fbpx

Los superhéroes también nos sirven para aprender Física

La Física nos ayuda a analizar los superpoderes, entender sus límites y reconocer qué acciones son imposibles y cuáles son solo difíciles de conseguir.
Adrián ArcosMartes, 1 de junio de 2021
0

Los cómics de superhéroes pueden ser una herramienta pedagógica muy útil para explicar las leyes científicas de manera fácil y divertida. © HALFPOINT

¿Te has preguntado cuánta física saben los superhéroes? Muchas de las ideas que aparecían en los cómics clásicos son ahora realidad: superordenadores que caben en un bolsillo o en la mano, mochilas que permiten que una persona vuele…, pero ¿y qué hay de los poderes?, ¿pueden tener base científica?

La Física puede ayudarnos a analizar estos superpoderes, entender sus límites, reconocer cuándo los guionistas se han tomado una licencia poético-física, qué cosas son realmente imposibles y cuáles solo improbables o simplemente difíciles de conseguir. El profesor de U-tad y doctor en Física de Sistemas Complejos, Rafael Vida, ha analizado cuáles son los superhéroes que mejor y peor se adaptan a las leyes de la física.

Spiderman, el que más sabe de Física

Spiderman es quizás el que más sabe de física, tanto dentro del cómic –es científico–, como en nuestro mundo. El profesor de U-tad nos da varios ejemplos de la aplicación de mecánica y dinámica en los cómics clásicos, como es el triste y famoso caso de la muerte de Gwen en el número 121 de la colección. En ese número Spiderman está luchando con el Duende Verde, y su novia Gwen está involucrada. El Duende Verde lanza una bomba y Gwen cae desde la parte más elevada del puente. Spiderman lanza una telaraña para atraparla en el aire y, al frenarla, se le rompe el cuello a Gwen.

Haciendo cálculos con la física que se usa en Bachillerato, se puede estimar que la aceleración que sufre el cuerpo de Gwen al ser frenada de esa forma es cercana a 10g, por lo que parece bastante razonable. Otro ejemplo claro que nos asegura que Spiderman sabe física es que usa sus telarañas para desplazarse por la ciudad mediante el cálculo vectorial de la suma de fuerzas. Dispara a derecha e izquierda, y el desplazamiento se produce al componer ambas fuerzas, de forma casi rectilínea.

Las condiciones para volar

Teniendo en cuenta las leyes de Newton, el profesor Rafael Vida explica que “para poder cambiar de dirección es necesario aplicar una fuerza, y en el aire no hay forma de aplicar dicha fuerza, salvo que asumamos algún tipo de comportamiento casi mágico”.

Hay algunos superhéroes voladores que hacen algo parecido a los aviones a reacción, expulsando materia a alta presión, o incluso chorros de plasma o energía. “Esto aplica el principio de la tercera ley de Newton –apunta Vida–, lo que parece algo más razonable para poder propulsarse y cambiar de dirección”.

Electromagnetismo y radiación

Respecto a Electro y Magneto y la física del electromagnetismo, el profesor asegura que si “se desplaza una carga eléctrica podemos obtener un campo magnético y viceversa”. Es decir, si Electro se mueve respecto a un sistema, podría generar campos magnéticos. Lo mismo pasa si desplazamos a Magneto, que podría generar electricidad. “Esperemos que no lo descubran, porque son dos supervillanos bastantes malvados”, bromea.

También la radiación se ha usado como excusa para justificar la aparición de superhéroes y supervillanos, como es el caso de la Patrulla X o Hulk. Según el profesor Vida, “en el momento en el que estos superhéroes aparecieron no se entendía muy bien qué era la radiación y qué papel juega en las mutaciones. Los tres grandes tipos de radiación –alfa, beta y gamma– se entienden ahora muchísimo mejor, y realmente sí que tienen que ver con las mutaciones que han hecho posible la evolución de la vida en la Tierra. Ocurre igual con la radiación cósmica, cuyo origen está relacionado con la vida y muerte de las estrellas, la aparición de cuásares, etc.”.

Física cuántica y portales interdimensionales

Por su parte, Ant-Man es un superhéroe que puede hacerse pequeño, tan pequeño, que podría acercarse al mundo cuántico. “Tomando ciertas licencias, la representación que suele hacerse del mundo de lo ‘muy pequeño’ es bastante acertada”, confirma el profesor. “Hay fluctuaciones cuánticas, aparecen y desaparecen partículas, y las leyes de la física clásica a las que estamos acostumbrados en el mundo macroscópico dejan de funcionar cuando nos acercamos a lo pequeño”.

En cuanto a los portales interdimensionales y los viajes espaciales a través de agujeros de gusano –que aparecen en capítulos de los Cuatro Fantásticos o los Vengadores–, según Vida, “aunque en los cómics se haga referencia a áreas del conocimiento que son más bien conjeturas, siempre hay una base científica real. Ocurre que el universo se curva con la materia, y el concepto de agujero de gusano para “saltar” de un lugar a otro usando atajos parece plausible –si se pudiera sobrevivir al agujero, claro–”. También la cuántica explica cómo una partícula puede estar simultáneamente en dos sitios y en dos estados, lo que da lugar a la idea de posibles universos paralelos.

0
Comentarios