España ya es el primer país de la UE en abandono escolar temprano

En 2018, con un 17,9%, supera a Malta en porcentaje de alumnos que no estudian más allá de la ESO. Por comunidades, el peor dato es el de Baleares y Murcia, mientras que País Vasco, Cantabria o Navarra son las mejores.
Diego FranceschMartes, 7 de mayo de 2019
0

Eurostat publicó la semana pasada la estadística europea de abandono escolar temprano por países correspondiente al año 2018, donde se pone de manifiesto que España ya lidera el ranking en la UE, después de que Malta nos haya superado. Con un 17,9%, nuestro país es el líder europeo en porcentaje de alumnos que no siguen estudiando más allá de la ESO.

Por comunidades, el dato va desde las elevadísimas tasas de Baleares (24,4%), Murcia (24,1%) o Ceuta y Melilla (26,5%), a otras que ya han alcanzado el objetivo europeo del 15% previsto para el año 2020, como Navarra (11,4%), Cantabria (9,8%) o el País Vasco (6,9%).

Otras comunidades con tasas superiores al 20% son Andalucía (21,9%), Canarias (20,9%), Castilla-La Mancha (20,5%), Comunidad Valenciana (20,2%) y Extremadura (20,9%).

En el medio se sitúan Aragón (15,8%), Asturias (12,6%), Castilla y León (13,9%), Cataluña (17%), Galicia (14,3%), Madrid (14,4%) y L Rioja (17,1%).

Evolución de la tasa

Con respecto a la evolución de los últimos años, se han producido avances pero muy tímidos en la media de nuestro país, desde el 19% con que cerró 2016 al citado 17,9% de 2018, lo que demuestra, como ya hemos dicho en estas páginas, que España registra un abandono estructural que no cambia con el ciclo económico sino que permanece más o menos inalterable a pesar de los movimientos del mercado de trabajo.

Con respecto a la evolución de los últimos años, se han producido avances pero muy tímidos en la media de nuestro país, desde el 19% con que cerró 2016 al citado 17,9% de 2018

Además, en algunas comunidades la tasa no solo no se reduce sino que aumenta, como es el caso de Canarias, que ha incrementado el abandono en dos puntos desde 2016 (del 18,9% al 20,9), Cantabria (del 8,6% al 9,8%) o Ceuta y Melilla (del 23,1% al 26,5%). En otras, la tasa permanece estancada, como en la Comunidad Valenciana (20,2%), en Extremadura (del 20,4% al 20,9%), en la Comunidad de Madrid (del 14,6% al 14,4%) y en La Rioja (17,8% al 17,1%).

Destacan los positivos descensos de comunidades que gestionan mejor la Educación, como Aragón (del 19,1% al 15,8%), Asturias (del 16,6% al 12,6%), Castilla y León (del 17,3% al 13,9%) y, en menor medida, Castilla-La Mancha (del 23,2% al 20,5%).

Por sexos, también es muy sorprendente que el abandono es mayoritariamente masculino, con una diferencia de 7,7 puntos a favor de las mujeres (21,7% de abandono masculino frente al 14% del femenino).

Destacan los positivos descensos de comunidades que gestionan mejor la Educación, como Aragón (del 19,1% al 15,8%), Asturias (del 16,6% al 12,6%), Castilla y León (del 17,3% al 13,9%) y, en menor medida, Castilla-La Mancha (del 23,2% al 20,5%)

Por otro lado, en España ya disponemos de los datos del primer trimestre de 2019, obtenidos a partir de la EPA, y tampoco son nada halagüeños. La media al término del primer trimestre del año es del 17,8%, por tanto, solo un punto menos que al término de 2018. En estos datos se ve que Baleares sigue aumentando la tasa hasta superar el 25%, Canarias también empeora y ya alcanza el 21,5% y Cantabria sube hasta el 11,3%, en una evolución también francamente negativa.

Causas más probables

Respecto a las causas, los expertos señalan la ausencia o el fracaso de políticas específicas efectivas para reducir el abandono. Para el experto en mercado laboral Florentino Felgueroso, en su post Lo que el recorte se llevó: evidencias sobre el Programa de Acompañamiento Escolar, “la Lomce ha supuesto incrementos notables en los niveles de dificultad desde Primaria y no ha venido acompañada de los recursos suficientes no solo para implementarla, sino también para ayudar a alumnos procedentes de familias más desaventajadas a superar dicho aumento de dificultad”. Este profesor añade que “por lo contrario, programas de apoyo a aquellos alumnos con mayor probabilidad de quedarse atrás han sido suprimidos con la excusa de que eran inviables”.

Felgueroso recuerda en el post citado que entre los años 2009 y 2014, el gasto público en Educación se recortó en un 16,8%, los gastos a cargo del Ministerio de Educación se redujeron en un 34,7% y los de las comunidades en un 14,9%. “Estos recortes no fueron neutrales”, añade este profesor. “En especial, solo desde el 2012, la partida de los PGE dedicada a la Educación compensatoria se redujo en más de un 90%”, concluye.

Porcentaje de abandono escolar por CCAA y evolución
0