Nieves Rey: “La Educación ambiental es la herramienta que permite a los niños aprender a amar el planeta”

Rey recuerda una frase de la escritora Heike Freire, que advierte de que decimos continuamente a los niños que hay que salvar el planeta, pero no estamos favoreciendo que lo quieran.
Adrián ArcosMartes, 15 de enero de 2019
0

“A pesar de que son niños que han nacido con una conciencia medioambiental más alta, la realidad es que no disfrutan de la naturaleza como lo hacíamos nosotros”. Así lo expresa Nieves Rey, directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases domésticos en España. Por este motivo, apuesta por introducir contenidos ambientales a través de las materias curriculares, de forma que los alumnos puedan acercarse, experimentar, sentir, aprender de primera mano y disfrutar de la naturaleza como lo hacíamos los que somos ya algo mayores.

¿Por qué es importante la Educación ambiental? 

—La Educación ambiental ha adquirido mucha importancia en los últimos años. El momento en que nos encontramos, en cuanto a la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, es capital porque va a afectar a toda nuestra vida. De ahí que poder trabajar con esta materia nos permita inculcar a los niños ese respeto por cuidar el mundo. Al final, la Educación ambiental trasciende incluso lo ambiental, ya que supone una manera distinta de vivir y se hace vital y urgente para el momento en que nos encontramos, porque las amenazas son enormes.

"

La Educación ambiental se hace vital y urgente, porque las amenazas actuales son enormes

"

¿Cuáles son los beneficios de la Educación ambiental para el alumno?

—La naturaleza es ese lugar donde el niño puede desarrollar multitud de habilidades; es un entorno en el que aprende a sentir respeto y a amar lo que disfruta. A mí me gusta mucho una frase de la escritora Heike Freire, autora del libro Educar en verde, que advierte de que al final estamos todo el día diciendo a los niños que hay que salvar el planeta, pero no estamos favoreciendo que lo quieran. La Educación ambiental es la herramienta que tenemos para favorecer que los niños amen el planeta antes que pedirles que lo salven.

¿Cuál es el estado actual de la Educación ambiental en el sistema educativo?

—Aquí tengo que resaltar la labor que han hecho montones de educadores que llevan muchos años trabajando. Tenemos mucho sembrado, pero quizá de una manera muchas veces extracurricular, porque sí que encontramos niños con un déficit de naturaleza cada vez más fuerte. Vemos que los colegios están innovando en metodologías, trabajos por proyectos, transversalidad, pero es verdad que el medio ambiente se ha quedado a un lado, y ahora es más urgente que nunca.

"

Hay indicadores que nos dicen que los niños están cada vez más lejos de la naturaleza

"

¿Por qué existe ese déficit de naturaleza en los niños?

—Hay indicadores que nos dicen que los niños cada vez están más lejos de la naturaleza. A pesar de que son niños que han nacido con una conciencia medioambiental más alta, la realidad es que no disfrutan de la naturaleza como lo hacíamos nosotros. Por eso ahora vivimos entre la urgencia de cuidar la naturaleza y el medio ambiente, pero también con la necesidad de los colegios de ofrecer contenidos nuevos y hacer cosas distintas de las que estaban haciendo hasta ahora. Aquí es cuando surge el proyecto Naturaliza.

¿Cómo se intenta solventar este déficit a través de Naturaliza?

—Trabajando con los profesores, que al final son la clave. Por el camino nos hemos encontrado con docentes maravillosos que nos han ayudado a integrar el programa de manera que fuera bien recibido en las aulas. Naturaliza empezamos a trabajarlo hace tres años, pero muy en barbecho, a través de un consejo formado por expertos en Educación ambiental, a quienes empezamos a contar nuestra idea.

¿Tenían ya alguna experiencia en las aulas?

—Ya habíamos trabajado muchos años para incorporar el reciclaje en las aulas, y teníamos unos 1.300 colegios en toda España con nuestras papeleras de color amarillo y azul y dotándolos de fichas de Educación para el reciclaje, pero nos dimos cuenta de que eso no era suficiente, necesitábamos algo más intenso. No vale con que los niños reciclen, ya que tienen que amar la naturaleza, porque cuanto más amen el medio ambiente, más van a cuidar de todo el planeta, no solo de los residuos, sino también de la biodiversidad o de la prevención del cambio climático.

