fbpx

Una vez más, prostitución infantil en España

Periódicamente se desarticula una red de prostitución o pornografía infantil, y cada vez encontramos delitos más graves. Esta vez, una red de pederastia en la que participan jóvenes.
Miércoles, 1 de June de 2005
0

Autor: José M. LACASA

Entre los múltiples delitos que pueden sufrir los menores, pocos tan aberrantes como la pornografía y la prostitución de menores. Sin embargo, es un delito que se ha perseguido poco y de manera ineficiente durante muchos años.

Internet ha unido a los pedófilos, lo que ha desatado las alarmas entre los padres. Cada vez se oye hablar más de estos delitos, y la sociedad presiona para que caigan las barreras nacionales que impiden la persecución de estos crímenes. También piden un aumento de las penas.

La batida llevada a cabo hace poco más de un año se saldó con una veintena de detenciones y la requisa de material que quienes se han visto en la obligación de verlo califican de “monstruoso”. En este caso las imágenes provenían de Extremo Oriente. Las detenciones de hace unos días fueron cinco, tres de ellos –a los que se acusa de delitos más graves– son jóvenes de 23 y 24 años. El mismo ministro del Interior reconoce que “no había visto nada más brutal”.

El perfil del delincuente está cambiando: antes era un varón de entre 30 y 50 años, ahora cada vez son más jóvenes. Incluso, muchos adolescentes con un acceso casi ilimitado a internet son captados o contactan por casualidad con alguno de estos grupos: a través de chats o de simples páginas pornográficas no es tan difícil. De hecho, todos los expertos consideran necesario proteger y vigilar el acceso a internet de niños y adolescentes.

Prostitución y porno

Puede parecer que se está confundiendo pornografía infantil con prostitución infantil, pero no es así por dos razones: primera, porque para que exista pornografía debe haber antes prostitución de esos niños. Segundo –y no menos importante– porque hay una estrecha relación entre el consumo de pornografía infantil y la pedofilia.

Hace un año MAGISTERIO denunciaba el crecimiento de estos delitos en España. Hoy sabemos que uno de los detenidos se ofrecía como canguro y estaba pensando en abrir una guardería. Son decenas los padres que, horrorizados, reconocen en la fotografía del criminal a alguien a quien dejaron a cargo de sus hijos. En España.

¿Cómo detectar abusos?

Existen una serie de indicadores físicos y psicológicos que, en caso de reproducirse, pueden llevarnos a sospechar que un menor está sufriendo algún tipo de abuso sexual y que debemos por tanto intervenir:

INDICADORES FÍSICOS: moratones, infección urinaria, dolor al sentarse o al andar, sangrado… u otros indicadores de tipo psicosomático como los trastornos alimenticios (anorexia, bulimia…) o el insomnio.

CAMBIOS EN LA CONDUCTA: desconfianza, introspección, tendencia al aislamiento, reproducción de conductas sexuales que no corresponden a la edad, agresividad, problemas escolares…

TRASTORNOS EMOCIONALES: ansiedad, depresión, sentimiento de culpa, miedos, pánicos y fobias, rechazo hacia algunos adultos, conflictos familiares.
Denuncie SIEMPRE los abusos sexuales sobre menores. Puede hacerlo en: CUERPO NACIONAL DE POLICÍA, http://www.mir.es/policia/bit/index.htm. GUARDIA CIVIL, http://www.guardiacivil.es/telematicos/index.htm o, de forma anónima, en PROTÉGELES, http://www.protegeles.com.

0