El sector del libro de texto disminuyó su facturación un 4,2% en el último año

Sin considerar los libros de texto, cuya evolución está condicionada por las decisiones de las administraciones públicas, los resultados de facturación editorial supondrían un incremento del 4,7% con respecto a 2017.
RedacciónMartes, 16 de julio de 2019
0

El sector editorial español registró, por quinto año consecutivo, un incremento de su facturación gracias a la fortaleza del libro en papel.  Según el avance del informe de Comercio Interior del Libro 2018, el año pasado mejoró sus cifras un 1,9%, con respecto a 2017, hasta situarse en 2.363,90 millones de euros. De manera paulatina, aunque lentamente, el sector editorial español va recuperando las cifras que perdió durante la crisis. En el caso del libro digital, se observa un estancamiento de las ventas.

Este incremento de la facturación se ha producido en prácticamente la totalidad de los subsectores del libro, a excepción del de contenidos educativos (libros de texto), cuya evolución está muy condicionada por la intervención en el mercado de las administraciones públicas, que disminuyó el 4,2%, y del cómic. Si no consideráramos la facturación por los libros y contenidos educativos, el crecimiento del resto del sector sería del 4,7%.

Si no consideráramos la facturación por los libros y contenidos educativos, el crecimiento del resto del sector sería del 4,7%

“Las cifras nos permiten reflejar cierto optimismo ya que revelan una mejora paulatina del sector tras la crisis, si bien seguimos afectados por algunos condicionantes que se produjeron durante ésta, como fueron la reducción de los presupuestos para compras de libros para bibliotecas públicas, universitarias y escolares, así como por las políticas de las administraciones públicas en materia de libros de texto. Esto no hace sino reforzar nuestra creencia en la necesidad de buscar una coordinación de planes y criterios de las distintas administraciones respecto a las políticas de ayudas a las familias para los libros de texto y la recuperación de los presupuestos para la dotación de las bibliotecas”, ha señalado Miguel Barrero, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España y de la Asociación de Cámaras del libro de España.

“El sector editorial es la primera industria cultural española y un sector exportador, por lo que nos gustaría que fuera tenido en cuenta a la hora de la toma de decisiones políticas”, afirmó Barrero.

El avance del Informe de Comercio Interior del Libro elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España, con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte, muestra que, en el año 2018, se vendieron 160 millones de ejemplares en papel, un 1,6% más que en 2017, y se editaron 76.202 títulos (56.966 en papel y 19.236 en digital), lo que representa una caída del 12,7% con respecto al año anterior (-5,3% en papel y -29,1% digitales).

En el año 2018, se vendieron 160 millones de ejemplares en papel, un 1,6% más que en 2017, y se editaron 76.202 títulos (56.966 en papel y 19.236 en digital)

Este descenso de la producción editorial se debe entre otros factores, al descenso de títulos editados de libros de educativos (-9,7%) como consecuencia de la paralización de los calendarios de renovación, que han supuesto que muchas editoriales no hayan elaborado nuevas ediciones, así como a un menor número de títulos editados en formato digital ya que en años anteriores muchos de los títulos fueron digitalizaciones de títulos existentes en el fondo editorial. El precio medio del ejemplar se redujo hasta los 12,86 euros.

Todos los géneros literarios crecen, tanto en adulto como en infantil, 8,1% y 6 por ciento respectivamente. También crece la facturación de los libros científico-técnicos y universitarios (+3,7%); los de ciencias sociales y humanidades (+4,3%), los libros prácticos (3,7%), divulgación general, (+5,0%,), religiosos (+2,7%) y los diccionarios y enciclopedias (2,7%). Desciende la facturación, sin embargo, de los libros de derecho y ciencias económicas (-2,3%) y, ligeramente, los cómics, tebeos… (0,1%).

Todos los géneros literarios crecen, tanto en adulto como en infantil, 8,1% y 6 por ciento respectivamente

Hay que señalar por otra parte que la facturación se concentra fundamentalmente en empresas de Barcelona (50,8%) y Madrid (42,4%) que suman el 92,9% del total. Por tamaño, las empresas muy grandes facturaron el 39%, y perdieron un poco de peso con respecto al ejercicio anterior (39,3%); el resto de la facturación se la repartieron empresas medianas (24,5%), grandes (22,8%) y pequeñas (13,6%), que mantienen su peso respecto al año pasado.

