fbpx

Santiago García (CECE): "La pretendida falta de prestigio social de la FP es desconocimiento"

El Gobierno aspira a que el anteproyecto de ley de FP sea proyecto en septiembre y esté aprobado como ley en diciembre. Analizamos de la mano de Santiago García qué aspectos han generado fricciones o todavía se podrían modificar.
Saray MarquésMiércoles, 28 de julio de 2021
0

Santiago García, durante su comparecencia en la Comisión de Educación y Formación Profesional el pasado 30 de junio.

Santiago García Gutiérrez es el secretario general de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), que reúne a miles de centros privados y concertados de España. También es un gran experto en Formación Profesional. Además de ser más de 15 años director de un centro de FP, ha sido presidente del Foro Europeo para la Formación Técnica y Profesional (2016-2018) y ha participado en los grupos de trabajo de la Comisión Europea y el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop).

Hablamos con él del anteproyecto de Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional.

¿Cree que el texto debería cerrar más algunos aspectos, ser más concreto?
–Es una ley orgánica, un paraguas que establece las reglas del juego, que no puede bajar a un nivel de detalle muy profundo en determinados aspectos, pues eso será objeto de desarrollos normativos posteriores. Hay quien pide que aparezca la ratio de alumnos, por ejemplo. Muchas de esas cosas aparecerán en esos desarrollos.

Además, la ley tiene que ser lo bastante flexible para no invadir competencias autonómicas, no se puede cerrar mucho para no dejar fuera cosas que se están haciendo y están funcionando en las comunidades autónomas. De hecho, la ley reconoce y da carta de naturaleza a buenas prácticas autonómicas, como los dobles grados nacionales o internacionales, que se están desarrollando como proyectos piloto y a los que les da un impulso.

En el tema de la FP Dual, donde hoy hay muchas diferencias entre comunidades, se establece una regulación homogénea estatal, pero mínima, con un margen muy amplio.

¿Hay margen para modificar el texto todavía?
–Yo, como todos los comparecientes en la Comisión de Educación y Formación Profesional, como el Consejo Escolar del Estado, estoy hablando de un anteproyecto que ha pasado por el Consejo de Ministros en lectura única. Hay que ver cómo queda el proyecto con las distintas aportaciones de diferentes colectivos, con las enmiendas del Consejo Escolar si se recogen… Se ha dicho que el hecho de que haya tantas enmiendas es algo muy bueno, que refleja un alto grado de participación. Yo creo que también muestra que antes del anteproyecto no se ha tenido en cuenta a nadie, porque hay muchas cosas que si se hubieran hablado antes habrían dado lugar a un anteproyecto mejor. Pero hay bastante premura. La idea es presentar el proyecto de ley en Consejo de Ministros en septiembre y aprobarlo en el último trimestre del año.

Cuando esté el texto definitivo faltará todo el desarrollo normativo.
–Sí, habrá que tocar más de 20 leyes entre las nuevas, las que hay que derogar, modificar…

Entre ellas hay que modificar la Lomloe en el apartado de los profesores técnicos de FP.
–Sí, este ha sido uno de los puntos más controvertidos. En una de las enmiendas en el Consejo Escolar se le pide al Gobierno que lo cambie; todos estamos de acuerdo, pero ellos insisten. El tema de en qué grupo de funcionariado están es otra pelea, pero a mí lo que me preocupa es que los titulados superiores en FP puedan seguir impartiendo docencia en los centros concertados y privados, porque son necesarios. En Artes Gráficas, en procesos de impresión en offset, un licenciado en Comunicación Audiovisual no sabe ni de qué color es la máquina. Yo creo que no se debería quedar en los sectores singulares, porque en otros muchos sectores los titulados superiores en FP son los que mejor pueden impartir docencia para la parte práctica. Por eso, como las titulaciones que habilitan para la Pública son las mismas que para la Privada, hemos dicho que necesitamos que puedan impartir docencia.

Hay muchas cosas que coinciden en la Pública y la Privada, y usted ha dicho que se siente cómodo con el tratamiento de ambas en la ley [en España, el 30% de la FP es privada, y el 20%, concertada], quizá con el pero de la Formación Profesional online.
–Sí, se introduce el requisito de tener simultáneamente grupos en presencial, lo cual es prácticamente imposible, y se exime a los centros públicos que impartan Formación Profesional exclusivamente online. Creemos que esto no debería depender de la titularidad del centro, que no se debería intentar favorecer a los centros públicos, sobre todo cuando se habla de digitalización, flexibilización, de facilitar el acceso a estos estudios, de compatibilidad, de reciclaje… y así se lo hemos trasladado al Ministerio.

