fbpx

El título de Bachillerato podrá obtenerse con un suspenso y hacerlo en tres años

Los alumnos de Bachillerato podrán pasar de 1 º a 2 º con un máximo de dos suspensos y obtener el título con una materia pendiente en determinadas condiciones, una etapa en la que se mantienen los exámenes de recuperación y que de modo excepcional se podrá cursar en tres años.
RedacciónJueves, 28 de octubre de 2021
0

Aunque Bachillerato son dos cursos, excepcionalmente se da la opción de hacerlo en tres años. ADOBE STOCK

DOCUMENTO I: Proyecto de Real Decreto de Bachillerato (PDF)

DOCUMENTO II: Anexos Bachillerato (PDF)

Así se refleja en el borrador de real decreto elaborado por el Ministerio de Educación que regula las enseñanzas mínimas de Bachillerato y que ha enviado a las comunidades autónomas para que realicen sus aportaciones. Las modificaciones introducidas en el currículo se implantarán para el primer curso en el curso 2022-23 y para el segundo, en 2023-24. La meta de la etapa no será “la mera adquisición de contenidos”, sino aprender a utilizarlos para solucionar “necesidades encarnadas en la realidad”, según explica el documento.

El texto afirma que para promocionar de primero a segundo curso se precisará haber superado las materias cursadas o tener evaluación negativa en dos materias, como máximo.

A continuación las principales claves del nuevo Bachillerato:

  • La obtención del título requiere de la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos; no obstante, contempla que, excepcionalmente, el equipo docente pueda decidir la titulación de un alumno que haya superado todas las materias salvo una. Para esto último deben cumplirse las siguientes condiciones: que el alumno ha alcanzado los objetivos y competencias adecuados a este nivel; que no haya habido una inasistencia continuada y no justificada; que se haya presentado a las pruebas y hecho las actividades necesarias para su evaluación y que la media aritmética de las calificaciones en todas las materias sea igual o superior a cinco. A efectos del cálculo de la calificación final de Bachillerato, se considerará la nota numérica obtenida en la materia no superada.
  • Aunque Bachillerato son dos cursos, excepcionalmente el borrador de real decreto da la opción de hacerlo en tres años a alumnos que cursen la etapa de manera simultánea a las enseñanzas profesionales de música; que acrediten la consideración de deportista de alto nivel o de alto rendimiento; que precisen una atención diferente a la ordinaria por tener alguna necesidad de apoyo educativo y que aleguen otras circunstancias que justifiquen la aplicación de esta medida.
  • Los alumnos podrán permanecer cursando Bachillerato en régimen ordinario durante cuatro años, consecutivos o no.
  • Se amplían las modalidades del Bachillerato, que serán Artes, Ciencias y Tecnología, General y Humanidades y Ciencias Sociales. Artes se desdobla en dos: Artes Plásticas, Imagen y Diseño, y la otra a Música y Artes Escénicas. Los centros ofrecerán todas las materias y vías, y solo se podrá limitar la elección cuando haya un número insuficiente de alumnos. Cuando la oferta de materias en un centro quede limitada por razones organizativas, las administraciones educativas facilitarán que se pueda cursar alguna materia mediante educación a distancia o en otros centros escolares.
  • Las materias de primer curso comunes a todas las modalidades serán las siguientes: Educación Física; Filosofía; Lengua Castellana y Literatura I y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura I; Lengua Extranjera I.
  • Las materias comunes de segundo curso serán Historia de la Filosofía; Historia de España; Lengua Castellana y Literatura II y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura II; Lengua Extranjera II.
  • Los alumnos pasarán de 1º a 2º cuando hayan superado las materias cursadas o tengan evaluación negativa en dos materias como máximo. En todo caso, deberán matricularse en segundo curso de las pendientes de primero. Los estudiantes que al término de segundo tuvieran algunos suspensos podrán matricularse de ellas sin necesidad de cursar de nuevo las asignaturas superadas o podrán optar por repetir el curso completo.
  • La evaluación del aprendizaje del alumnado será continua y diferenciada según las distintas materias. El profesorado de cada asignatura decidirá, a final de curso, si el joven ha logrado los objetivos y el adecuado grado de adquisición de las competencias correspondientes.
  • El alumnado podrá hacer una prueba extraordinaria de las suspensas.
  • Para obtener el título de Bachillerato será necesaria la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos. Excepcionalmente, el equipo docente podrá decidir la obtención del título de Bachillerato con una materia pendiente si se cumplen las condiciones anteriormente mencionadas.
  • Las horas por contenidos básicos se reparten de la siguiente: Educación Física (35); Filosofía (70); Historia de la Filosofía (70); Historia de España (70); Lengua Castellana y Literatura (210); Lengua Extranjera (210), y para cada una de las seis materias de modalidad sumarán 87,5 horas.
Lo esencial del Bachillerato no solo será aprender