"

No vale con que los niños solo reciclen, ya que tienen que amar la naturaleza para así respetarla

"

¿Qué objetivos tiene el proyecto?

—Nuestro objetivo sigue siendo que haya más presencia de la Educación ambiental en el sistema educativo español, pero queremos hacerlo con un alcance universal de forma que al final se integre el medio ambiente en el currículo escolar. Lo que ocurre es que en vez de hacerlo de arriba a abajo –desde instancias políticas hacia los profesores–, hemos empezado al revés, desde los profesores o los centros hacia el regulador, que al final es quien tomará la decisión. Estamos seguros de que cuantos más profesores, centros y niños participen en nuestro proyecto, daremos más argumentos de por qué es beneficioso para los alumnos.

¿En qué fase se encuentra ahora mismo el proyecto?

—Lo que estamos haciendo es pilotar este proyecto, para no lanzarnos de golpe sin saber los resultados que vamos a obtener. De esta forma, hemos hecho un piloto en 22 colegios de Primaria de la Comunidad de Madrid y La Rioja, para ver si realmente ofrecemos los contenidos adecuados, adaptados a su día a día; y ver también cómo lo reciben los niños y si se producen cambios en ellos. Esta primera fase la hemos acabado justo el pasado mes de diciembre, y una vez que tengamos los resultados, lo que haremos el próximo curso 2019-20 es ofrecer a cualquier centro de Primaria la posibilidad de integrarse en Naturaliza.

¿A cuántos profesores ha llegado el piloto?

—A unos 200 profesores de 29 colegios en total, 22 en la Comunidad de Madrid y siete en La Rioja. Y los centros son tanto públicos como privados y concertados. La idea es que sea una muestra representativa.

¿Cómo lo han vivido los propios docentes?

—Hasta ahora los profesores están encantados y tenemos mucha ilusión por conocer los resultados porque les ha supuesto mucho esfuerzo en preparar el curso. Y en el caso de la Comunidad de Madrid desde el primer momento nos certificaron tres créditos para los profesores que realizaran el proyecto.

¿Qué esperan después de tener los resultados?

—El objetivo es que dé buenos resultados, y que el año que viene podamos tener una potente plataforma tecnológica accesible a todos los colegios de España que quieran participar.

"

Adaptamos los contenidos sobre medio ambiente a las distintas asignaturas y a las diversas formas de enseñar

"

Es más partidaria de la Educación ambiental como asignatura transversal o como materia concreta?

—Llegaremos a ese punto, pero todo tiene su transición. Lo que ahora estamos haciendo es adaptar los contenidos sobre medio ambiente a las distintas asignaturas, haciendo, por ejemplo, problemas de matemáticas sobre índices de cambio climático, o trabajando biodiversidad en Lengua con un dictado. La idea es introducirlo de forma amable en cualquier asignatura, es mucho más sencillo y a los niños les da un enfoque mucho más universal. Cada cole trabaja de una determinada manera y tiene que mantener esa libertad, y nosotros tenemos que ser capaces de ofrecerles contenidos que les sirvan. Al final el trabajo que está habiendo detrás es enorme, porque adaptamos los contenidos a toda esa diversidad de colegios y de formas de enseñar. Pero cuanto más transversal se enseñe el medio ambiente, será mejor para nuestros niños. 

¿Por qué es importante que los niños se trasladen a la naturaleza para experimentar, con todas las posibilidades digitales que existen ahora mismo?

—Porque el mejor dispositivo que existe es la propia naturaleza. Este proyecto no puede dar de lado a la tecnología, porque nos facilita la información, pero cuanto más vivenciales sean las clases y más ligadas estén a experiencias reales, mucho mejor será el aprendizaje, porque los niños necesitan sentir, tocar, oler y escuchar y eso a veces la tecnología no lo permite. Poder ver el entorno y el ecosistema en que te mueves, las montañas, el río, son cosas que te van a enseñar siempre y te van a motivar a llegar mucho más lejos. Los niños de hoy son cada vez más digitales y a veces hay que sacarles de su tablet para que vivan experiencias reales, para que vean que no hay nada más bonito que tocar las cosas y sentirlas.

