Lourdes Martín: “Se les matricula y pasan de curso sin analizar su potencial”

El Grupo IFC y Talentbrücke han creado una serie de pruebas que analizan y muestran las habilidades de los alumnos.
Alberto López TavaresMiércoles, 13 de febrero de 2019
0

Lourdes Martín, Project Manager del Grupo IFC (International Formation Center), repasará  los elementos más importantes de la iniciativa que han elaborado junto a Talentbrücke consistente en realizar una serie de pruebas a alumnos de 12 años. Con ello, se conocerán cuáles son sus habilidades y aptitudes y, a raíz de este conocimiento, elegir sus estudios acoplados a sus preferencias, gustos y objetivos, para así minimizar el riesgo del abandono escolar y generar mejores profesionales.

¿Quiénes sois y cómo surge esta idea?
—Somos un grupo de empresas, el Grupo IFC. Disponemos de tres líneas de trabajo, una de ellas es el análisis de potencial. Esto lo desarrollamos con un partner alemán, Talentbrücke, especialistas en estas competencias. Trabajamos y queremos defender el análisis de potencial para reducir el índice de fracaso escolar en el sistema de Educación español.

¿Qué carencia existe en el sistema educativo español para que ustedes hayan propulsado esta idea?
—En el sistema educativo español lo que se hace es matricular a los niños y se les pasa de curso sin analizar cuál es su potencial y cuáles son las habilidades que pueden conducirles a un desarrollo académico y profesional exitoso. Llegan a la ESO eligiendo una vía y desconocen si es la correcta. Ahí puede surgir el fracaso escolar, es decir, un déficit en el sistema educativo para poder ayudar a esos estudiantes a que finalicen con éxito sus estudios.

Ustedes dan la opción, por tanto, a que los alumnos conozcan aptitudes que desconocían que tenían, ¿no es así?
—Exacto. Facilitamos al alumno el conocer sus habilidades y destrezas. En España se incide en hacer carreras y se deja un índice muy grande de profesiones sin cubrir. Nosotros ayudamos al que tiene un padre panadero que quiera que su hijo estudie una carrera, pero a lo mejor las pruebas indican que tiene capacidad para generar una franquicia de panaderías.

Ahonde un poco en cómo es el funcionamiento y a qué edad es recomendable realizarlas…
—Se realizan a los 12 años, cuando finaliza la Primaria, para que ellos comiencen a conocer cuáles son sus fortalezas. Desarrollamos pruebas de habilidades y capacidad, también de manipulación de objetos… Por ejemplo, en una de ellas deben mover y manipular alambre. Esto permite conocer si el niño tiene más habilidades para una parte psicomotriz o para desarrollar un test o prueba escrita. Es decir, observamos si el niño está más enfocado al estudio puro y duro o tiene habilidades para trabajar en el sector de la arquitectura, puesto que dispone de
habilidades para el dibujo.

¿Cuándo tendrán los padres los resultados?
—Las pruebas se realizan por la mañana. Hay un psicólogo por cada cinco o seis niños que les acompaña durante las pruebas. Por la tarde, los resultados se transcriben y se les da el informe. Por tanto, los padres obtienen los resultados por la tarde y en una reunión se les explicaría en qué áreas y dónde el niño parece tener más potencial.

Cuando alguien está interesado, ¿cuáles son los pasos a seguir para realizar estas pruebas?
—Una vez que los progenitores estén interesados en hacer esas pruebas deben ponerse en contacto con nosotros. A continuación cerramos una reunión con los padres y les presentamos las pruebas que haremos al menor.

¿Cuál es el precio para poder acceder a la realización de estas seis pruebas?
—Oscila entre 120 y 150 euros por alumno, puesto que es un informe muy detallado.

0
Comentarios