Lo esencial del nuevo Bachillerato no será solo “la mera” adquisición de contenidos, sino aprender a utilizarlos para solucionar necesidades reales, según el borrador del currículo de esta etapa, entre cuyas competencias figuran la plurilingüe, la matemática, digital, ciudadana y emprendedora.

El texto explica los contenidos de las enseñanzas y cómo ha de ser el perfil competencial del estudiantado al término del Bachillerato.

Este perfil deberá contribuir a que los alumnos desarrollen las siguientes capacidades:

  • Tener una actitud responsable a partir de la toma de conciencia de la degradación del medio ambiente.
  • Identificar aspectos relacionados con el consumo responsable, valorando sus repercusiones sobre el bien individual y el común, juzgando críticamente las necesidades y los excesos.
  • Desarrollar hábitos de vida saludable.
  • Ejercitar la sensibilidad para detectar situaciones de inequidad y exclusión desde la comprensión de sus causas, para desarrollar empatía y compasión.
  • Entender los conflictos como elementos connaturales a la vida en sociedad que deben resolverse de manera pacífica.
  • Aceptar la incertidumbre como una oportunidad para articular respuestas más creativas, aprendiendo a manejar la ansiedad que puede llevar aparejada.
  • Cooperar y convivir en sociedades cambiantes, valorando la diversidad personal y cultural como fuente de riqueza.
  • Desarrollar las habilidades que le permitan seguir aprendiendo a lo largo de la vida.

Acorde al enfoque competencial de este currículo, “la meta no es la mera adquisición de contenidos, sino aprender a utilizarlos para solucionar necesidades encarnadas en la realidad”, subraya el documento.

Las competencias que deben haberse adquirido al término del Bachillerato son: comunicación lingüística; plurilingüe; matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería; digital; personal, social y de aprender a aprender; ciudadana; emprendedora, y en conciencia y expresión culturales.

Comunicación lingüística

Implica movilizar los conocimientos, destrezas y actitudes que permiten comprender e interpretar críticamente mensajes orales, signados, escritos, audiovisuales o multimodales, evitando los riesgos de manipulación y desinformación, además de comunicarse eficazmente.

Competencia plurilingüe

Supone respetar los perfiles lingüísticos individuales y aprovechar las experiencias propias para desarrollar estrategias que permitan mediar y hacer transferencias entre lenguas, incluidas las clásicas, y, en su caso, mantener y adquirir destrezas en la lengua o lenguas familiares y en las lenguas oficiales.

Competencia matemática

Entraña la comprensión del mundo utilizando los métodos científicos, el pensamiento y representación matemáticos, la tecnología y los métodos de la ingeniería para transformar el entorno de forma comprometida y responsable.

Competencia digital

Implica el uso seguro, saludable, sostenible, crítico y responsable de las tecnologías digitales, e incluye la alfabetización en información y datos, la educación mediática, la creación de contenidos digitales (incluida la programación), la seguridad, la privacidad y la propiedad intelectual, entre otros.

Competencia personal

Conlleva la habilidad de reflexionar sobre uno mismo, para autoconocerse, aceptarse y promover un crecimiento personal constante; colaborar con otros de forma constructiva; y mantener la resiliencia y gestionar el aprendizaje a lo largo de la vida.

Competencia ciudadana

Permite actuar como ciudadanos responsables y participar plenamente en la vida social y cívica.

Competencia emprendedora

Supone desarrollar un enfoque vital dirigido a actuar sobre oportunidades e ideas, utilizando los conocimientos específicos necesarios para generar resultados de valor para otros.

Conciencia y expresión cultural

Se trata de comprender y respetar la forma en que las ideas y el significado se expresan de forma creativa y se comunican en las distintas culturas, así como a través de una serie de artes y otras manifestaciones culturales.

0