Juan José Álvarez: “La nota negativa no es un elemento válido cuando hay dificultades y fracaso de por medio”

El director del Colegio “Brotmadrid”, Juan José Álvarez, explica que este centro cuenta con una integración específica de alumnos con dificultades de aprendizaje (DEA), máxime dislexias.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 12 de marzo de 2019
0

El director pedagógico, Juan José Álvarez, en la sede del Colegio “BrotMadrid”. BROTMADRID

Desde la necesidad de atender la dislexia y desde la vivencia del fracaso del sistema con sus hijas, un grupo de madres, padres y de profesionales abordaron el reto de crear centros educativos que posibilitasen que las personas disléxicas aprendiesen, pues no se trata más que de una dificultad de aprendizaje. Por eso, la Fundación Aprender nació en 2007 con el objetivo de demostrar que otras maneras de enseñar son necesarias. Más tarde, en 2011, llegaría el colegio “Brotmadrid” para ofrecer recursos y herramientas que les permitieran a estos alumnos mejorar las dificultades de aprendizaje.

Pregunta. ¿Qué es lo que diferencia a su centro educativo del resto?

Respuesta. —En “Brotmadrid” el referente primordial deja de ser el currículum, las pruebas externas o la competencia académica, pues es un centro educativo pensado para atender las necesidades de los estudiantes. Desde el conocimiento de cada uno de ellos, intentamos promover la curiosidad y el gusto por descubrir y comprender la realidad en la que vivimos. Fomentamos la autoestima, la capacidad de superación o el trabajo en equipo, ya que la persona va por delante del alumno.

¿En qué consiste el modelo Helix?

—Helix es un modelo de enseñanza-aprendizaje que tiene al estudiante como referente, que busca una escuela más esencial centrada en las relaciones personales y considera a los educadores como guías del conocimiento. Con este modelo aprenden de manera cooperativa; investigando; observando sobre lo que les rodea, haciendo, manipulando, asociando, expresando lo aprendido a través de maquetas, conferencias o expresiones artísticas con el profesor como guía en el aula, acompañando al niño, disfrutando de la actividad, despertando el interés, ayudando a comprender el porqué, enseñando a pensar. Así pues, el modelo implica la existencia de un departamento de Desarrollo Metodológico que reflexiona, investiga e implanta herramientas y estrategias de enseñanza, recursos, y posibles acciones de mejora.

¿Cómo integran a los alumnos con DEA?

—Ante una diversidad creciente no podemos programar cosas diferentes para cada estudiante. Se trata de programar tareas amplias, con actividades bien secuenciadas, que permitan la colaboración, la progresión y la autonomía. 

¿Cómo consiguen motivar a este tipo de alumnado para que no abandone los estudios?

—El resultado de un buen aprendizaje es querer seguir aprendiendo. La nota negativa, la consecuencia, la retirada de privilegios no son elementos válidos cuando hay dificultades de por medio y un recorrido de fracaso. Sin embargo, el refuerzo de los logros, la confianza en sus posibilidades, la constante adaptación a sus necesidades, conlleva a conseguir las metas que se han trazado.

Juan José Álvarez, director pedagógico del Colegio "Brotmadrid" "

Helix es un modelo de enseñanza-aprendizaje que tiene al estudiante como referente

"

¿Cuál es el papel que el alumnado debe de tener en su aprendizaje?

—El alumno es el que aprende y aprende haciendo. La clase magistral y las tareas repetitivas se muestra ineficaces cuando son la única fórmula para adquirir conocimiento. La actividad del niño y la niña, probando, intentando y experimentando construyen aprendizajes más sólidos, menos memorísticos, sin rechazar ni negar la importancia de la memoria en el aprendizaje. El interés por lo que me plantean y cómo me lo plantean, la utilidad de lo que estoy haciendo para mí y para los demás, para el día a día, constituyen el foco de motivación. Muchos de nuestros alumnos ya han fracasado con la fórmula leer, comprender, memorizar y examinarse. La alternativa es una liberación, es una vuelta al gusto por hacer y aprender.

¿Utilizan libros de texto?

—No tenemos libros, pero para elaborar materiales, para diseñar actividades, manejamos cuantos libros sean necesarios. Sin la tiranía del programa, los conceptos y los contenidos podemos diseñar tareas que requieren que el alumno investigue, busque el significado de los conceptos, los elaborare y los memorice, pero desde el trabajo y la utilidad de hacer algo para algo. Memorizar qué es el lenguaje publicitario no es lo mismo que diseñar una campaña de publicidad.

¿Por qué trabajan por proyectos?

—Trabajamos por proyectos, conectados y coherentes. Solo si partimos del interés de los chicos y chicas, podemos generar la motivación por buscar y descubrir qué hay detrás, qué conocimientos son necesarios para hacer, para hablar, para resolver. Los proyectos implican aprendizajes integrados, multidisciplinares y dotan de la flexibilidad como para incorporar destrezas y habilidades de manera constante. La base es aprender a hacer y para hacer necesito saber. La práctica nos ha ayudado a generar una estructura muy marcada, que guía al alumno y al profesor en el desarrollo y que permite flexibilizar y abrir ventanas constantemente guiados por los intereses de los niños y las niñas.

Juan José Álvarez, director pedagógico del Colegio "Brotmadrid" "

No tenemos libros, pero para elaborar materiales, para diseñar actividades, manejamos cuantos libros sean necesarios

"

¿De qué forma evalúa el profesorado al estudiantado?

—La evaluación debe ser continua y formativa. Pero sobre todo consciente. Evaluar una conferencia, un mural, un experimento o una poesía amplifican el sentido de la evaluación tradicional. Aquí caben el recuerdo y la memoria, la resolución de problemas, el trabajo cooperativo, la ayuda, la iniciativa, la creatividad, la oratoria, etc. Marcar el camino, recorrerlo varias veces, intentarlo de nuevo y reflexionar sobre lo que aprendemos constantemente, hacen de la evaluación un elemento básico del aprendizaje.

¿Qué tipo de cualificación sobre DEA tiene el profesorado que trabaja en el centro educativo?

—Más que conocimientos específicos sobre cada dificultad, necesitamos la empatía y la concepción de que la diferencia es consustancial al ser humano. La confianza en la capacidad de cada uno de nosotros para mejorar y progresar, son más importantes que saber muy bien qué tipo de errores comete un disléxico.

0
Comentarios