¿Que hay centros privados que engañan a los alumnos diciendo que sus formaciones son oficiales y no lo son? Acabemos con eso. Ahí está la inspección educativa, la laboral… Fijemos unos requisitos de calidad equitativos, pero no nos carguemos a todas las privadas.

"

Creemos que la posibilidad de impartir Formación Profesional exclusivamente online no debería depender de la titularidad del centro

"

Una de sus enmiendas en el CEE iba en esta línea.
–Sí, de las cuatro que pusimos es la única que no se ha aprobado. En el otro sentido, se han aprobado  cuatro enmiendas para priorizar la red pública.

También se ha oído en estas semanas que la FP Dual General de Dual solo tiene el nombre.
–Creo que, junto con el del profesorado técnico de FP, es uno de los temas más contestados, también por los sindicatos. Todos hemos dicho que queda muy bonito decir que toda la FP es dual, pero que todos sabemos que no es posible. Por eso algunas enmiendas reclaman que no se diga que todo es dual, pero tenemos pocas esperanzas. La sensación es de que todo esto está muy pensado y que el Gobierno, salvo cosas en las que estemos todos muy de acuerdo, no sé si nos va a hacer mucho caso. En la ponencia marco del PSOE para su congreso de octubre, por ejemplo, en la parte de FP, se calca el texto, aunque sea un anteproyecto.

La FP Dual General es una Formación en Centros de Trabajo (FCT) con más horas, y vestida para que parezca dual. En ciclos de Grado Básico va a ser prácticamente imposible, unas prácticas o una dual de entre 500 y 700 horas son desproporcionadas para los objetivos que se persiguen y suponen desconocer la realidad empresarial.

Según usted, este planteamiento de Dual General no casa con lo que en Europa se denomina así.
–En Europa solo sería Dual la Dual Avanzada o en Alternancia. Una recomendación de la Comisión Europea establece los 14 criterios para una FP Dual de calidad, y uno de ellos es la remuneración. La FP Dual de verdad es la Avanzada. Ellos dicen que la FCT es dual, pero dual no es hacer prácticas, dual es aprender cosas.

"

En Europa solo sería Dual la Dual Avanzada

"

Han dicho que hablar de grados A, B, C, D y E puede dar lugar a confusión.
–Sí, se ha aprobado una enmienda en el CEE para que se cambie la nomenclatura, para que no lo llamen grados, que sean, por ejemplo, niveles, porque puede llevar a mezclar una cosa con otra. Los ciclos de Grado Básico, de Grado Medio y Superior siguen, son el grado D.

En la ley se habla de una FP a la carta para el alumno, con un plan formativo a medida, pero también para las empresas, a las que se ofrece un “diseño diferenciado” de la formación en función de sus necesidades, ¿cómo se conciliará esto?
–Es otro de los puntos de fricción. El Sindicato de Estudiantes y STEs presentaron votos particulares e informes alternativos por considerar que la mayor participación de las empresas es vender la FP a la empresa, privatizarla, el fin de la FP pública.

El anteproyecto no dice que la empresa vaya a decidir el 40% de la formación. El currículo es el que es, pero sería absurdo plantear una FP sin contar con la empresa. Las necesidades del mundo de la empresa las sabe la empresa y la FP tiene que ser formación para que la gente encuentre trabajo. Esto es así en todo el mundo, y en los países que se plantean como modelo de Dual son las cámaras de comercio, los gremios y las empresas las que más tienen que decir, no el Ministerio.

El centro se ha de reunir con la empresa, ver lo que los alumnos deben saber al final, qué parte de los resultados de aprendizaje serán en uno y en otra, puede que si el título no está actualizado la empresa  incluya contenidos negociando con el centro si cree que con ellos mejorará la formación de los alumnos. Y sí, esto se conjuga con los itinerarios personalizados en función de las necesidades e intereses del alumno, siempre alrededor de un núcleo de formación, gracias a un catálogo modular muy amplio que abre la posibilidad de módulos optativos y de itinerarios distintos apoyados en cursos de especialización. En Finlandia o en Holanda se hace, con itinerarios personalizados sobre lo que existe, de forma que no todo el mundo tiene que tener los mismos 15 módulos para lograr un título de X.

