El test del 'pin parental': verdadero o falso

¿Verdadero o falso? Analizamos algunos de los argumentos a favor y en contra del consentimiento paterno explícito para actividades complementarias que se ha situado en el centro del debate los últimos días.
Saray MarquésMartes, 21 de enero de 2020
0

Es lo que se está aplicando en Murcia este curso.

Falso. Las instrucciones de la Consejería de Educación, Juventud y Deportes de la Región de Murcia, tanto para los centros de Infantil y Primaria como para los de Secundaria y Bachillerato, hablan de las actividades complementarias impartidas por personas ajenas al claustro del centro educativo. Vox, que ha puesto como condición el ‘pin parental’ para apoyar los presupuestos de la Región de Murcia, considera que eso es “una aplicación torticera” por “meterlo todo en el mismo saco” cuando ellos pedían el consentimiento solo para cuestiones morales o religiosas, según explica su portavoz de Educación en el Congreso, Joaquín Robles.

Es un invento de Vox.

Falso. Desde 2009 existe un modelo de consentimiento informado por el que apuesta la confederación católica de padres Concapa, la federación España Educa en Libertad y la asociación de profesores Educación y Persona. Como explica su presidente, Fernando López Luengos, “Surge tras la sentencia del Tribunal Supremo de febrero de 2009 respecto a Educación para la Ciudadanía, que asevera que la objeción de conciencia no es el cauce legal y que el cauce legal es recurrir a los tribunales si se detecta adoctrinamiento. Y elaboramos ese modelo para evitar posibles casos de adoctrinamiento”. Según López Luengos, Vox adoptó este modelo en 2018 al hilo de una campaña de HazteOír, aunque, recuerda, “en sus inicios esta organización prefería seguir con la objeción de conciencia porque era más escandalosa y polémica y una forma de conseguir dinero”.

En otros países no es necesario porque allí la Educación afectivo-sexual forma parte del currículo y no depende de ningún colectivo externo a los centros.

Falso. Este es un argumento recurrente de Vox, pero en Holanda, por ejemplo, la Educación afectivo-sexual es obligatoria pero corre a cargo de personal de la Fundación Rutgers en virtud del acuerdo firmado con las autoridades educativas.

Se necesitaba alguna herramienta así.

Falso. No parece que existiera un clamor por parte de los padres demandando que se les pidiera autorizar expresamente las actividades complementarias en las que participan sus hijos. Lo prueban los datos que ha aportado el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio: una única queja formal.

Es ilegal.

La Consejería de Educación de Murcia tiene un mes para probar que no se está saltando sus propias normas autonómicas (son actividades complementarias, pero obligatorias y evaluables) y otras de ámbito nacional e internacional. El Ministerio anunció el requerimiento el jueves 16 de enero. Dos días antes la Federación de Enseñanza de CCOO en Murcia presentó un recurso contencioso-administrativo solicitando la suspensión cautelar de la resolución por considerarla ilegal. Antes había presentado un recurso de alzada, como la federación de directores de instutito ADES. Si se considera que estas actividades forman parte del currículum y sirven para ampliar los estándares de aprendizaje que este recoge es probable que se califique de ilegal. Vox denuncia que estas actividades “están metidas con calzador en el currículum”. La propia Región de Murcia habla en las instrucciones de Infantil y Primaria de actividades de contenido “no curricular”.

Supone abrir una brecha innecesaria en las relaciones familia-escuela.

Así lo han denunciado distintas voces. La última, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, que critica que los niños se conviertan en “la principal arma arrojadiza de este falso debate” y pide al Gobierno y la oposición que “se cuiden mucho de sembrar la desconfianza entre la escuela y los padres”.

0
Comentarios
  1. El test del ‘pin parental’: verdadero o falso | Concapa
    22 de enero de 2020 08:38

    […] ver noticia […]