Dispares

Esa es al menos es la sensación que deja el análisis de las tablas comparativas de los salarios de los docentes de la enseñanza pública por comunidades. Porque las diferencias pueden ser, en maestros nóveles, más de 6.000 euros (vamos, un milloncejo de los de antes). Por José M. Lacasa.
Martes, 5 de marzo de 2002
0

Un millón de las antiguas pesetas de diferencia entre dos profesores de Secundaria que hayan aprobado recientemente la misma oposición. Más de 7.500 euros en el caso idéntico de dos maestros. Y todo en, se supone, el mismo país. País que, al menos en el ámbito educativo, se parece cada vez menos al Imagine de Lennon, esa tierra sin fronteras…

Sorprende más cuando en principio casi todas las comunidades pagan un mismo sueldo base, y la mayoría de los complementos son similares.

Complemento específico

Casi todos. Las grandes variaciones tienen su origen, entre otras cosas, en los complementos específico y de formación, que pueden disparar las nóminas dependiendo de a qué lado se esté de la frontera de la taifa de turno.

El último estudio del sindicato ANPE, actualizado en enero de 2003, muestra una disparidad de sueldos brutal, propias de sistemas educativos de países distintos. Sin embargo, en España el trabajo es igual en principio para todos, y salvo excepciones, no parecen existir territorios que justifiquen tal disparidad. ¿Realmente se encuentra menos dificultades en su tarea un maestro gallego que uno riojano?

Lo curioso es que los mismos sindicatos que no permitirían variaciones de sueldos entre centros más o menos conflictivos de una comunidad, permiten o incluso fomentan con una competitividad mal entendida esta situación.
Más curioso aún es que, después de más de diez años, se está a punto de conseguir la homologación retributiva entre los docentes de la Concertada y de la Pública, y sea precisamente esta última la que fomente las diferencias dentro de su seno.

Lo que es evidente es que los docentes de Canarias, País Vasco, Baleares y Navarra mantienen una situación de privilegio, llegando a cobrar un 30 por ciento de sueldo más compañeros de Galicia, Asturias, Castilla y León o Extremadura.

Diferencias sustanciales

Como se puede ver en las tablas adjuntaslas diferencias son sustanciales para maestros y profesores con la oposición recién aprobada, pero las diferencias son escandalosas en el caso de profesores con 30 años de servicio: 11.000 euros, casi dos millones de pesetas de diferencia, entre un maestro gallego y otro navarro; y la mitad en el caso de profesores de Secundaria. Lo que supondrá un retiro mucho más dorado para unos que para otros.

Eso, sin contar con las diferencias en las indemnizaciones por la jubilación anticipada LOGSE: las diferencias, en la paga única, pueden ser de más de seis millones de pesetas.

Como en otros muchos temas, se echa de menos el que existan organismos supracomunitarios que permitan mantener un cierto control y eviten la cada vez más cercana taificación del sistema educativo español a 17 subsistemas distintos. Sin embargo, los que existen permanecen inoperantes o no abordan los temas más espinosos.

La homologación retributiva entre docentes de las distintas comunidades será cada vez más difícil cuanto más tarde se intente poner freno a la situación. Y desde luego, la reproducción de los desequilibrios regionales en la escuela pública no es precisamente el mejor pasaporte para conseguir una escuela más justa.

0