Centro TAP presenta 'Papmi', un proyecto de prevención que acompaña a los padres en la crianza de sus hijos

El proyecto guía las emociones del niño durante su primer año y medio de vida para evitar con ello posibles problemas psicológicos futuros.
Alberto López TavaresMartes, 25 de junio de 2019
0

Centro TAP (Tratamiento Avanzado Psicológico) es un grupo especializado de psicólogas, psiquiatras y psicopedagogas que prestan un servicio de acción integral, y son los precursores, entre otros proyectos, de Papmi, un programa de apoyo psicológico P/materno infantil que fue presentado el pasado 20 de junio en el Colegio de Psicólogos de Madrid.

La presentación estuvo encabezada por la ideóloga del proyecto y catedrática de Psicología en la Universidad de Valencia Mª Ángeles Cerezo junto a los demás miembros del equipo. Papmi, por tanto, es un proyecto de prevención que acompaña a los progenitores en la ardua tarea de criar a sus hijos. Un apoyo que guía las emociones del niño en su primer año y medio de vida previniendo problemas psicológicos y conductuales ulteriores, aquellos que en algunos casos subyacen en la adolescencia o adultez.

“El bebé sufre un Big Bang en su mente, desde que nace hasta que va a la escuela, por ello hay que aprovechar esta etapa”, comentó Cerezo.

 

En qué consiste

Durante el primer año y medio los padres se dirigirán al centro y se le hará al retoño un examen de desarrollo, esto es que, de forma independiente, el padre jugará con el niño del mismo modo que, a continuación, lo hará la madre. Este proceso se grabará, y a raíz de estas imágenes los profesionales analizarán y, por tanto, proyectarán una serie de resultados: en qué punto emocional se encuentra el niño o qué aspectos deberán los padres trabajar con mayor intensidad para la próxima visita.

Asimismo los profesionales charlarán con los cuidadores para ver cómo se encuentran y brindarles el apoyo necesario. Cerezo aludió a que hay padres que consideran que “recibir este tipo de ayuda profesional les hace peores en su función”, y “nada más lejos de la realidad” puesto que la vida es ya “bastante compleja” como para declinar este tipo de aspectos siempre positivos. “Nuestra función”, por tanto, es la de “cuidar al cuidador”.

 

"

El bebé sufre un 'Big Bang' en su mente, desde que nace hasta que va a la escuela, por ello hay que aprovechar esta etapa

"
Los padres, fundamentales

Como se expuso en el evento a través de diferentes diapositivas, los padres se convierten en una pieza clave para sus hijos, tanto es así que para los niños sus padres son todo su universo. Esto es que tanto el padre como la madre concentran en su persona todo el mundo del niño, puesto que este es solo presente, es decir, carece de pasado y futuro; es el aquí y el ahora. Por lo que los padres (el tú) conforman al niño (el yo). Es decir, el bebé se forma y crece a través de los progenitores.

“Si el mundo se está destruyendo, pero el bebé observa que su padre está bien y tranquilo, todo para él está bien. Si, por otro lado, el mundo marcha correctamente, pero su cuidador está mal, su mundo se cae”, expuso Cerezo.

0
Comentarios