Redescubrir el juego y el espacio lúdico en casa en tiempos de Covid-19

El juego es la principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante sus primeros años de edad. Esto es un hecho confirmado por estudios y especialistas como Jean Piaget o María Montessori ya hablaban de la importancia de la pedagogía del juego.
Fernando BoillosLunes, 13 de abril de 2020
0

Los más pequeños, a través de él, investigan todo lo relacionado con su entorno de manera libre y espontánea. En las escuelas el espacio lúdico cada vez vuelve a estar más presente y por eso, en estos tiempos de confinamiento hemos querido hablar con ocho expertos del mundo educativo para que nos propongan algunos de sus juegos preferidos.

Clara Cordero - The Room: A Dark Matter

Maestra de Infantil, diseñadora de experiencias de aprendizaje en presencial y virtual. Formadora de docentes, coordina proyectos y gestiona comunidades de aprendizaje. Dedicada especialmente al campo de la gamificación, el diseño de Escape Rooms, el Visual y Visible Thinking, y sin duda es el corazón de Ágora Abierta.

Para esta todo terreno el juego es algo que llevamos de serie en nuestro ADN: “Es fundamental porque es la manera que tenemos de acceder a nuestro entorno desde pequeños. Es un alfabeto básico para los niños, para acceder y analizar la información, para comprender como funciona el mundo. Al ser algo natural, las estrategias que sigue nuestro cerebro para aprender se convierten en algo intuitivo”.

Para Cordero el juego es un gran aliado estos días de confinamiento: “El juego nos proporciona todo lo necesario para mantener activo el cerebro y el cuerpo en general. Podemos desarrollar competencias que son necesarias para seguir adelante. Seguimos pudiendo aprovechar la parte más social del juego, no solo con la familia, también en modo multijugador, on line. Además, para aquellos que están solos y en analógico les sirve para mantener la cabeza despierta y en forma”. Siempre que puedo lo utiliza en sus clases. Generalmente son de componente visual porque los utiliza adaptados a cada una de las formaciones que da.

Nos recomienda el último juego al que ha jugado y que le tiene maravillada. Aprovecha la realidad virtual para lograr una inmersión perfecta. Se llama The Room:A Dark Matter y propone una serie de acertijos y enigmas con una narrativa impactante. La idea del juego es que desarrolles competencias que van desde la asociación de elementos y conceptos a la comprensión de un hilo conductor muy atractivo que pone en marcha la propia comprensión del mundo que te rodea. “Me gustan mucho los juegos de exploración y descubrimiento con un ritmo dinámico y asequibles. Son los que hacen que tu cerebro se ponga en funcionamiento y realice conexiones. La realidad virtual es una apuesta perfecta para las simulaciones y el aprendizaje basado en la experiencia”.

Gregorio Ponce - Cluedo

Director General del Col·legi “Sant Josep Carmelites Missioneres Gràcia” (Barcelona). Licenciado en Geografía e Historia y postgrado en Dirección de Centros. Lleva más de 30 años dedicados al mundo de la Educación compatibilizando sus labores con cargos directivos de liderazgo.

Este directivo amante de jugar piensa que el juego es algo que no se debería perder en el día a día en el aula: “Es triste ver cómo poco a poco el juego ha ido quedado relegado en las aulas hasta hace muy poco tiempo. Muchos docentes se toman demasiado en serio como para jugar en clase y es un error, ya que el juego aporta y entrena muchísimas destrezas, competencias y habilidades”.

Para Ponce, el juego no sólo potencia la creatividad sino que es muy necesario ahora que las sobremesas se alargan y el confinamiento nos agobia, el juego puede hacer que la ansiedad disminuya, reduce el estrés y ayuda a reducir los conflictos: “Los estudios han revelado que el juego es casi un antídoto perfecto contra las tendencias violentas y es un poderoso catalizador para la socialización positiva, ya que nos ofrece la oportunidad de escoger alternativas a la lucha, el conflicto, y la preocupación”.

