Maestra de pueblo: “El cambio profundo en Educación no lo va a traer esta pandemia”

Durante el cierre de centros ha seguido fiel a su estilo sarcástico en las redes sociales, sacándonos la sonrisa unas veces, los colores otras. En esta entrevista nos hace reír pero también pensar.
Saray MarquésMartes, 26 de mayo de 2020
0

Maestra de pueblo. © CRISTINA PICAZO (EDITORIAL GRIJALBO)

Los vaivenes en Educación y las sucesivas predicciones sobre lo que nos espera el próximo curso (algunas impactantes si quien las escucha sí trabaja en un centro educativo) no han caído en saco roto, como reflejan sus publicaciones en este tiempo.

Hablamos con ella sobre cómo se vive este tiempo incierto no ya a pie de aula, más bien a pie de ordenador, con los alumnos al otro lado de la pantalla (o eso se intenta).

View this post on Instagram

La cena de Navidad del curso que viene.

A post shared by Maestra de pueblo (@maestradepueblo) on

De cara al curso que viene se habla de una enseñanza híbrida presencial-online, ¿la ve factible?
—Somos funcionarios públicos y haremos lo que la Administración decida, pero creo que esta pandemia está haciendo emerger todas las carencias del sistema educativo. No me imagino cómo pretenden implantar esa enseñanza híbrida. Entiendo que las circunstancia son excepcionales y coincido en que todo el alumnado no puede ir al centro a la vez por el riesgo que conlleva, pero en todas las modalidades que se me ocurren el profesorado tendría que desdoblarse y aumentar la jornada laboral con el trabajo colegio/casa.

Si, por ejemplo, 15 alumnos asisten a clase quincenalmente y el resto del tiempo trabajan en casa, sería el docente el que tendría que ir todos los días al aula y no solo preparar el trabajo para el alumno presencial sino también tutorizar y corregir el trabajo del alumnado que se queda en casa. Si se hiciesen turnos de mañana y tarde el problema sería el mismo. Cualquier solución que no pase por la contratación de más profesorado sería complicada.

Desde el punto de vista del alumnado también es complejo. En Infantil y Primaria, que son las etapas que más conozco, la socialización, el contacto directo con sus profesores, con sus compañeros, es una enseñanza en sí misma. Es más importante lo que pasa en el aula que la ficha en sí que puedan realizar. La enseñanza online, al final, se está reduciendo a la ficha.

Y es difícil también para las familias, claro. Durante esta crisis los docentes estamos haciendo un gran esfuerzo, pero el de las familias no ha sido menor. En estas etapas el acompañamiento familiar y el apoyo ha sido vital para el docente, teniendo en cuenta, además, que la mayoría de las familias han debido compaginarlo con su teletrabajo.

"

La enseñanza online al final se está reduciendo a la ficha

"

¿Buena parte de los docentes no estaban preparados para otra cosa?
—Claro, esto entra en relación con la formación del profesorado: ¿Tenemos la formación suficiente? ¿Estamos listos para otro tipo de metodología? ¿Somos capaces de hacer algo distinto? ¿Estamos dispuestos? ¿Hasta qué punto, con las circunstancias que tenemos, sería posible un cambio metodológico?

También las carencias vienen de la parte tecnológica. Ni los centros disponen ni las consejerías nos proporcionan medios informáticos adecuados. La mayoría de los docentes estamos utilizando nuestros dispositivos, nuestra conexión. Los portátiles que había en los centros, si existen, son más dignos de ser expuestos en un museo que de ser usados. Hay muchos problemas con las plataformas que las comunidades ponen a disposición de los docentes para comunicación con las familias o para ofrecer clases online. Se han visto incapaces de soportar todo el volumen de trabajo y al final los docentes hemos tenido que recurrir a plataformas privadas con todo lo que ello implica.

Se ha evidenciado que la brecha social, que conlleva también una brecha digital, es un grave problema, porque la escuela no puede ser garante de una Educación en igualdad, lo que hace que esa brecha aumente.

Otro tema sería el de la conciliación familiar, la mía propia como docente y la del resto de familias, plantear el colegio como una guardería no es la mejor opción.

Al final esto nos ha sacado los colores a todos.

"

Los portátiles que había en los centros, si existen, son más dignos de ser expuestos en un museo que de ser usados

"

¿Ve viable el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene en los centros educativos?
—Según veo en redes sociales y lo que se ha proporcionado a los centros para que los equipos directivos se incorporaran los medios aún dejan mucho que desear.

Luego estaría aplicar todo eso al centro con alumnos, me imagino; entre desinfectar, lavar manos, separar, ventilar… se nos va la mañana.

Son niños y necesitan el contacto físico, socializar… Va a ser muy complicado.

Se ha hablado también, dada nuestra climatología, de emplear espacios al aire libre, ¿cómo lo ve?
—Si tengo que dar clase en el patio refrescándonos cada dos por tres con una manguera para no deshidratarnos lo llevaría mal, yo es que en bañador pierdo mucho.

