fbpx

Los beneficios de la enseñanza bilingüe

Ismael Sanz
Profesor de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
16 de noviembre de 2016
0

La Universidad de Washington realizó, durante nueve meses (desde septiembre de 2015, hasta finales de junio de 2016) un estudio en cuatro centros de Educación Infantil de la Comunidad de Madrid centrado en el aprendizaje del inglés a una edad temprana (de 8 a 36 meses) basado en una metodología lúdica que prepara a los niños para la adquisición de conocimientos y que les permite desarrollar aptitudes de comprensión auditiva y pronunciación para que les sirvan de apoyo en etapas educativas posteriores. La propuesta de proyecto bilingüe de Madrid ofreció a los niños de las familias madrileñas una oportunidad para comenzar a aprender inglés desde la infancia, a través de interacciones en la vida cotidiana con nativos.

El Instituto de Ciencias para el Aprendizaje y el Cerebro (I-LABS) de la Universidad de Washington en Seattle, Estados Unidos, es un centro de referencia internacional en el estudio de la evaluación de la adquisición del conocimiento de los niños y del impacto del aprendizaje en dos lenguas.

Este estudio fue realizado por un equipo integrado por 16 miembros, uno de los cuales actuó como investigador principal (Dra. Patricia k. Kuhl, co-directora de I-LABS) y otro en calidad de coordinador del Proyecto (Dra Naja Ferjan Ramírez, científica investigadora de I-LABS). Estos investigadores midieron las destrezas lingüísticas en inglés de los niños de cuatro centros de Educación Infantil de la Comunidad de Madrid, desde el principio al final de su intervención y supervisaron el proceso de aprendizaje de los niños y el desarrollo de sus destrezas orales.

El pasado día 28 de octubre, la Dra. Patricia Kuhl que presentó los resultados del estudio en el IES “Beatriz Galindo”, determinó que una sola hora de interacción en inglés a través del juego a edades tempranas favorece de forma sorprendente el aprendizaje.

¿Hasta qué punto influye en el proceso de aprendizaje el hecho de que el niño de corta edad aprenda inglés a través de la interacción diaria con un hablante nativo de dicha lengua? Esta es la pregunta que se han hecho los investigadores de I-LABS en su estudio que han denominado Proyecto Bilingüe Madrid: Inmersión en Inglés en Educación Infantil.

“Los bebés son genios lingüísticos”, señaló la Dra. Naja Ferjan, coordinadora del proyecto, especializada en los procesos cognitivos derivados de la adquisición del primer y segundo idioma y en los efectos que el bilingüismo tiene en los cerebros de los bebés y niños de corta edad.

Está demostrado que durante el desarrollo del niño hay un momento en el que su cerebro está mejor preparado para el aprendizaje de la lengua y no solo de una sino de dos, tres, cuatro,… lenguas. Los niños de 0 a 7 años tienen una alta capacidad para aprender idiomas si tienen la oportunidad e interactuar y hablar en esa lengua.

¿Qué pasaría si ofreciéramos a los bebés la oportunidad de interactuar con nativos de inglés durante una hora diaria de juego? Pese a que investigaciones previas sugerían que los niños en estas circunstancias deberían alcanzar altos niveles de aprendizaje, esta hipótesis nunca se había testado fuera del laboratorio con anterioridad.

El estudio arroja los siguientes resultados:

  • Los niños comenzaron a aprender inglés pronto y el número de vocalizaciones en inglés aumentó rápidamente.
  • Primero repetían lo que decían sus tutores y después hablaban de manera espontánea. El aprendizaje del español siguió aumentando, al mismo ritmo tanto en el grupo experimental como en el de control.
  • Los investigadores piensan que sí es posible “encender” el proceso de aprendizaje de hablar inglés con una hora diaria de exposición de inglés a través del juego dentro de las escuelas infantiles.
  • La investigación tuvo éxito en todas y cada una de las escuelas infantiles y en todas las edades objeto de estudio.

Durante el desarrollo de esta investigación también se ha podido comprobar cómo el aprendizaje de una segunda lengua afecta positivamente al resto de habilidades cognitivas. Asimismo, este aprendizaje no se pierde con el tiempo, no perjudica a la lengua materna y beneficia a todos los niños por igual, ya que los resultados obtenidos han sido los mismos independientemente de las características socioeconómicas de las escuelas en las que se llevó a cabo.

0
Comentarios