Efectos de la crisis del coronavirus sobre la educación

Ismael Sanz
Profesor de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
19 de marzo de 2020
0

En primer término, hay que considerar que el cierre de los centros educativos y la sustitución de las clases presenciales por la formación on line y a distancia no tiene alternativa posible. En la situación que nos encontramos de crisis sanitaria no hay otra salida posible que la de cerrar los centros educativos y sustituir las clases presenciales por la formación on line. Entre los efectos negativos del cierre de centro educativos se encuentra que una parte del aprendizaje podría no recuperarse. Un reciente artículo de Joshua Goodman, (Profesor de la Universidad de Harvard) muestra que los efectos académicos de la suspensión de clases a todos los alumnos pueden atenuarse si hay una respuesta coordinada y no se alarga en el tiempo. Este investigador muestra que los cierres de centros en Massachusetts por la nieve no ha tenido repercusiones académicas significativas.

Si el cierre de los centros educativos se alargase por más de dos semanas, entonces podría tener repercusiones negativas en el aprendizaje de más largo plazo. Los investigadores David Jaume (Banco de Mexico) y Alexander Willen de Norwegian School of Economics publicaron en octubre de 2019 en Journal of Labor Economics un artículo que mostraba los efectos negativos a largo plazo de las huelgas de docentes en Argentina. La suspensión de las clases en Primaria en Argentina ha reducido los salarios de sus alumnos muchos años después en hasta un 3,2% para los hombres y 1,9% a las mujeres. La reducción en el nivel educativo de los alumnos que experimentaron el cierre de los centros aumentó su desempleo y redujo los niveles de cualificación de las ocupaciones en las que están empleados cuando llegaron al mercado laboral con respecto a otras generaciones que no experimentaron esos cierres.

Si el cierre de los centros educativos se alargase por más de dos semanas, entonces podría tener repercusiones negativas en el aprendizaje de más largo plazo

También el profesor Joshua Goodman, con la también profesora de Harvard, Amanda Pallais y Julia Melkers, de Georgia Institute of Technology, publicaron en 2019 un artículo en Journal of Labor Economics que señalaba que el aprendizaje es mayor con las clases presenciales que en el formato on line, sobre todo para alumnos rezagados que necesitan de más refuerzo personal e individualizado. Además, aunque cada vez con menos intensidad, no todas las familias tienen un buen acceso a internet y algunos ordenadores pueden ser obsoletos.

Las plataformas digitales, por su parte, tendrán que afrontar un uso intensivo en un corto periodo de tiempo, situación que no todas las plataformas pueden soportar con garantías. Entre los aspectos que matizan este primer análisis, se encuentra que la formación on line provee de un acceso a la educación en una situación en la que la educación presencial no es posible. Es decir, que no hay otra alternativa posible.  Y también que el uso generalizado de la formación on line en estas semanas puede ser una buena oportunidad para hacer un uso más permanente a partir de ahora, de mejorar aquellos aspectos que hacen que no sea aún de la misma calidad que la presencial y que poco a poco vayamos perfeccionando las plataformas educativas digitales.

En ocasiones, como la crisis sanitaria que estamos viviendo ahora, no hay otra alternativa que la formación on line, un formato que ha demostrado en circunstancias como la actual que es mucho más flexible. El reciente artículo de este mismo miércoles de Douglas Harris en Brookings también apunta a que el cierre de los centros educativos ofrece la oportunidad de impulsar, entre los estímulos fiscales que seguirán a esta crisis, campamentos académicos de verano contratando a nuevos docentes para apoyar a los alumnos rezagados. Así, los alumnos desfavorecidos tienen más probabilidad de quedarse en entornos que no son ideales para el aprendizaje porque sus padres tienen en los que no pueden trabajar desde casa o tomarse días libres, se podrían ver compensados por el cierre de los centros y su sustitución temporal por formación on line.

0
Comentarios
  1. Noticias | Del 14 al 20 de marzo - UCETAM
    20 de marzo de 2020 08:02

    […] ⇒ Leer más ⇐ […]

  2. charles vargas
    3 de abril de 2020 19:59

    La Educación al igual que todos los demás sectores de la sociedad, se ha visto enfrentado a una situación inesperada y jamás imaginada, Solo así se explica que al presente no hay UN solo país que tenga “sistematizado” la Educación ON LINE. Por el contrario, esta crisis por la actual pandemia que atravesamos a puesto “al descubierto” que tenemos enormes deficiencias, y mucho por trabajar ( Desde la dotación de Hardware, Software, y Metodologías en Educación Virtual a todo nivel ) . Por lo tanto, Autoridades , profesorado y familias debemos reflexionar para que en un futuro inmediato, en cuanto algún fenómeno natural o catástrofe ocurra , podamos recurrir como alternativa al sistema educativo on-line , y más aun para reforzar el actual sistema educativo presencial que por si , también tiene sus propias deficiencias, no de ahora, sino históricamente.

  3. Devin Convay
    9 de abril de 2020 16:06

    El Corona virus o Covid 19 ya no es un juego como hace algunas semana se estaba haciendo ver en México y muchos otros países, ahora vemos contagiados a primeros ministros, sospechoso de casos de presidente y hasta la monarquía y ya va llegando a 1500000 contagio en el mundo y muerto una gran cantidad, por eso es importante extremas medidas que ayuden a ir minimizando los contagios pero eso debe estar acompañado de un orden por parte de todos, eso es lo mas importante, aquí le dejo un mapa de coronavirus en México y otros países

    https://coronavirusmapa.mx

  4. luis caizaluisa
    16 de abril de 2020 00:37

    Bien los efecttos acdemicos pero esto trae como cola a la educación y es un termino muy aplio con otra arsitas, como son la psicologica, alimentaria, socialización, etc

  5. gustavo
    26 de abril de 2020 18:27

    lo cierto es que la educacion virtual cae en el academicismo de solo trasladar saberes de la plataforma a la cabeza y todo el mundo corriendo a los almacenes a compra productos chinos, porque aqui no estamos en capacidad ni siquiera de arreglar la licuadora de la casa

  6. Coranavirus SARS-CoV-2 y derechos fundamentales (15): el derecho a la educación. | El derecho y el revés
    6 de mayo de 2020 06:51

    […] este breve, y reciente, texto del profesor Ismael Sanz  “Efectos de la crisis del coronavirus sobre la educación” se citan varios trabajos que permiten extraer algunas conclusiones:  un artículo de Joshua […]