Lagunas en la formación de los universitarios de nuevo ingreso en Matemáticas

Un análisis de profesores de instituto y universidad detecta errores básicos. Los alumnos empiezan su grado creyéndose mejor preparados de lo que están.
Redacción-comunidadesMartes, 19 de noviembre de 2019
0

Los errores se suelen solventar tras seis meses en la universidad. GORONDENKOFF

La revista Mathematics ha publicado los resultados de una investigación llevada a cabo por profesores de Bachillerato y de la Universidad de Oviedo –el grupo Bachillerato-Universidad Matemáticas (Bacunimat)–. Dicho estudio ha revelado que dos tercios de los alumnos que ingresan en Ingeniería Informática del Software tienen errores en la asignatura de Cálculo. Los errores, en conceptos básicos como límites, integración y derivación, son muy similares entre los distintos estudiantes y estas insuficiencias se reducen tras el primer semestre universitario.

Los investigadores –Manuel José Fernández Gutiérrez y Fernando Sánchez Lasheras, del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Oviedo y Juan Cereijo Viña, del IES Corvera, realizaron un test de nivel a 80 alumnos de Cálculo en la Escuela de Ingeniería Informática de la Universidad de Oviedo. El análisis se completa con más de 300 encuestas de percepción y opinión contestadas por los alumnos de la Escuela de Ingeniería Informática y de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón.

Percepción y realidad

Más de la mitad de los estudiantes del grado en Ingeniería Informática del Software encuestados se consideraban bien o muy bien preparados en Matemáticas al empezar el curso universitario, pero, concluido el primer cuatrimestre, reconocían que la asignatura de Cálculo tenía una dificultad muy superior a las Matemáticas estudiadas en 2ª de Bachillerato. Transcurrido ese periodo, un tercio creía que sus profesores de Matemáticas de Bachillerato deberían haber sido más rigurosos en su explicación de la asignatura, en la que ven, además, mucha diferencia de niveles entre bloques. De un lado, análisis, álgebra y geometría representa para ellos el bloque más difícil, frente al cuarto bloque, el de estadística, el más fácil.

La tesis inicial del equipo investigador sostenía que el temario de la asignatura de Matemáticas II de 2º de Bachillerato es demasiado extenso. Esto hace que el docente tenga que explicar los conceptos de una forma rápida y pase por los contenidos mediante atajos. Los alumnos se ven obligados a aprender métodos en lugar de conceptos matemáticos. Esto provoca posteriores errores básicos y comunes, además de carencias conceptuales, demostrados en la investigación.

El estudio puntualiza que no ha habido resultados dispares en función de la procedencia educativa de los alumnos (Pública, Concertada o Privada) y que tampoco han existido diferencias por género. Los resultados son similares, por otra parte, a los de otros estudios que se han llevado a cabo en distintos países de la Unión Europea.

Mayor colaboración

La investigación ha propiciado reuniones periódicas entre profesores de Secundaria y universidad y el equipo investigador destaca precisamente la importancia de este tipo de colaboración para llegar a un consenso sobre los contenidos y la metodología, coordinando por un lado los temarios y por otro la forma de abordar los mismos en el aula.

0
Comentarios