Fueron días duros para los profesores bilingües de Geografía e Historia: nuestro jefe había dicho públicamente que nuestro trabajo no había servido para nada, tras más de 10 años de existencia del programa y siendo Geografía e Historia la asignatura que lo vertebra.

"

Fueron días duros para los profesores bilingües de Geografía e Historia: nuestro jefe había dicho públicamente que nuestro trabajo no había servido para nada

"

¿Cómo surgió la idea de redactar una petición a la Consejería para salvar la asignatura?
–Recurrí a la Historia y me inspiré en la Revolución Gloriosa inglesa de 1688, la primera revolución liberal donde se estableció el derecho a peticionar, para redactar una petición a la Consejería y solicitar oficialmente con argumentos sólidos al consejero que desistiera de la medida de prohibir el bilingüismo en la asignatura. Era esencial cambiar las percepciones sobre el bilingüismo de aquellos que iban a tomar la decisión.

¿Cómo conseguiste llegar a los profesores de otros centros y hacer que esta petición cogiera forma?
–La Sociedad Dialógica y la Sociedad de la Información fueron los conceptos que aprendí de la Sociología y que me guiaron para saber qué poner y qué hacer con la petición para llegar al mayor número de docentes posibles. Entré a cada una de las webs de los casi 200 IES bilingües de la Comunidad de Madrid buscando los emails de los profesores de Geografía e Historia. Tras enviar cientos de emails, y responder otros tantos, conseguí crear la más grande petición de profesores de una misma asignatura, con decenas de firmantes.

¿Cómo crees que impactó este movimiento docente?
–Un mes después de que el consejero dijera que «no se aprende ni historia ni inglés», ya no éramos aquellos individuos preocupados que no nos conocíamos entre nosotros, recibiendo información negativa externa sin poder responder, éramos la fuerza de un colectivo con un cuerpo de ideas propio dispuesto a disputar los significados en la arena pública.

¿La medida tenía respaldo científico o era simplemente una decisión política?
–No existe ningún artículo en publicaciones científicas de educación, como Cambridge Journal of Education o Revista de Educación, ni en publicaciones de historia, como Past and Present o Ayer, que concluya que estudiar Historia en una lengua extranjera sea perjudicial para el alumno en Historia o en Inglés, por eso nuestra petición se centraba en recoger todos los beneficios que el bilingüismo tiene, tanto en alumnos como en profesores.

¿A qué acuerdo se ha llegado finalmente con la Consejería?
–Ante el gran mal de acabar con el bilingüismo en la asignatura, y visto que eran un partido político con mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid, les sugerimos un mal menor, que fue dar Historia de España en español y del mundo en inglés. Al final les convencimos. El Decreto 65/2022 indica que en Secundaria, en torno al 85% del currículo es Historia del Mundo, y, el resto, Historia de España. La mayoría de la asignatura incluyendo Geografía seguirá siendo en inglés.

"

La mayoría de la asignatura incluyendo Geografía seguirá siendo en inglés

"

¿Qué hubiese supuesto que la asignatura de Geografía e historia dejase de darse en inglés por completo?
–Los principales perdedores habrían sido los alrededor de 40.000 alumnos de los centros públicos y los 30.000 de los concertados de la Comunidad de Madrid. Hubieran perdido cientos de horas bilingües cada curso y con ello la posibilidad de debatir sobre temas de Geografía e Historia en inglés, trabajar con fuentes históricas producidas en todo el mundo y participar en proyectos internacionales como Global Classroom.

Con la resolución ya sobre la mesa, ¿consideras que el consejero ha escuchado a los profesores? 
–Te diría que más que escuchar, hemos conseguido cambiar su significado del bilingüismo y convencerle de que es lo correcto con los argumentos que le hemos hecho llegar de enero a junio. No sólo han escuchado los argumentos de los profesores de Secundaria a través de la petición, sino que la nuestra generó otras dos: una firmada por 25 personas vinculadas a universidades españolas y extranjeras, y otra firmada por varios cientos de profesores de Primaria, Secundaria y terciaria a iniciativa de la Asociación Enseñanza Bilingüe.

