Cuatro de cada diez familias no podrán elegir el centro donde matricular a sus hijos

La plataforma yolibre.org alerta de la falta de libertad de Educación, pese a ser un derecho reconocido en la Constitución. El 70% de los centros educativos en España son públicos (21.925) frente a un 30% que se reparten entre privados y concertados (9.800).
RedacciónViernes, 10 de mayo de 2019
0

YoLibre.org es una plataforma surgida para reivindicar la falta de oportunidades que sufren las familias a la hora de disfrutar de una manera real de un derecho reconocido en la Constitución como es la libertad de enseñanza y Educación, que queda recogido en el artículo 27.

“El primer obstáculo que van a encontrar cerca del 40% de las familias, coincide con el primer paso que darán sus hijos antes de pisar la escuela. Se trata de la libre elección del centro”, dicen desde esta plataforma. “Una elección que deja de ser libre a partir del momento en el que, como ocurre en la mayoría de comunidades autónomas, con competencias transferidas en esta materia, se articula una serie de baremos que llegan a condicionar la supuesta libertad, que luego, desde la Administración, se traslada”, añaden.

“El principal obstáculo que encuentran las familias se traduce en los baremos que suelen plantear las diferentes consejerías de Educación y que se resumen en proximidad o distrito único, censo, antigüedad, renta, hermanos escolarizados en el mismo centro, riesgo de exclusión social, discapacidad o alergias, entre algún otro aspecto”, recuerda la plataforma.

A favor de un modelo diverso, plural y heterogéneo
Desde YoLibre.org se apunta que el sistema educativo “debe garantizar la igualdad de oportunidades para todos”. “Y a día de hoy no es así, la igualdad de oportunidades no se puede basar en que los hijos solo puedan estudiar un tipo de Educación y en un centro educativo determinado por el lugar de residencia o la capacidad económica familiar”, señalan.

La igualdad de oportunidades no se puede basar en que los hijos solo puedan estudiar un tipo de Educación y en un centro educativo determinado por el lugar de residencia o la capacidad económica familiar

“La gran reivindicación que subyace es la nula elección que tienen las familias a la hora de optar por un modelo educativo diferente al que marca la Administración, por lo tanto no es solo una cuestión sobre el tipo de centro. La sociedad actual aboga por la atención a la diversidad en muchos ámbitos, pues precisamente esa atención a las diversas necesidades se debiera trasladar al diseño de la oferta educativa, generando alternativas diferentes a la que nos marca el Estado, algo que redundaría en pluralidad, mejora del conocimiento y capacidad de innovación”, se apunta desde YoLibre.org.

Esta plataforma reivindica un escenario abierto en el que existan diversidad de centros y modelos educativos, ya que “un sistema educativo dirigido por el gobierno de turno trabaja una sola forma de ver el mundo, la del gobierno de turno”.

“En YoLibre.org creemos que el derecho a la libertad de enseñanza y Educación supone que las familias puedan escoger libremente entre varios centros, ya sean bilingües, religiosos, laicos, etc. desmontando una estructura actual que tiende a la homogeneidad y que limita la capacidad de innovar tanto a centros educativos públicos como de iniciativa social o privados”, afirman.

“La igualdad llevada al extremo genera desigualdad, ya que solo las familias con recursos económicos, asumiendo el doble coste, puedan optar por el modelo de Educación que prefieren y por un centro diferente”, señalan desde YoLibre.org.

La igualdad llevada al extremo genera desigualdad, ya que solo las familias con recursos económicos, asumiendo el doble coste, puedan optar por el modelo de Educación que prefieren

El estudio realizado por el sociólogo Jesús Rogero sobre Preferencias e ideas de las familias sobre centros públicos, privados y concertados explica que: “en la actualidad, en España las familias gozan de un cierto límite de optatividad de cara a escoger centro educativo para sus hijos”. Ese estudio ya apunta que la libre elección en Educación “otorga mayor eficacia al sistema en términos de calidad e incluso equidad, por mor de una beneficiosa competitividad que obligaría a los centros a mejorar su desempeño”.

El estudio  muestra que la mayoría de familias escogería para sus hijos, en caso de poder elegir, un centro público (53,7%), mientras que el 21,6% y el 21% llevaría sus hijos a un centro privado y concertado, respectivamente. La realidad actual es que el alumnado se concentra en un 70% en centros públicos y el 30% restante se reparte entre concertados y privados, con lo cual ya se constata un desequilibrio entre el deseo de elección de las familias y las posibilidades reales que ofrece el sistema educativo. Por ello,  el citado estudio concluye que cerca de un 40% de esos padres y madres, de poder, llevaría a sus hijos a un centro diferente al asignado.

En todas la comunidades autónomas, mayo se convierte en el periodo de matriculación para el próximo curso escolar 2019-20. Desde YoLibre.org se han revisado los baremos que imperan en los diferentes territorios y en suma coinciden entre ellos. Tan solo cuestiones coyunturales como la despoblación o el descenso de la natalidad favorecen un trámite tan relevante para las familias como elegir qué tipo de Educación quieren para sus hijos.

En otros informes se apunta que “hay libertad de solicitud de centro escolar, pero la libertad de elección en centro público o concertado no se halla tanto en manos de los padres como de la propia Administración”, concluyen.

0
Comentarios