fbpx

Andalucía ocultó ‘su´ PISA debido a los malos datos

Andalucía realizó el PISA 2003 con una muestra ampliada de más de 1.400 alumnos, pero pidió a la OCDE que no publicara los datos segregados. La Consejería de esta comunidad lo niega.
Miércoles, 1 de June de 2005
0

Autor: José M. LACASA

Hasta ahora habíamos creído que sólo tres comunidades se habían presentado a la muestra ampliada de PISA 2003, pues sólo se presentaron los resultados de Cataluña, País Vasco y Castilla y León. Sin embargo, la comunidad andaluza también hizo uso de la muestra ampliada –examinar a un mayor número de alumnos para que la muestra sea significativa en la autonomía–, pero se retiró al conocer los resultados.

Esa “retirada” era una posibilidad que la OCDE ofrecía en ese momento a las comunidades no nacionales que se presentaban al PISA, y consistía en no hacer público el estudio de la comunidad, sino incluir lo datos entre el resto de los alumnos del país, sin que sea posible identificarlos. Tan sólo la consejería podía conocer los resultados globales de la comunidad.

A juicio de los que conocen los datos, los resultados son “catastróficos, muy por debajo de la media española”, lo que da la razón a los que pensábamos que, si se descontaba el “efecto Andalucía” (tiene un quinto de los alumnos españoles), los resultados del resto de España mejorarían e incluso superarían a Cataluña.
La Consejería de Educación de Andalucía ha negado que se presentase con muestra ampliada al PISA 2003, aunque sí piensa hacerlo en 2006. También ha negado haberla pagado. Sin embargo, no ha aclarado el número de alumnos andaluces que se presentaron a las pruebas (más de 1.400), ni el porqué de cifra tan abultada.

Y en el País Vasco…

En el País Vasco también se presentaron al PISA 2003 con muestra ampliada, pero sus datos sí que fueron publicados por la OCDE. Lo que sorprendía era el número de alumnos evaluados, 3.885 de 141 centros –Castilla y León, con 1.490 alumnos y 51 centros, tiene los mismos alumnos de 15 años que la comunidad vasca.

La razón es que la Consejería de Educación quiso en realidad tener una muestra significativa de los tres modelos educativos de su comunidad: en vasco con el castellano como asignatura, la mitad de las asignaturas en vasco y la mitad en castellano, o todas las asignaturas en castellano con el vasco como asignatura. Sin embargo, la consejera vasca (actualmente en funciones) no publicó los datos por modelos, utilizándolos sólo internamente.
 

0