Nos recomienda un juego mítico de tablero y estrategia: el Cluedo. “En casa con mis hijos nos encanta jugar al Cluedo porque es un juego de estrategia, que permite la interacción de niños y adultos, que exige estar muy concentrados y hacer suposiciones para averiguar los detalles de un homicidio (asesino, lugar y arma). Sin lugar a dudas, es una apuesta segura para pasar un buen rato y disfrutar”.

Fernando Martí - Virus

Es maestro especialista en Educación Infantil y Educación Física en el “Real Colegio Escuelas Pías” de Gandía. Actualmente es tutor de 5º de Primaria donde imparte las áreas de Lengua Castellana, Lengua Valenciana, Matemáticas, Ciencias Naturales y Educación Física. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y un enamorado de las metodologías activas. En sus clases utiliza Flipped Classroom, Gamificación, Aprendizaje cooperativo…

Para Martí el juego es muy importante para el aprendizaje ya que, desde las etapas iniciales, aprendemos jugando. En Infantil nos encontramos con Rincones de juego, juego simbólico, juego dramatizado… “El juego nos dota de una motivación extra que nos aporta ese plus para favorecer los aprendizajes. Desde hace cinco años, estoy llevando el juego a mi aula de Primaria, tras estar nueve años en infantil, y tanto los alumnos como yo mismo, disfrutamos y aprendemos con ello”.

En momentos tan extraños como el que nos encontramos ahora, con este virus dejándonos en casa, piensa que “el juego es un elemento indispensable para poder entretenernos y también para aprender. Las circunstancias han querido que yo pueda seguir contactando con mis alumnos en estos días, y lejos de tener que adelantar materia como si no hubiera un mañana, les he planteado diferentes retos lúdicos, que les encantan, para hacer más llevadera esta cuarentena. Los alumnos se muestran muy motivados y agradecen este tipo de iniciativas”.

Martí intenta aplicar, siempre que puede, tanto la gamificación como el ABJ en sus clases: “Me gusta diseñar y preparar diferentes juegos o gamificaciones donde mis alumnos vayan superando los retos que se les plantean de una forma lúdica y entretenida. Este curso estamos realizando diferentes gamificaciones: en Matemáticas, una basada en los superhéroes de Marvel; en Lengua Castellana, una con Sherlock como detective ortográfico y otra basada en el Wizaring World de Harry Potter y Animales Fantásticos; y en Valenciano, una con temática Just Dance. Además, utilizo algunos juegos como Pasapalabra, Hundir la flota, Quizes,… en determinados momentos y sesiones”.

Hoy recomienda un juego de mesa que le encanta :“Virus”. “Es un juego muy divertido, al que tienes que darle algo al coco, y con el que nos lo pasamos genial. En el aula, también me gusta proponer momentos para jugar a estos juegos de mesa, y el “Virus” es uno de los más codiciados.

Isabel García Esteban - Rummikub

Es profesora de Matemáticas en el Colegio “San Vicente de Paúl” de Benavente. Trabaja bajo la metodología Flipped y promueve el aprendizaje activo en el aula. Amante de las experiencias lúdicas, forma parte del grupo de creadores del Escape Room Digital, que tan famoso se ha hecho en redes sociales educativas.

Para García el juego potencia el aprendizaje: “Cuando el juego tiene unos objetivos didácticos muy claros estamos consiguiendo que, de forma divertida, el alumno aprenda. Además, el error no se entiende como fracaso, aumenta la motivación, dota al alumno de estrategias, habilidades, desarrolla competencias, etc”.

Piensa que el juego ayuda siempre, pero que en tiempos de confinamiento a causa del Covid-19 es muy necesario. “Psicológicamente necesitamos evadirnos, distraernos, disfrutar con algo que nos ayude a sobrellevar esta situación. Nos aporta una actitud positiva, descarga emociones, sentimientos…”.

García, como profesora, lo utiliza en clase siempre que puede: “No hago gamificación, pero sí juegos matemáticos que complementan las actividades que realizamos en clase. Por ejemplo, los dados algebraicos, aunque utilizo algunos otros”.

El juego que nos recomienda es “Rummikub”. “En casa jugamos con los niños muchas veces. ¡Nos encanta! además de matemáticas, es un juego de mucha estrategia y favorece el pensamiento lógico”.