¿Cree que muchas declaraciones, incluso de la ministra Celaá, sobre cómo será el curso 2020-21 son ocurrencias? 
—Es muy difícil tener que tomar decisiones siempre, y en estos momentos tan complicados supongo que más. Tomar una medida para todo el sistema educativo puede ser, a priori, una buena opción, pero luego te das cuenta de que no es lo mismo el alumnado de FP que una clase de Infantil. Pero sí que echo en falta un punto de vista más realista, más cercano al día a día de los centros escolares y su problemática. Con ese punto de vista algunas de las medidas ni se habrían planteado.

"

Echo en falta un punto de vista más realista, más cercano al día a día de los centros y su problemática

"

¿Cómo se las ingeniarán los centros para pasar de aulas saturadas en muchos casos a aulas con 15 alumnos como máximo? 
—Tomar la decisión de reducir las aulas a 15 alumnos como máximo parece una medida razonable, pero luego, cuando vas al centro y mides, como ha hecho Toni Solano, director del IES “Bovalar”, te das cuenta de que, guardando la distancia de seguridad, no cabrían más que ocho alumnos en el aula. Sin contar ya los colegios que disponen de barracones o que utilizan hasta el espacio de la biblioteca porque no disponen de aulas suficientes. En la mayoría de los centros no hay aulas suficientes para desdoblar al alumnado, a menos que salgamos a dar clase con un altavoz al patio…

"

En la mayoría de los centros no hay aulas suficientes para desdoblar al alumnado a menos que salgamos a dar clase con un altavoz al patio

"

¿Ha echado en falta que se tenga más en cuenta la voz de los profesores?
—Es como todo, siempre parece que los docentes somos los que menos voz tenemos en esto. Quiero creer que el Ministerio y las Administraciones educativas cuentan con asesores que conocen la realidad del aula, pero luego te das cuenta de que, o la realidad que ellos conocen es muy distinta a la tuya, o al final falta un conocimiento más profundo del día a día de los centros educativos.

Cuando apelan a la autonomía del centro da la sensación de que no hay directrices claras o que no saben cómo tomar esas decisiones, lo que hace que cada centro haga lo que cree que es mejor y se dé mucha diferencia entre entre lo que hace un centro y otro.

Cuando ve imágenes de niños en otros países ¿cree que eso sería posible en su centro?
—Las imágenes que vienen de países asiáticos me sorprenden: Todo tan bien orquestado, tan colocado, tan secuenciado… que al trasladarlo a la situación de mi centro educativo me entra la risa, porque me imagino a las familias soltando a los niños corriendo porque no llegan al trabajo, al resto pitando porque uno ha dejado el coche subido a la acera, los niños agolpándose para tocar al robot que mide la temperatura…. O comienza la entrada a los centros a las cinco de la madrugada o nos tiramos toda la mañana para hacer el ritual… Creo que son poco creíbles y pretenden dar una falsa sensación de normalidad.

Las que vienen de entornos más cercanos como Francia me parten el corazón. Ver a un niño aislado sin salirse del cuadro pintado en el suelo me horroriza porque la escuela que yo entiendo no es eso.

¿Cómo se están preparando los centros para septiembre? 
—No sé si otros centros están pensando en distintos escenarios, pero en el mío, por ejemplo, no. Viendo los cambios constantes, las informaciones contradictorias que se leen en prensa, la poca capacidad de decisión que al final tiene el centro educativo y sin instrucciones claras, de momento es difícil arriesgarse a pensar medidas.

¿Qué opina de los que ven esta crisis como oportunidad?
—Yo es que además de ser poco cursi soy poco optimista y pienso que esto no va a “sacar lo mejor de nosotros mismos” ni va ser el cambio revolucionario que la Educación necesita. Muchas veces dudo de que ese cambio se vaya a producir algún día. Lo único para lo que está sirviendo, como dice una amiga, es para ponernos mascarillas pero quitarnos máscaras.

Sí que hay muchos docentes que han descubierto en este tiempo plataformas, aplicaciones o formas de presentar de manera distinta a su alumnado los contenidos, no les ha quedado más remedio, pero el cambio profundo en la Educación no lo va a traer esta pandemia.

Bromeaba hace tiempo que tiene gracia que sea un virus el que nos haya hecho reducir ratios y darnos cuenta de que el modelo explicación-libro-corregir no funciona, pero en el fondo, si rascas un poco, el modelo sigue de forma online. Explicamos en YouTube, mandamos ficha en LiveWorkSheet o corregimos con un Kahoot!

Lo que temo es que la Administración, poniendo al virus como excusa, vuelva con los recortes en Educación que tanto nos han perjudicado los últimos años.

¿Qué es lo que más le preocupa de cara a septiembre, a día de hoy? 
—No poder garantizar unas medidas higiénicas apropiadas y no poder ofrecer una Educación de calidad que llegue a todo el alumnado, sean cuales sean sus circunstancias sociales y culturales.

0
Comentarios
  1. Los centros educativos no son ‘aparca-críos’ | ¡ Basta de Contratos en fraude de ley !
    26 de mayo de 2020 10:44
  2. Noticias | Del 23 al 29 de mayo - UCETAM
    28 de mayo de 2020 06:36

    […] ⇒ Leer más ⇐ […]