Las ventas de libros digitales se estancan

El mercado del libro digital en España está siguiendo la misma dinámica que en el resto de los países de nuestro entorno e incluso que en EEUU. El sector sigue apostando por este formato como demuestra el hecho que año a año sigue incrementándose el catálogo. Además, se está haciendo un esfuerzo para ir reduciendo el precio, si bien se necesita que en España se adopte la medida esperada de la reducción del IVA del libro digital.

No obstante, si tenemos en cuenta las cifras del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018, el efecto que la piratería tiene sobre el sector supera las cifras del comercio legal, (215 millones frente a 118 millones de euros). “Confiamos en que cuando haya un nuevo Gobierno se puedan tomar decisiones que incidan en la importancia que tiene el respeto por la propiedad intelectual, así como una aplicación con rigor de la Ley”, señaló el presidente de la FGEE.

Si tenemos en cuenta las cifras del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018, el efecto que la piratería tiene sobre el sector supera las cifras del comercio legal

La facturación del libro digital no ha tenido el mismo comportamiento que el libro en papel, se redujo ligeramente con respecto a 2017, un 0,1%, hasta situarse en 118,98 millones de euros, cifra que representa el 5% de la facturación total del sector. El número de títulos editados ascendió a 19.236 (-29,7%). El catálogo de libros digitales, no obstante, se incrementó en un 0,4%, hasta los 178.908 títulos.

El número de descargas alcanzó los 12,86 millones (+0,2%). El precio medio de los libros digitales se redujo tres céntimos de euro hasta los 9,25€.

La facturación del libro digital no ha tenido el mismo comportamiento que el libro en papel, se redujo ligeramente con respecto a 2017, un 0,1%

Los libros de no ficción representaron el el 62,71% de la facturación de los libros digitales, 52,7millones de euros, fundamentalmente libros y bases de datos de derecho. Los libros de texto no universitarios le siguen en facturación, con 25,73 millones de euros, lo que representa el 21,6% de la facturación. Poco a poco, los libros de literatura de adulto van adquiriendo mayor peso en la facturación, el 20,1%, los libros de infantil y juvenil, descendió un 1,7% hasta los 5,70 millones de euros.

En cuanto los canales de distribución, la mayor parte de los ejemplares de libros en formato digital se vendieron a través de plataformas específicas de distribución digital. Plataformas comerciales genéricas y otras plataformas vendieron libros digitales por valor de 53,31 millones de euros. A través de plataformas creadas por la propia editorial se vendieron 34,03 millones de euros en libros digitales, el 28,6%. Las plataformas conjuntas creadas con otras editoriales vendieron el 3,4% (4,02 millones de euros).

Los libros de no ficción representaron el el 62,71% de la facturación de los libros digitales, 52,7millones de euros, fundamentalmente libros y bases de datos de derecho

Por otro lado, las ventas de libros en formato bolsillo volvió a incrementar su facturación, hasta los 93,32 millones de euros, un 1,6% más. También se incrementó el número de títulos editados en un 1,3%, un total de 4.663 títulos. El número de ejemplares vendidos fue de 12,39 millones de ejemplares, un 3,8% más. El precio medio de los libros en este formato fue de 7,53 euros, cuatro céntimos menos que en 2017.

Canales de distribución

Las librerías y cadenas de librerías se mantienen como los principales canales de ventas de libros. Ambas suman 1.252,51 millones de euros, el 53% del total de la facturación. La venta de libros en librerías creció un 2,6%, mismo porcentaje que el registrado en las cadenas de librerías. “Para el sector editorial las librerías son un eslabón imprescindible en la cadena del sector del libro. Creemos que es necesario preservar su presencia en nuestras calles no solo por la importante actividad económica que representan, sino porque constituyen un pilar fundamental de la difusión cultural”, señaló Miguel Barrero.

0
Comentarios
  1. Noticias | Del 13 al 19 de julio - UCETAM
    18 de julio de 2019 10:41

    […] ⇒Leer más ⇐ […]