Juan Antonio Subirás Dieste - Imagine

Forma parte del equipo de Frikazos en el aula. Actualmente es profesor en el CEIP “San Jorge” (Zaragoza), tutor de 2º de Primaria y maestro de Música. Aficionado a la programación, los juegos de mesa, los videojuegos y las Escape Room.

Para este aragonés el juego es un elemento socializador que nos hace adquirir diferentes roles, ayudando así a empatizar con los demás y trabajar diferentes valores y piensa que en estos días de cuarentena que “el juego nos ayuda a desconectar de la rutina diaria y olvidarnos, por momentos, del encierro. Es una buena forma de compartir tiempo con la familia y desarrollar ciertos valores como pueden ser el trabajo en equipo, la escucha, el juego limpio, el respeto…”.

Subirás reconoce que en clase no siempre se saca tiempo para jugar aunque en clase de Música sí que le suele dar mucho juego: “En el resto de asignaturas, suelo aprovechar el día previo a un examen para organizarles algún concurso, algún juego de mesa adaptado o algún breakout que les sirva para repasar en equipo lo que les entra en el examen. Incluso, estos días de teletrabajo, como premio por el esfuerzo que han realizado trabajando estos días desde casa (tanto los niños como los papás), les he preparado un pequeño breakout para que puedan realizarlo en familia”.

El juego que recomienda es “Imagine”, un juego de mesa con cartas transparentes en las que aparecen diferentes símbolos y dibujos que, al superponerlos o incluso darles movimiento, nos ayudarán a que nuestros compañeros de equipo puedan descubrir que es lo que estamos “dibujando. “ Me gusta, no solo por el trabajo creativo y resolutivo que lleva por parte del jugador, sino por la versatilidad del mismo. Aparte del uso que le dan las normas propias del juego, el poder crear historias con los diferentes elementos o el uso de la comunicación no verbal como medio de expresión, puede dar bastante juego en el aula”.

Juan Daniel Sobrado – Pictionary on line

Es autor del blog y podcast Learning Legendario en los que comparte recursos para crear experiencias de aprendizaje más eficaces y participativas. Formador del profesorado y un amante del juego, su página web es ayuda para miles de docentes de todo el mundo.

Sobrado afirma que el juego es una de las herramientas más potentes con las que podemos despertar la motivación hacia el aprendizaje ya que “permite a los participantes experimentar en un entorno seguro y extraer aprendizajes de esas vivencias”.

Es un gran creador de recursos y juegos y le ha costado mucho decantarse por uno, pero nos propone jugar al Pictionary de manera on line: “Me encantan los juegos relacionados con el dibujo. La semana pasada jugaba al Pictionary con facilitadores de todo el mundo usando la pizarra compartida de Zoom. Para hacerlo más participativo variamos el juego. El organizador de la reunión seleccionaba a una persona y le escribía por chat privado lo que tenía que dibujar (puedes usar un generador de palabras aleatorias). Esa persona comenzaba a dibujar (nadie sabía quién era) y todos íbamos comentando en voz alta posibles títulos (muchas risas). Después de dos minutos, todo el mundo escribía su título en mayúsculas en el chat (incluyendo el dibujante) y votábamos. Las personas que acertaban votando el título correcto ganaban un punto y también aquellas que hubieran recibido votos por sus títulos”. Este juego se podría usar con alumnos como actividad de repaso para que tuvieran que dibujar un concepto relevante, un hecho histórico, describir un proceso…

Marta Prado – LiteraTour

Maestra de Educación Infantil, Primaria y PT. Especializada en lenguas extranjeras. Forma parte del equipo de la Escuela de Padres 3.0 y es redactora de contenidos del blog de la misma. También colabora de manera mensual en la revista Padres y Colegios.

Para esta joven maestra jugar es algo poderoso. Con el juego, los niños aprenden a explorar, desarrollan la imaginación y la creatividad. Resuelven problemas.

