15 jóvenes con discapacidad rompen barreras y se gradúan en la universidad

El objetivo es instruir a estos jóvenes para que puedan formar parte de un equipo de autoría en accesibilidad.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 18 de junio de 2019
0

Los alumnos han estudiado asignaturas de diferentes ramas alternando contenidos teórico-prácticos. NBOCA

Hace unos días se celebró la graduación del Título Propio de Consultor de Apoyo en Accesibilidad Universal cursado en la Universidad CEU San Pablo por alumnos con discapacidad intelectual en colaboración con Fundación Juan XXIII Roncalli, que lleva más de 50 años trabajando por la inclusión sociolaboral de estas personas. “Si me hubieran dicho hace diez años que iría un día a una universidad habría dicho: ¡Ya, claro! Con los prejuicios que tiene la sociedad lo dudo”. Con esas palabras, Fernando Plaza, joven con discapacidad intelectual definió su alegría por lograr este título junto con otros 14 jóvenes de entre 18 y 30 años.

Se trata del primer título universitario especializado para personas con discapacidad intelectual en un ámbito tan específico como la accesibilidad, que requiere de un aprendizaje técnico y un conocimiento amplio de distintas áreas. Su objetivo no es otro que formar a profesionales que puedan formar parte de un equipo de autoría en accesibilidad a través, no ya de su propia experiencia personal, sino de los conocimientos adquiridos durante la formación, al igual que cualquier otro profesional.

La formación de Consultores en Accesibilidad Universal se hace imprescindible no solo en materia de accesibilidad física (que se recoge en la normativa actual y en los sellos de calidad) sino también en materia de accesibilidad cognitiva, y para ello se necesita contar con personas que tengan un perfil específico como es el de estos alumnos.

En este proyecto han participado profesores de Arquitectura, Ingeniería de Sistemas de Información, Periodismo, Comunicación Audiovisual, Publicidad, Marketing y Comunicación, Psicología y Máster de Educación. Los alumnos han estudiado asignaturas de diferentes ramas, alternando contenidos teórico-prácticos especializados. Además, se han llevado a cabo clases inclusivas donde han compartido aula en asignaturas con contenidos comunes con alumnos de otros grados.

“Al principio era un reto. ¿Qué ha sucedido? Que llegaron, se entendieron, comenzaron a trabajar en equipo y han hecho trabajos maravillosos juntos”, explicó el formador de la Fundación Juan XXII Roncalli, arquitecto técnico y profesor en este título, Pablo Muñoz.

Inclusión universitaria

Esta enseñanza forma parte del programa de formación de experto para el empleo y la inclusión universitaria financiado por la Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo. Carolina López, de la Dirección de Programas para Universidades y Promoción de Talento Joven de la ONCE, comentó que la clave del éxito en estos programas es la colaboración entre las partes.

“En este caso, la universidad, el movimiento asociativo, la financiación y, fundamental además de los alumnos, las propias familias. El doble objetivo es, por un lado, que las universidades sean inclusivas para todos y, por otro lado, conseguir que las personas con discapacidad intelectual, que han quedado un poco relegadas en el ámbito académico y, por lo tanto, también en el profesional, puedan conseguir una titulación que les permita obtener la cualificación necesaria para entrar en el mercado laboral”, concluyó López.

Finalmente, desde la Fundación Juan XXIII Roncalli destacaron que este título es un gran paso hacia el futuro, ya  que se han conseguido cuestionar ideas preconcebidas y romper barreras. “Para nosotros es un avance muy importante porque supone que las personas con discapacidad intelectual por fin acceden a la universidad y esto, en términos históricos, es todo un hito. Hay que agradecer muchísimo que hayamos podido entre todos construir este proyecto”, subrayó el director general de  la Fundación Juan XXIII Roncalli, Javier Arroyo.

0
Comentarios