El “Instituto-Escuela” celebra su centenario con una exposición

La exposición muestra los problemas a los que hizo frente el “Instituto-Escuela”. Algunas de las piezas más relevantes son los materiales escolares de la época.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 15 de octubre de 2019
0
100 años del "Instituto-Escuela"
1 de 6

Clase del Instituto-Escuela en la Sección Hipódromo, 1933. (Imágenes del libro ‘La nueva Educación’)

100 años del "Instituto-Escuela"
2 de 6

Alumnas del “I-E” de viaje a Barcelona, años veinte.

100 años del "Instituto-Escuela"
3 de 6

Alumnos del “I-E” trabajando en el taller de carpintería en la sede de Miguel Ángel 8, hacia 1925.

100 años del "Instituto-Escuela"
4 de 6

Alumnas del “I-E” en Peñalara (sierra de Guadarrama), 1935.

100 años del "Instituto-Escuela"
5 de 6

Alumnos del “I-E” con el profesor Oswald Jahns ante la Puerta de Brandeburgo, en una excursión en 1931.

100 años del "Instituto-Escuela"
6 de 6

Cuaderno de Geometría realizado por Dionisio Fernández en 3º de Bachillerato, curso 1926-27.

El “Instituto-Escuela” (I-E) de Madrid, creado en 1918, llevó a cabo un proyecto de reforma de la Educación pública en las etapas anteriores a la universidad y fue uno de los centros educativos más sobresalientes de la Europa de entreguerras. El I-E es fruto del proyecto, impulsado por la Institución Libre de Enseñanza a partir de 1876, para modernizar la cultura y la sociedad española a través de la Educación.

Así pues, en la sede de la Institución Libre de Enseñanza se ha inaugurado la exposición Laboratorios de la nueva Educación. En el centenario del Instituto-Escuela —abierta hasta el 1 de marzo de 2020— organizada por la Fundación Francisco Giner de los Ríos-Institución Libre de Enseñanza, Acción Cultural Española y la Residencia de Estudiantes, con la colaboración del Ministerio de Educación y Formación Profesional y la participación de la Fundación Estudio.

De esta forma, esos “laboratorios” pretendían formar ciudadanos críticos y creativos, capaces de gobernar su vida personal y profesional, poniendo al servicio de ese fin unos espacios, unas prácticas y unos métodos que se fueron desarrollando hasta 1936 y que se interrumpieron con la guerra civil y la dictadura franquista. A pesar de ello, este legado logró pervivir en diferentes iniciativas.

Estos laboratorios pretendía formar ciudadanos críticos y creativos, capaces de gobernar su vida personal y profesional.

Con esta exposición se quiere dar a conocer un momento crucial en el proceso de transformación en que estaba empeñada la sociedad española en las primeras décadas del siglo XX; así como reflexionar en torno a las lecciones que, para hacer frente a los retos de hoy, pueden extraerse de aquel proyecto modernizador. La apuesta por la Educación como factor esencial para el progreso y el bienestar de las sociedades contemporáneas es hoy una preocupación ampliamente compartida.

“Regresamos al futuro porque esta exposición plantea cómo la reflexión sobre aquella experiencia puede ayudarnos a afrontar los retos de nuestro tiempo”, explicó el comisario de la exposición Carlos Wert. La exposición muestra los problemas a los que hizo frente el proyecto del Instituto-Escuela, y las soluciones que impulsó, desde la perspectiva de la sociedad actual y de la necesidad de cambio de la Educación en nuestros días.

En la actualidad, la Institución Libre de Enseñanza sigue trabajando por esos mismos objetivos de modernización con distintos programas, ya que “aunque la Educación está cambiando, todavía necesita cambiar más”, subrayó Wert.

Las partes de la exposición

  1. La primera sala. Ofrece el relato cronológico de la creación y desarrollo de estos “laboratorios de la nueva Educación” y de sus propuestas educativas innovadoras.
  2. La segunda sala. Se organiza temáticamente en torno a cuatro ejes: “una Educación integral”, “una escuela diferente”, “el alumno protagonista” y “un nuevo maestro”.
  3. Muestra. Las piezas proceden de numerosas instituciones y centros educativos públicos y privados, además de colecciones particulares.
  4. Otras obras. También hay materiales audiovisuales tanto de época como modernos. Además, se exhibe una nutrida colección de obras plásticas de autores de la modernidad y de las vanguardias históricas.
0
Comentarios