fbpx

El proyecto escolar de impresión 3D que ayuda a crear un mundo mejor

Iniciativas escolares que utilizan la impresión 3D permiten desde crear objetos y juguetes para iniciativas solidarias hasta fabricar trésdesis que ayuden a mejorar la vida de las personas.
RedacciónMartes, 17 de marzo de 2020
0

Apr3nDamos es el proyecto de impresión 3D y aprendizaje servicio que se ha llevado a cabo en el Colegio “Escolapios” de Jaca (Huesca). Con él, han conseguido que su alumnado aprenda el funcionamiento de una impresora 3D, a diseñar sus propios objetos y a imprimirlos; a la vez, que su aprendizaje sirva para ayudar a otras personas.

Es un proyecto que se realiza con los alumnos y alumnas desde 5º de Primaria hasta 4º ESO, y con él colaboran en la vida del centro diseñando e imprimiendo:

  • Objetos para vender en el Mercadillo Solidario del colegio.
  • Instrumentos para el aula de música.
  • Juguetes para las aulas de Educación Infantil.
  • Trofeos para los torneos que se realizan en el centro…
Chemobox para los tratamientos de quimioterapia

Además, este proyecto les ha permitido sumarse a iniciativas solidarias como las “chemobox” que es una caja impresa con una impresora 3D, dentro de la cual se guarda el suero de los tratamientos de quimioterapia que siguen los niños con cáncer. Las decoraron según los gustos del niño o niña al que va destinado para hacer de ese momento de tratamiento, un rato más alegre y motivador. La mayoría de ellas tienen motivos de superhéroes para “darles superpoderes”.

Las Chemobox surgieron en Brasil, por una campaña publicitaria de una agencia comercial hace tres años. Este proyecto llega a España el 25 de febrero del 2018, cuando un papá, el usuario de Twitter @Batmandonamedula, pidió por esta red social si alguien le podía decir cómo conseguir una de esas cajas para el tratamiento de su hijo enfermo. Uno de los primeros en contestar fue Pepo Jiménez, quien diseñó una caja a la que ha ido realizando diferentes mejoras. También empezaron a realizar sus diseños Celso Frade y Guillermo Martínez. El colegio de Jaca ha tomado sus diseños para imprimir para más tarde regalarlas a los superhéroes de los hospitales.

El profesor encargado se llama Quique Suberías y con el apoyo de la institución educativa en la que trabaja  ha conseguido que esta iniciativa sea un proyecto de centro. Además, al hacer la entrega de la chemobox, la acompañan con uno o varios dibujos o cartas que realizan los alumnos de los cursos más pequeños para animar a la persona que recibe esta caja.

Ajedrez para luchar contra el conflicto

Otra de las iniciativas solidarias de este proyecto, es la colaboración con la ONG Ajedrez sin Fronteras. Esta entidad sin ánimo de lucro, tiene el propósito de difundir el ajedrez y todos los valores que transmite, especialmente entre los pueblos que están viviendo situaciones más desfavorecidas de pobreza, guerras e injusticias.

Desde el centro la forma de colaborar con esta ONG es diseñando e imprimiendo piezas de ajedrez para poder mandar juegos completos a campos de refugiados como el de Lesbos en Grecia o Tinduf en Argelia, donde están realizando una gran labor de formación a mujeres, maestros y maestras para que puedan enseñar a los más pequeños. A través de los juegos, podrán disfrutar más número de niños y niñas del ajedrez y todo lo que con él se transmite.

Prótesis de brazos en 3D

Pero una de las joyas de este proyecto es colaborar con la ONG AYUDAME3D, fabricando trésdesis, que son prótesis de manos y brazos impresos en 3D destinadas a personas sin recursos de cualquier parte del mundo mejorando su calidad de vida.

Esta ONG surge en España, en la habitación de un veinteañero, que quiso buscarle un uso solidario a su impresora. Hoy, Guillermo Martínez, su fundador y helpers como ellos, han ayudado a más de 150 personas de 35 países. Desde que pusieron en marcha esta parte del proyecto sus trésdesis han viajado hasta Cuba, Guatemala, Brasil, India o Almería.

Les gusta creer en la máxima de AYÚDAME3D: “Ayudar es demasiado fácil como para no hacerlo”. En Escolapios de Jaca, pretenden que sus alumnos hagan suyo el mensaje, mostrando cómo desde las nuevas tecnologías pueden ayudar a las personas que lo necesitan.

El proyecto Apr3nDamos no sería posible sin la colaboración de la Fundación Itaka-Escolapios que dona las bobinas de filamentos de PLA, material con el que se imprime en 3D. El PLA o ácido poliláctico es un polímero biodegradable derivado del ácido láctico. Se hace a partir de recursos renovables al 100% como son el maíz, la remolacha, el trigo y otros productos ricos en almidón. No es tóxico y tiene propiedades muy parecidas a materiales plásticos, derivados del petróleo, como el PET. Sin duda, una proyecto de APS de que toda la comunidad educativa se siente muy orgullosa.

 

Impresión 3D
1 de 10
0
Comentarios
  1. Quique Subirás
    17 de marzo de 2020 20:17

    Muchísimas gracias por compartir nuestro proyecto de Impresión 3D y aprendizaje servicio que llevamos a cabo en el Colegio Escolapios de Jaca.
    En estos días, más que nunca, nos tiene que quedar claro que “Ayudar es demasiado fácil como para no hacerlo”.
    ¡Muchas gracias!