fbpx

Lectura placentera en cuarentena

El 2 de abril se celebró el Día del Libro Infantil y Juvenil, una excusa como cualquier otra para dedicar un ratito a la lectura individual o en familia. Los expertos destacan los beneficios de leerle a tus hijos.
RedacciónJueves, 2 de abril de 2020
0

El porcentaje de padres que leen a sus hijos ha aumentado este año. BISCOTTO87

Si esto realmente fuera una cuarentena, si durara 40 días, nos encontraríamos en su ecuador.

Han pasado 20 días desde que se decretó el estado de alarma por la crisis del coronavirus Covid-20. En este tiempo, si nos hemos mantenido sanos y en casa, seguramente hemos cocinado más y mejor de lo que solíamos e incluso nos hemos atrevido a cortar/nos el pelo. Hemos convertido las videoconferencias y llamadas a los que están lejos en una buena costumbre, hemos visto con nuestros hijos aquella película que nos marcó o nos hemos puesto un vídeo de lo que una familia china confinada hacía dos meses atrás y hemos tratado de imitarles. Puede que hayamos constatado que las manualidades siguen sin ser lo nuestro… pero ¿hemos leído más?

El 2 de abril se celebra el Día del Libro Infantil y Juvenil y quizá esta efeméride puede servir para percatarnos de que no estamos leyendo más que antes, cuando algunas de las excusas más frecuentes en un país en que solo un 68’5% de los mayores de 14 años lee libros es la falta de tiempo, según el último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España.

Según este estudio, que el gremio de editores y el Ministerio de Cultura elaboran cada año, sí ha aumentado el porcentaje de padres que leen a sus hijos, que evolucionó del 75,4% en 2018 al 83,6% en 2019. Una rutina que puede contribuir a fortalecer el hábito lector de los más pequeños (aquel famoso ‘Si tú lees, ellos leen’) y a descubrirles el placer de la lectura, que para los lectores declarados “ayuda a comprender el mundo que nos rodea”, “es una actividad emocionante y estimulante”, “contribuye a tener una actitud más abierta y tolerante” y “te hace más feliz”.

Pensando en esos niños que no perdonan el cuento, en aquellos que comienzan a dar sus primeros pasos como lectores o los jóvenes lectores consolidados han surgido distintas propuestas en este 2 de abril:

  • Anaya presenta actividades como cuentacuentos y lectura online de libros en torno a esta efeméride. Además, ha lanzado diversas recomendaciones, con las primeras páginas de títulos como No es Hansel y Gretel, de Josh Funk y Las mejores historias y rimas de Gianni Rodari para los más pequeños.
  • SM ha puesto a disposición de las familias y de los jóvenes lectores lecturas diarias en redes sociales a través de las Tardes de cuento.
  • Edebé ha recuperado cuentos tradicionales como Los músicos de Bremen o Los tres cerditos desde la particular visión del ilustrador italiano Attilio, cuya trayectoria recibió una mención especial en la última Feria del Libro Infantil Bolonia. También ha lanzado propuestas para lograr un mundo mejor, con ¡Cómo mola cuidar el planeta!, a cargo de Carme Dolz y Esther Méndez.
  • Desde el Ministerio de Cultura se han puesto en marcha distintas iniciativas, como la inclusión en el portal de préstamo bibliotecario digital eBiblio de dos libros de literatura infantil y juvenil: Un halcón que dice verdades y la edición ilustrada Robinson Crusoe: su vida y aventuras. Desde hoy y durante toda la Semana Santa, la cuenta del Ministerio de Cultura y Deporte en Instagram TV ofrecerá un vídeo cada día con la narración altruista de autores como Begoña Oro, Fran Pintadera, Ana Griott, Jesús López Moya, Pello Añorga o Yolanda Arrieta, que leerán su propia obra. También se colgará a diario en la cuenta de Instagram una semblanza de un autor histórico de infantil o juvenil y se recomendarán sus obras. Además, desde la Dirección General del Libro y sus cuentas en redes sociales (@libroylecturagob) se difunden las actividades de clubs de lectura, lecturas virtuales o encuentros con autores organizadas con motivo del Día del Libro Infantil y Juvenil organizadas por bibliotecas y editoriales.

Beneficios de leerle a tus hijos, por Hélène Cotinet

La profesora y formadora Hélène Cotinet enumera las bondades de la lectura en voz alta a los más pequeños de la casa:

  • Se establece una mayor conexión a nivel emocional.
  • Existen estudios que demuestran la correlación entre el numero de palabras que escucha un niño de pequeño con su éxito académico.
  • Leerles en voz alta en una lengua extranjera, de ser posible, les ayuda a procesar más vocabulario y desarrollar sus habilidades de comprensión.
  • A través de las historias se comparten comportamientos, emociones y hechos que les ayudan a desarrollar su inteligencia emocional y a entender el mundo.

¿Cómo leerles?

  • Lee lentamente, con tiempo para que puedan mirar las imágenes, si las hay, y para comentarlas.
  • Deja que te interrumpan para que te cuenten cómo relacionan la historia o las imágenes con sus propias vivencias.
  • Vuelve a leer el mismo libro si les gusta. Esto significa que han conectado con la historia.
  • Nunca es pronto para empezar a leerles ni tampoco nunca es tarde. Cuando son bebés la lectura en voz alta puede tranquilizarles antes de dormir. Cuando empiezan a leer, se pueden leer libros infantiles con ellos y, más adelante, leer el libro (por ejemplo, Harry Potter) antes de ver la película. En el caso de los adolescentes, se pueden leer juntos artículos de prensa y cómics.
  • Cuando ya saben leer, también se pueden coger libros y cada uno estar leyendo su propio libro. Una buena idea es pasar un momento juntos el fin de semana leyendo, como una cita especial en familia.
0
Comentarios