fbpx

“La Alta Inspección evitará que haya 17 sistemas educativos distintos”

Licenciado en Ciencias Geológicas por la Universidad de Barcelona, Juan Ángel España Talón pasó de ser catedrático de Bachillerato a director de instituto y, más tarde, saltó desde la Dirección Provincial de Educación de Murcia a su actual cargo en el Ministerio: director general de Cooperación Territorial y Alta Inspección.
Miércoles, 28 de February de 2001
0

—¿Con qué herramientas cuenta el MECD para mantener vertebrado el sistema educativo?

—Hay que entender bien el nuevo marco competencial del Ministerio de Educación y Cultura porque hay competencias estatales, autonómicas y otras compartidas. El objetivo es colaborar entre todas las administraciones respetando las competencias de cada uno. Pero respondiendo a tu pregunta, las herramientas básicas son la Conferencia Sectorial de consejeros de Educación, articulado con las comisiones de directores generales y con la Comisión General de Educación; la Alta Inspección y los Programas de Cooperación Territorial principalmente.

—¿Hasta que punto es importante la Conferencia Sectorial de Educación?

—Es el órgano clave en la vertebración del sistema educativo, porque es un órgano de encuentro y deliberación entre CCAA y MECD. Es fundamental a la hora de coordinar el sistema educativo, porque se adoptan convenios entre distintas comunidades y se deciden acciones conjuntas que, aunque sean competencia exclusiva de las autonomías, es conveniente discutir.

—¿Por qué si es un instrumento tan importante no se reunió para debatir los Reales Decretos de mínimos?

—Es que la Conferencia de Educación no es sólo el Pleno, es toda una estructura piramidal. Además, los Reales Decretos de enseñanzas mínimas eran una competencia clara de la Administración Central y eso hay que respetarlo. Lo que se reunió fue la Comisión General de Educación.

—El MECD legisla pero si luego son las comunidades las que desarrollan esa normativa, ¿no está justificado la convocatoria del Pleno ante cambios tan importantes como los Decretos y las leyes que se están preparando?

—Nosotros estimamos, en el caso de los decretos de mínimos, que la Comisión General de Educación era competente y por eso lo hicimos así. Pero sí está prevista la convocatoria del Pleno proximamente. No es nada extraordinario porque esto entra en el plan de trabajo del MECD. Lo que queremos es que a los plenos los proyectos vayan muy elaborados.

—¿Cuál es el cometido básico de la Alta Inspección?

—Pues el de establecer un cauce muy fluido de comunicación entre las comunidades autónomas, y el de establecer las conexiones pertinentes para evitar que se produzca ese posible peligro de la desvertebración del sistema educativo único en 17 sistemas diferentes. Además, el que el sistema de enseñanza de nuestro país se sostenga sobre la base de un cuerpo vigoroso y potente redundará en la mejora de la calidad, que es lo que queremos. En concreto, sería como la representación general de la Administración en las comunidades autónomas, porque es importante saber que la Alta Inspección tiene una doble dependencia: la orgánica, del Ministerio de Administraciones Públicas, y la funcional, del MECD.

—¿Cuáles son los principales proyectos en los que están trabajando ahora las comisiones dependientes del MECD?

—Pues la de Ordenación Académica trabaja en un borrador sobre el CCP (véase MAGISTERIO de 10 de enero de 2001), y por ejemplo, esta misma Comisión también trabaja sobre el proyecto de lo que llamamos las “pruebas libres” o pruebas autorizadas del graduado de Secundaria que sustituirán a las pruebas de Graduado Escolar para que los mayores obtuvieran el título sin tener que estar escolarizados.

—¿Con qué platilla cuenta actualmente la Alta Inspección?

—La plantilla de la Alta Inspección era muy irregular hasta ahora, debido a que no estaban transferidas las competencias en Educación como plantilla base queremos que tenga una dotación del director de la Alta Inspección, los directores de área de la Alta Inspección y otros cargos con un nivel de un 24, un 16 y un 14 respectivamente. En total, hasta cinco personas por lo menos en cada Comunidad Autónoma. 

0