Puede que, en base a esta modularidad, cada alumno tenga un plan de formación. Y esto es lo más difícil de organizar en los centros, sobre todo en los públicos, con mucha menos flexibilidad en cuanto a plantillas.

Aquí será clave la figura del tutor.
–Sí, el de empresa y el del centro, que debe procurar que las necesidades e intereses del alumno se amolden lo más posible con las empresas, ver dónde encaja mejor el alumno… Aquí hay otro punto de fricción, sobre todo para los sindicatos de izquierda. Dicen que la empresa tiene demasiadas funciones, que no tiene por qué seleccionar a los alumnos, evaluarles, que eso es responsabilidad del centro. Obviamente, si el alumno va a estar 700 horas en una empresa algo tendrá que decir esta. La empresa no puede suspender las prácticas, pero puede decir si algún alumno se tiene que poner las pilas, si no encaja allí… Hay miles de motivos por los que un alumno puede no funcionar en un determinada empresa y hacerlo muy bien en otras.

En cuanto a la selección, es lógico que en la Dual General sea el centro el que lleve la voz cantante. Pero en la Dual Avanzada algo tendrá que decir la empresa sobre la persona a la que van a contratar, dar de alta… Es lógico que quieran hablar con ella, entrevistarle…

Estamos en un país de pymes y micropymes y la ley habla de agrupaciones para poder hacer esa formación en distintas empresas, ¿incluso de distintas comunidades?
–La futura ley recoge muchas cosas que ya se están haciendo y están funcionando y esta es una de ellas. Hay muchos casos de éxito de clusters empresariales. Por ejemplo, la Fundación Bertelsmann ha promovido agrupaciones de micropymes, o la asociación madrileña de atención a la dependencia (Amade)… Hay muchas asociaciones sectoriales, como la de instaladores, o territoriales, como las empresas del corredor del Henares, y puede que varias empresas tengan un tutor mancomunado. El problema entre comunidades es que a día de hoy es más difícil mandar a un chico a hacer prácticas de Madrid a Toledo que de Madrid a Berlín. El anteproyecto habla de movilidad y cooperación territorial, de estancias en otras comunidades, y es algo en lo que las comunidades tendrán que trabajar.

"

A día de hoy es más difícil mandar a un chico a hacer prácticas de Madrid a Toledo que de Madrid a Berlín

"

¿En qué cuestiones hay margen de mejora?
–Espero que la mayor flexibilidad facilite las cosas al alumno que llega de otra comunidad a estudiar el segundo año. Hace algún tiempo incluso tenían que repetir curso, porque había unos criterios muy claros para pasar de 1º a 2º en cada comunidad y estos podían ser muy diferentes entre ellas.

En estos momentos, en FP la territorialidad está por encima del expediente académico, te da más puntos ser de la comunidad que tener un 10. Por eso hay gente que incluso se tiene que ir a vivir a otra comunidad vecina. Pasa entre Cantabria y el País Vasco o entre Madrid y Toledo. Vives en Seseña y vas al instituto a cuatro kilómetros, en Aranjuez, y quieres ir a hacer prácticas en empresas en Seseña y no puedes ir.

Por un lado siempre se proclama la necesidad de prestigiar la FP…
–Sí, y se ha hecho una gran labor hasta ahora. A veces parece que no se ha hecho nada hasta que han llegado los de la Dual, pero en FP se ha avanzado mucho. Yo era profesor de la antigua FP1 y FP2 y hoy el 90% de aquellos alumnos están trabajando y el 20% son titulados universitarios. Esa pretendida falta de prestigio social es desconocimiento en base a lugares comunes, estereotipos, mantras… como que no es tan exigente como un Bachillerato. Un chaval en dos años de Bachillerato tiene que ser capaz de aprobar la selectividad, una prueba que supera todo el mundo. Ese mismo chaval en FP en año y medio tiene que ser capaz de desempeñar un puesto de trabajo, estar en condiciones para trabajar en una empresa. Decir que la FP no es exigente es por desconocimiento.

Sí, pero al tiempo nos encontramos con que hoy ya se quedan cortas las plazas.
–Probablemente las 200.000 plazas que se anuncian no sean suficientes si se quiere pasar de ese 12% de matriculados al 25%, si, en formación, se quiere pasar de la actual estructura de diábolo a la de barril, pero para empezar están bien. Es necesario un crecimiento sostenible, pensado, razonado, porque si no puede suceder que cuando el invierno demográfico alcance la edad de la FP nos encontremos con que sobran plazas como hoy sobran en el sistema educativo porque no hay niños.

0
Comentarios