Vox pide información de las charlas sobre diversidad afectiva y sexual en los colegios

Rocío Monasterio solicita la lista de los voluntarios que acude a los colegios, los centros que han participado, los grupos destinatarios o el temario impartido.
Saray MarquésViernes, 12 de julio de 2019
0

Un 60% de los adolescentes ha presenciado bullying homófobo, según un estudio de Cogam en 2015. JOVANNIG

La representante de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha reclamado, mediante un escrito registrado en la Asamblea, datos sobre las charlas sobre diversidad afectiva y sexual que se están impartiendo en los colegios públicos y concertados por parte de distintas asociaciones como Cogam, que el curso pasado llegó a 9.000 alumnos, casi todos de Secundaria.

En concreto, pide saber los colegios e institutos que han solicitado estas charlas, cuándo se han celebrado, los grupos que han acudido y los voluntarios que las han impartido.

Según declaraciones del entorno de Vox recogicas por la agencia Efe, “no hay acciones previstas a corto plazo al respecto”. Se justifica la solicitud, por tanto, como una petición de información para que los diputados de Vox “puedan empezar a trabajar”.

Sin embargo, la diputada socialista Carla Antonelli ha criticado este movimiento del partido de Santiago Abascal en la Comunidad de Madrid como el inicio de una “caza de brujas” e “Inquisición” contra el colectivo LGTBI.  También desde Unidas Podemos se ha considerado como “un claro intento de intimidación”.

"Falsa alarma"

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha lamentado que se esté creando una “falsa alarma”, mientras que el líder de Ciudadanos en la región ha subrayado que Vox “está en su derecho de pedir la información que considere oportuna y la Comunidad de Madrid tendrá que valorar si es conforme a derecho”, como recoge la agencia Efe.

Con esta iniciativa, Vox sigue en Madrid el mismo camino emprendido en la Comunidad Valenciana, donde también ha pedido conocer las partidas dedicadas a este tipo de cursos.

Protección de datos

Al equipo encargado de Educación del colectivo madrileño Cogam esta noticia le ha sorprendido en Italia, donde participan junto con otras organizaciones europeas para analizar las acciones de sensibilización sobre diversidad afectiva y sexual.

Sin embargo, su presidenta, Carmen García de Merlo, advierte de que esos datos no están en poder de la Comunidad de Madrid y no se pueden dar en cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos. “Son actividades extraescolares, con el permiso de los padres, que los centros solicitan dentro de su autonomía, y los voluntarios, con un perfil profesional relacionado con la intervención socioeducativa, son formados y acompañados en el proceso. Además, como en cualquier trabajo con menores, han de acreditar que no tienen delitos de naturaleza sexual con menores mediante el correspondiente certificado”, explica.

En la misma línea se ha pronunciado la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, subrayando que estas actividades formativas extraescolares dependen de cada centro, que no disponen de listados, que la consejería cumple y cumplirá “escrupulosamente” con la Ley Orgánica de Protección de Datos y que no hay “ni una sola denuncia” por adoctrinamiento en las aulas madrileñas.

Equipo de voluntarios

Respecto a la plantilla de Cogam, su presidenta advierte de que sólo cuenta con tres trabajadores fijos, el gerente, la persona encargada del área de salud y la encargada de Educación: “En el resto de acciones, entre ellas la asesoría jurídica, funcionamos con voluntarios”.

Las charlas que imparten Cogam y otras asociaciones se sufragan con las subvenciones con cargo al 0,7% del IRPF para proyectos de interés social. Hasta 2017 era la FELGTB, estatal, la que gestionaba estas subvenciones, pero hace dos años se acordó un reparto mixto de este porcentaje (un tramo autonómico del 80% y uno estatal del 20%), por lo que pasaron a ser las comunidades autónomas las encargadas de conceder la mayor parte de estas subvenciones, que desde entonces gestionan directamente con ellas las distintas asociaciones. También les corresponde a las entidades de cada comunidad la selección de voluntarios.  

La FELGTB, por su parte, se encarga de las reuniones técnicas de coordinación, con proyectos como Red Educa y Escuelas seguras, donde se puede apreciar una mayor proliferación de estas charlas en colegios e institutos de la Comunidad Valenciana, Canarias, Galicia o Asturias. La FELGTB provee asimismo de materiales y recursos que las entidades incorporan en sus talleres, pero estas tienen autonomía y gestionan directamente las subvenciones.

Reacciones

Carlos Canencia, profesor en el IES Rosa Chacel de Colmenar Viejo, se reivindica como docente fuera del armario. Aunque en su centro no ha habido charlas este curso, sí se ha creado un grupo de apoyo, LGBTayudamos: “No me gusta el debate policial en que ha devenido esto, pidiendo listas negras. Creo que, en su lugar, deberíamos debatir si estamos dando respuesta a la población de alumnos LGTBI o si están padeciendo un sufrimiento extra, qué hacer para llegar a ellos, para que se sientan cómodos, ver si los colegios e institutos cuentan con planes, con cursos de formación en esta línea, como recoge la ley”.

Carmen García de Merlo, por su parte, critica el “acoso y derribo” a las entidades y los voluntarios que imparten estas charlas. Voluntarios que han iniciado una campaña en redes sociales en que se visibilizan bajo hashtags como #YoTambiénSoyCogam o #ApuntaMiNombreVox.

0
Comentarios