Celaá anuncia que los centros educativos abrirán a la mitad de su capacidad el próximo curso

De esta forma, mientras una parte de los alumnos trabaja presencialmente, la otra lo sigue haciendo telemáticamente. Se trata de salvaguardar la distancia obligada mientras no se encuentre una vacuna o remedio ante el Covid-19.
RedacciónMartes, 5 de mayo de 2020
0

El curso 2020-21 tampoco será normal. © TIERO

El curso que viene, el 2020-21, tampoco será normal. Así lo ha querido dejar claro la ministra de Educación, Isabel Celaá, en una entrevista en 20 minutos.

En ella insiste en que, hasta que no haya un remedio o vacuna para el coronavirus Covid-19, “la única herramienta para combatir al virus es el confinamiento”. Ello se traduce, en el caso de los centros educativos, explica, en que reabran las puertas en septiembre a la mitad de su capacidad y que la mitad de los alumnos trabajen presencialmente y la otra mitad, telemáticamente.

Distintos consejeros autonómicos han pedido la vuelta a las aulas al menos 15 días este curso. Para la ministra, “No podemos poner en riesgo todo lo avanzado. Si hablamos de tres millones de niños en Primaria que acuden al colegio acompañados por un adulto, imaginemos el movimiento que se produce. Además, si todos acuden a la vez no podremos salvaguardar la distancia obligada.

La ministra considera que con una vuelta generalizada este curso se pondría en riesgo "todo lo avanzado"

En el plan de desescalada se contempla para este curso, dentro de la fase 2 (26 de mayo), el retorno de algunos estudiantes a las aulas. En concreto, al referirse a los alumnos de cursos finalistas se menciona una división de los grupos de más de 15 estudiantes “al 50% para asistencia alterna o en semigrupos paralelos“.

Desde la comunidad educativa se pide más claridad y garantías para este retorno a las aulas. Sindicatos como STEs han criticado además que es inviable la vuelta parcial a las clases presenciales con la continuación de la docencia online con las actuales plantillas docentes.

En la misma entrevista, la ministra plantea, además, un inicio de curso centrado en el refuerzo de contenidos esenciales en los que no se ha profundizado en el último trimestre del curso 2019-20 para evitar que se agrande la brecha por origen socioeconómico del alumnado. En esta misma línea subraya la necesidad de modificar el currículum.

0