Ahora que parece que todo ha terminado, ¿cuál es tu valoración final?
–Todo el esfuerzo ha merecido la pena. Hemos salvado el programa bilingüe de la Comunidad de Madrid de un golpe mortal, lo cual suponía sacar de este a la asignatura que lo vertebra. Estoy muy contento, por los alumnos, por los profesores y porque estamos consiguiendo que el inglés ya no sea materia de ricos sino que, gracias a la pública, cualquiera pueda dominarlo. Toca seguir trabajando para mejorar los programas bilingües, que sabemos están creando personas mejor preparadas para actuar en el mundo global del siglo XXI.

"

Estamos consiguiendo que el inglés ya no sea materia de ricos sino que, gracias a la pública, cualquiera pueda dominarlo

"
0
Comentarios

  1. Manuel
    4 de julio de 2024 22:20

    Muy bien, a cambio estáis destrozando nuestro idioma. Seguid con la colonización cultural anglosajona, seguid.

    1. Carmen Marcos Salazar
      5 de julio de 2024 17:13

      Quería apoyar a mi compañero. Llevo 17 años coordinando el programa bilingüe en el CEIP Ciudad de Columbia de Tres Cantos y la labor que se ha desarrollado a través de este programa es enorme. Me rio de las personas que hablan del dinero extra que se nos paga, esto no se hace por dinero, es una miseria el dinero extra que se cobra y mucho más si lo comparamos con la formación que hay que tener y con la cantidad de años invertidos en aprender inglés a nivel C1 ó C2 (niveles que tenemos la mayoría de docentes del programa).
      ¡Qué fácil es criticar sin saber! Está más que demostrado que saber varios idiomas mejora el conocimiento y la reflexión sobre la lengua materna y ayuda a multitud de procesos mentales. Mis padres invirtieron muchísimo dinero en nuestra formación lingüística (mía y de mis hermanos), mis hijas han estudiado las dos en colegio e instituto público en Tres Cantos y con 16 años tenían las dos un nivel C1 en inglés. Mi hija mayor habla también italiano de forma perfecta y tiene conocimientos de latín, francés y árabe.
      El fracaso escolar existe y los buenos y malos profesores, alumnos y familias también (con o sin programas bilingües).

  2. Manuel
    4 de julio de 2024 22:26

    Por cierto, de la casi segura pérdida de la retribución mensual extra que cobran los profesores que dan clase en inglés respecto a los que lo dan en español si toda la asignatura se pasaba a dar en español el Sr. Rodrigo y compañía no dicen nada, seguro que eso no ha tenido nada que ver ja, ja, ja.

  3. Ariadna
    5 de julio de 2024 08:28

    Que curioso que lo llamen salvar el bilingüismo, en vez de decir que salvan su cobro del extra por bilingüismo, y no dicen tampoco que ellos no tienen que hacerse cargo de los alumnos Acnee y el resto de profesores no bilingües (que somos al menos el 70% de profesores de Geografía e Historia) si tienen que tener ese trabajo extra sin cobrar ningún extra como hacen ellos. Es decir, que seguimos trabajando extra sin cobrarlo la mayoría de profesores por una minoría que solo mira sus bolsillos y no por los alumnos. Por qué si hablamos de lo que aporta el bilingüismo a los alumnos gana la lista de las cosas negativas de lo larga que es.

  4. Peter
    5 de julio de 2024 12:25

    Que un profesor de Historia nos venga a decir que se aprende mejor en inglés que en castellano. Que son nativos sus alumnos adolescentes en lengua inglesa. Es de una indecencia que solo cabe atribuir a la existencia de prebendas asociadas.

  5. Lucas
    8 de julio de 2024 17:42

    Soy lector habitual de este medio y no entiendo el motivo de que nunca se den artículos o entrevistas a personas y docentes críticos con el sistema bilingüe. Ahora veo la entrevista a este profesor, el otro día una entrevista al tal Gisbert, creador de este modelo de enseñanza y máximo defensor del mismo… Lo dicho, sabiendo la cantidad de críticas y polémicas que genera la enseñanza bilingüe no sé porque no se atreven a entrevistar a alguien con conocimientos que no le gusta este modelo educativo, ¿Política editorial de este medio? ¿Miedo a alguien o algo?