fbpx

Algunas de las claves para adaptarse al 'home schooling'

Hay que tener cuidado con el tiempo de uso de las pantallas, es necesario limitar el tiempo de trabajo, ocio y tareas del hogar.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 31 de marzo de 2020
0

Una buena organización es clave para aumentar la motivación del alumnado. ADOBE STOCK

La situación actual que estamos viviendo ha cambiado nuestra forma de ver el mundo, puesto que está repercutiendo en nuestra vida social, laboral y educativa. Ahora nos enfrentamos a nuevos retos y dentro del campo educativo más aún, ya que muchos centros educativos están adaptándose al denominado ‘home schooling’ o Educación en el hogar.
Así pues, los expertos recomiendan una serie de claves para que padres, niños y profesores integren en su día a día el ‘home schooling’. Por ejemplo, la psicóloga y coordinadora del departamento de orientación del grupo “Brains International Schools”, Ana Herrero, incide en la necesidad de realizar a primera hora una reunión familiar donde se organice qué hacer en el día. “En este momento tan excepcional, una correcta organización será clave para aumentar la motivación de los alumnos. Para ello, los padres deberán facilitar un espacio adecuado de trabajo, así como un horario en el que quede bien diferenciado el tiempo de estudio, el de descanso y el de ocio”.
Por otro lado, Herrero hace hincapié en que la tecnología es una herramienta esencial para el sector de la enseñanza durante esta crisis, pero también conlleva una serie de riesgos y requiere de una especial atención por parte de los progenitores. “Un uso inadecuado de la tecnología puede llevar a algunos alumnos a no diferenciar entre el tiempo de ocio y el de estudio”.

Aprender y divertirse

La realidad es que los niños están en casa y deben seguir unas pautas y rutinas, pero también es cierto que son muchas horas las que pasan encerrados en un mismo lugar. Por eso, según explica la directora del colegio “Europeo” de Madrid, Emma Pérez, los niños necesitan tiempo de descanso, juegos y entretenimiento. “Es aquí donde los padres juegan un papel fundamental”.
Así pues, Pérez lanza esta pregunta: ¿Cómo podemos hacer que los más pequeños se diviertan y, al mismo tiempo, no dejen de estimular sus inquietudes y aprendizajes? La respuesta es muy sencilla y la directora del colegio “Europeo” de Madrid nos da diez ideas sobre actividades que podemos hacer en casa para que los niños aprendan mientras se divierten. Estas son: ayudar en las tareas del hogar, cocinar juntos, pintar y dibujar, hacer juegos con plastilina y con formas geométricas, leer, ver películas en inglés para seguir fomentado los idiomas, montar puzles, interpretar una historia, realizar un circuito de psicomotricidad para que hagan ejercicio o crear objetos a base de otros para potenciar la importancia de reutilizar los materiales.

0
Comentarios