“Hoy en día, es más frecuente ver a un niño hincando el dedo en la pantalla de un iPad que hincando un palo en un charco de barro. Aquí se está perdiendo algo importante. Si bien los juegos y programas de televisión educativos tienen sus méritos, el exceso de tecnología puede perjudicar el desarrollo de un niño. No nos engañemos: los niños aprenden más y mejor con actividades que requieren el uso de los sentidos y el movimiento del cuerpo. Y en tanto que la tecnología rara vez requiere de esto, limita el aprendizaje. En definitiva, un juego es la semilla de la creatividad”.

Para Prado, uno de los mayores beneficios de este confinamiento es que nos está permitiendo pasar incontables horas en familia: “Si bien es cierto que en ocasiones puede resultar monótono e incluso agotador, debemos intentar ser tolerantes y optimistas, puesto que es lo que necesitan recibir de nosotros los más vulnerables; nuestros hijos. Y… ¿qué mejor forma de desconectar y divertirse que mediante el juego? Compartir tiempo de juegos en familia es algo que permanece en el recuerdo, aportándonos entretenimiento, aprendizaje, y lo más importante: un reforzamiento de los vínculos afectivos”.

Prado utiliza el juego en el aula y reconoce sus beneficios. “Enseñar mediante el juego hace que el aprendizaje sea adquirido de manera mucho más eficaz y duradera”. Uno de los juegos que suele utilizar en clase es LiteraTour [+ 8 años. 2 a 4 jugadores]. “Tiene diferentes niveles de complejidad y consiste en demostrar conocimientos literarios. Me encanta porque promueve la lectura de los alumnos, ya que cuanto más lean, más conocimientos tendrán para ganar la partida”.

Pedro Conesa – Alfabeto Móvil

Maestro de Primaria y de Educación Física en el colegio de pedagogía activa “Cuatronaranjos” de Murcia. Máster en Neuropsicología y Educación por la UNIR, actualmente se encuentra investigando sobre la mentalidad de crecimiento en la Universidad de Murcia.

Para Conesa el juego es más que necesario: “Considero que es un derecho indiscutible del niño en el desarrollo y crecimiento del alumnado. Y nosotros como docentes tenemos que facilitarlo. Es un mecanismo innato que hace despertar la curiosidad, la emoción, el placer y muchísimos aspectos relacionados con el aprendizaje para poder desarrollarnos en el mundo que nos rodea”.

Considera que si bien en una situación cotidiana, debe ser importante… en estos momentos, debe ser el ingrediente ideal para dar respuesta a las dificultades que nos encontramos: “Nosotros como docentes también tenemos que tenerlo claro y facilitar herramientas y actividades que conlleven estas aportaciones. En especial considero que debemos complementar la carencia a nivel social con ofrecer espacios de juego que conlleven encuentro y cooperación. Algunos ejemplos que podemos hacer son rondas de chistes, adivinanzas, refranes, lectura compartida de cuentos, mímica, historias cooperativas, karaokes, juegos tipo “Scattergories o Alto al Lápiz”, Bingos, Got Talent, Escape Rooms, etc”.

En clase trata de que sus alumnos pasen la mayoría del tiempo aprendiendo a través del juego: “Tengo la suerte de trabajar en un centro que está inspirado en diferentes pedagogías como Montessori, Freinet, Reggio Emilia y donde las metodologías activas –y, por ende, el alumnado– tiene un especial protagonismo. Y por ello, de por sí, el espacio físico que tenemos a través de su iluminación, espacios diáfanos y por ambientes, lo facilita significativamente”.

Para Conesa es muy difícil decantarse por uno. “Me ha venido a la cabeza uno que en estos tiempos actuales… puede ser muy útil para los más pequeños, ya sea a finales de Infantil o comienzos de la etapa de Primaria; el alfabeto móvil o gigante. Un juego sencillo que puede ser interactivo socialmente y que está abierto a miles de propuestas y alternativas adaptadas al alumnado sin necesidad de utilizar los medios tecnológicos.

0
Comentarios
  1. Flor shirley
    20 de mayo de 2020 23:39

    Buenas noches quisiera saber en esta epidemia q estamos pasando que problemas vemos en el juego en los sectores