"

Este proyecto nace en una plataforma web porque necesitamos que sea universal y así llegue a todos los colegios

"

Cómo pueden ayudarnos las tecnologías al cuidado del medio ambiente?

—Como te decía anteriormente, las tecnologías son el gran facilitador. Al final yo no voy a poder enseñar el deshielo del Ártico si no me lo facilita la tecnología. Lo interesante es la combinación, entre lo que nos puede ayudar a contar la tecnología y todo aquello que podemos experimentar realmente. Pero la tecnología es fundamental y, de hecho, este proyecto nace en una plataforma web (naturalizaeducacion.org) porque necesitamos que sea universal y así llegue a todos los colegios. Aunque también reivindico el papel de la vivencia, de la experiencia y del contacto con la naturaleza porque es algo que hemos perdido por el camino.

¿Por que hay que empezar desde abajo? ¿Por qué no hay iniciativas a nivel político?

—El momento político es complejo en cuanto a competencias, pero si conseguimos que haya mucha gente detrás de este proyecto y que los resultados sean óptimos, ese será el mejor aval para que luego los políticos puedan implementarlo. Al final es más difícil y lento porque tenemos que ir centro a centro, pero de alguna manera estamos seguros de que podemos llegar hacia arriba.

"

Si trabajamos con los niños, en un futuro conseguiremos que sus padres estén también al 100% en cuidado de medio ambiente

"

¿Qué papel tienen los padres en la Educación ambiental de sus hijos?

—Los mejores embajadores del hogar son los niños, por tanto son también el mejor catalizador para llegar a los padres. Al final notamos que las familias van evolucionando, cada vez son más las que reciclan, llevan coche eléctrico, cuidan la naturaleza desde su hogar, pero creemos que hay mucho más por hacer. Si trabajamos con los niños, en un futuro conseguiremos que sus padres estén también al 100% en cuidado de medio ambiente, porque no hay mejor forma de concienciar a esos padres que a través de la formación de sus hijos.

Las partes de Naturaliza
  • “La primera parte es la curricular, con la que pretendemos impartir contenidos en las asignaturas troncales de Primaria. Lo que hacemos es adaptar esos contenidos, darles una mirada ambiental. Por ejemplo, cuando los niños de 2º de Primaria están estudiando el aparato respiratorio, lo que hacemos es ofrecer una píldora al profesor sobre cómo afecta la calidad del aire a nuestros pulmones, y de esa forma aplicamos una mirada ambiental a los contenidos actuales. Lo fundamental para nosotros era no generar mayor carga a los profesores y que, de alguna manera, puedan adaptar los contenidos de forma gratuita a través de lo que nosotros les ofrecemos”.
  • “La segunda parte del proyecto es introducir a los niños en la naturaleza. Nos estamos encontrando con niños que nunca han ido a la sierra, ni han visto un otoño en el campo o que no saben distinguir a los animales. Por lo tanto, este proyecto propone una serie de actividades que fomentan el contacto de los niños con la naturaleza, de una forma muy cercana. Tampoco hace falta una gran excursión, ya que, por ejemplo, yendo a un parque que haya al lado del colegio se pueden estudiar las partes de la hoja o de la flor. El objetivo es introducir ese contacto con la naturaleza de forma muy experiencial, ya que de esa forma lo van a aprender mejor, y lo hacemos a través de esa adaptación de los contenidos”.
  • “Por último, también apostamos por introducir cambios ambientales en el propio centro, desde tener un huerto, alimentos de proximidad para el comedor escolar o incluir temas de eficiencia energética y de reciclaje. Al final, es el proyecto en sí mismo, trabajar en la parte curricular, en actividades fuera del aula y también en el propio centro, todo ello con una mirada donde el medio ambiente esté presente”.
  • “Como los profesores son importantísimos para este proyecto, también queremos formarles en contenidos ambientales, y para ello hemos creado una Escuela de Docentes. Muchas veces los profesores no conocen todos los cambios que se producen en el medio ambiente a nivel global, no están al día en todas las novedades que tienen que ver con el cuidado de la naturaleza. Por eso, este curso ofrecemos a los profesores contenidos ambientales adaptados para que puedan incluirlos en sus clases, así como metedología e innovación pedagógica, que sabemos que los van a valorar muy bien”.
0
Comentarios