Las familias piden mayor "distancia mínima" entre colegios y casas de apuestas

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos cree que, en defensa de los menores de edad, la distancia mínima entre colegios o centros universitarios y locales de juegos y casas de apuestas debe ser de 800 metros de radio, 500 metros de los límites de parques, zonas recreativas o deportivas y de 500 metros entre otros locales similares.
RedacciónLunes, 11 de marzo de 2019
0

Así lo expresa la FAPA en una nota de prensa en la que manifiesta su oposición a la reforma del reglamento de máquinas recreativas y de juego, de la Comunidad de Madrid, por considerarlo “excesivamente laxo” y porque “no defiende el interés superior de los menores y adolescentes”.

En su nota, la FAPA cuestiona el proyecto de decreto por el que la Comunidad de Madrid modificará los reglamentos de máquinas recreativas y de juego y de apuestas y explica la Federación que ha presentado alegaciones al considerar que el proyecto de decreto desarrollado por la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda “no defiende los intereses del menor en cuanto a la publicidad y distancias mínimas a centros educativos pudiéndose considerar un fraude de ley”.

La FAPA dice que “en aras de proteger a los menores y los caminos seguros al cole que defendemos, solicitamos que debe existir una distancia mínima de los locales de juegos y casas de apuestas a los centros educativos de 800 metros de radio, incluidos los universitarios, 500 metros de los límites de parques, zonas recreativas o deportivas y de 500 metros entre otros locales de las mismas características”.

Todas estas medidas, dice, se consideran “distancias mínimas”, ya que teniendo en cuenta la diversidad de núcleos poblacionales existentes en la Comunidad de Madrid, en las propias ordenanzas municipales se podrían superar.

La FAPA cuestiona el proyecto de decreto por el que la Comunidad de Madrid modificará los reglamentos de máquinas recreativas y de juego y de apuestas

Según la FAPA, estas distancias mínimas se deben aplicar, de manera retroactiva sobre la distancia a los centros educativos y cuando se realice un cambio de titularidad, o una transmisión de la autorización de funcionamiento de los locales, en los demás casos. Y añade que estas peticiones están “muy lejos de lo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid pretende permitir, ya que no solo dictamina una distancia de 100 metros, sino que además lo mide entre las puertas de entrada al salón de juego y el acceso de entrada de los centros educativos”.

El computo de distancia así determinado, logra de forma sencilla que nuestros hijos puedan desde los patios del centro o desde otras zonas comunes, alejadas de la puerta de acceso al colegio, estar viendo perfectamente la entrada de la sala de juego o la publicidad de los escaparates.

La federación considera que, por tanto, “estas medidas simplemente constituyen un claro fraude de ley, siendo un subterfugio que al amparo de esta norma sólo persigue un resultado que se considera prohibido”.

Las familias de los alumnos dicen que “por el interés superior” de los menores y adolescentes “y por cuestiones de salud pública” sería necesario a su vez prohibir la publicidad en medios autonómicos y locales de televisión, radio y prensa, e invitar a la responsabilidad social de los personajes famosos, para que no participasen en su publicidad”.

0
Comentarios
  1. Noticias de actualidad educativa | Marzo - UCETAM
    13 de marzo de 2019 09:48

    […] ⇒ Leer más ⇐ […]