Seguridad, ambiente escolar, reputación y rendimiento, factores para elegir colegio

A la hora de elegir centro para sus hijos, los padres valoran en gran medida el rendimiento académico, pero suelen estar incluso más preocupados por la seguridad y el ambiente escolar y por la reputación del centro, según se deduce de PISA.
Diego FranceschMartes, 19 de enero de 2016
0

Un “buen centro” es aquel que desarrolla las capacidades académicas, sociales y afectivas de los alumnos, reúne a un grupo heterogéneo de compañeros de clase –y, por tanto, de amigos potenciales– y prepara a los escolares para acceder al mundo laboral en el futuro. Por eso no es extraño que muchos padres estudien detenidamente a qué́ escuela envían a sus hijos y estén dispuestos a invertir su tiempo y su dinero en la elección de colegio. Por eso, apoyados en lo que dice PISA, nos preguntamos qué valoran más los padres a la hora de hacer esta elección.

Además, en muchos casos, la cuestión económica influye, pero los padres suelen hacer un esfuerzo adicional con tal de ver a sus hijos en el mejor centro posible: desde hablar con familiares, amigos o vecinos y entrar por internet en busca de comentarios y clasificaciones, hasta visitar centros e incluso cambiar de domicilio o falsear este dato para acceder al centro deseado.

Por supuesto, los centros también quieren saber qué́ es lo que buscan los padres para convertirse en opciones más atractivas. PISA revela que muchos de ellos compiten por los alumnos. Asimismo, la información sobre las preferencias de los padres es fundamental para los sistemas educativos en su conjunto, pues les permite responder a las expectativas de las familias, involucrar a los padres en las cuestiones escolares y garantizar que tanto profesores como alumnos y padres trabajen por los mismos objetivos.

Cuestionario en PISA
En PISA 2012, los alumnos de 11 países se llevaron a casa un cuestionario para que lo cumplimentasen sus padres. Entre otras cuestiones, se les preguntaba qué́ criterios consideraban importantes a la hora de elegir centro para sus hijos. Se les pedía que indicasen el grado de importancia, desde “nada importante” hasta “muy importante”, que daban a 11 criterios relacionados principalmente con la calidad del establecimiento docente, las limitaciones económicas, la filosofía o misión del centro y la distancia geográfica entre este y su domicilio.

En general, los padres que dan importancia a un criterio tienden a considerar importantes todos los demás, mientras que los padres que afirman que ningún criterio es “muy importante” tampoco suelen creer que el resto lo sean.

Por ejemplo, en comparación con los progenitores que no consideran la reputación del centro “muy importante”, quienes sí lo hacen tienen aproximadamente seis veces más probabilidades de dar también mucha importancia al rendimiento académico, el triple de probabilidades de otorgar gran importancia a la distancia entre su domicilio y el centro y el ideario religioso o pedagógico, e incluso el doble de probabilidades de inquietarse por las limitaciones económicas. De los 11 países participantes en el estudio fue en Chile, México y Portugal donde los padres atribuyeron, de media, la mayor importancia a los 11 criterios.

Si bien los padres mencionan varios criterios como importantes a la hora de elegir centro, la inmensa mayoría sitúa en primer lugar el rendimiento académico y otros indicadores relativos a la calidad de la institución. El promedio de respuestas a las tres preguntas relacionadas claramente con aspectos cualitativos –reputación, ambiente agradable y seguridad– demuestra que los padres están mucho más preocupados por la calidad que por las cuestiones económicas, la distancia del domicilio al centro o el ideario.

Curiosamente, muchos padres parecen preocuparse más por el ambiente agradable y la reputación del centro que por el rendimiento académico, pues dan menos importancia a este que a la reputación, al clima escolar agradable o al ambiente seguro. Este último es, con diferencia, el factor más importante para los padres en todos los sistemas educativos salvo en el de Bélgica. El hecho de que para muchos la seguridad sea la principal preocupación a la hora de elegir centro para los hijos refleja su creciente ansiedad ante la violencia y el acoso en la escuela y sus alrededores.

Favorecer la elección
Las preferencias de los padres explicarían por qué́ las políticas que favorecen la elección de centro no traen necesariamente consigo unos mejores resultados de aprendizaje, pues las familias parecen valorar otros aspectos cualitativos además del rendimiento académico. La distancia del domicilio a la escuela también es un factor importante para los padres, seguido de las cuestiones económicas y la orientación del centro. Esta clasificación de las preferencias es bastante estable entre los países y economías. Solo en Hong Kong la orientación del centro tiene más peso que las cuestiones financieras. En Chile, los criterios económicos son más importantes para los padres que la distancia del centro a casa, mientras que en Italia dan la misma importancia a estos dos aspectos.

A la mayoría de los padres les gustaría que sus hijos estudiasen en la mejor escuela, pero no todos se pueden permitir tener en cuenta únicamente la calidad del centro. Los resultados de PISA 2012 revelan que los progenitores socioeconómicamente desfavorecidos dan más importancia a las cuestiones económicas a la hora de elegir centro para sus hijos, a menudo en detrimento de los criterios de calidad.

Por ejemplo, existe una diferencia de 16 puntos entre el porcentaje de padres desfavorecidos que consideran la reputación del centro como algo muy importante y el de progenitores favorecidos que afirman eso mismo. Las diferencias entre estos dos grupos son igualmente considerables cuando se tienen en cuenta otros criterios.

0
Comentarios