Jesús Manso: "La pandemia ha hecho que ya haya estudiantes que difícilmente vayan a volver"

Saray MarquésMartes, 23 de junio de 2020
0

Jesús Manso forma parte del proyecto de investigación e innovación Atlántida.

La semana en que se cerraron los centros educativos hablábamos con él en torno a la reforma del currículo, que sigue considerando una medida clave. “Y no solo por lo que se regula en los decretos, sino por la concreción en los centros y programaciones docentes, muy palpable en esta crisis: cómo se sigue aprendiendo dentro de las limitaciones, qué se debe aprender y cómo se puede hacer un seguimiento de estos aprendizajes”, explica Manso, que coordina la investigación del proyecto Atlántida en torno al Covid-19 junto a Florencio Luengo.

¿Es alarmista decir que tres meses pueden marcar a una generación?
—Me gustaría poder decir que lo es, pero habrá que verlo. No creo que sea irreversible, pero si no se toman medidas ese hueco existe y va a quedar ahí. No son tres meses si damos por perdido el verano, si no se intenta que sea un verano educativo. Entonces serán seis meses. Para algunos alumnos serán seis meses privados de aprendizaje de carácter formal. No para todos, claro, los hay que con la Educación a distancia no han perdido el ritmo. Pero si comienza el curso como si nada hubiera pasado va a tener consecuencias en repeticiones en años posteriores. A ello además se añade la amenaza de rebrotes.

Alumnos de PMAR, FP Básica, absentistas, en centros gueto… ¿Hay algunos a los que hemos perdido ya?
—Intuyo que sí. Esto ha hecho que ya haya estudiantes que difícilmente vayan a volver. Precisamente los que más necesidad tienen del sistema escolar, porque se trataba del único espacio que tenían para aprender cuestiones para moverse por la vida de mejor manera y en mejores condiciones. Yo sí creo que a algunos, si ya de entrada acudían obligados, esto les desconecta completamente.

Por tanto, el abandono escolar temprano crecerá.
—Sí, y esto no es solo este curso, puede haber rebrotes, como decía. Por eso no podemos permitirnos tener alumnos sin conexión. Una vez garantizado el acceso, debe irse a un buen uso de la tecnología por parte de profesores, estudiantes y familias. Lo primero es esto, y parece que se está invirtiendo para que no haya alumnos que se desconecten definitivamente por este motivo.

¿Cree que Educa en Digital puede revertir la brecha digital o será una especie de Escuela 2.0 en 2020?
—Programas como este son imprescindibles, pero no suficientes. ¿Hay que subir el PIB para Educación al 5%? Sí, pero con eso no va a mejorar necesariamente el sistema. ¿Es necesario garantizar que no haya alumnos desconectados con un programa específico de acceso? Sí, es imprescindible. ¿Es suficiente garantía? No, debe llevar asociadas determinadas condiciones para que el programa cumpla con su finalidad, acompañarse de acciones concretas y de una correcta implementación.

¿Cómo conciliar las medidas de seguridad y salud con las urgencias en Educación?
—Es muy complicado. Hay que primar la salud, con unos protocolos muy claros, oficiales y compartidos, un mínimo común indiscutible que derive en una respuesta educativa casi individual a nivel de centro, como microsistemas en sí mismos. Y priorizar, regirnos por el principio de discriminación positiva hacia aquellos alumnos que más han perdido.

¿Qué podría facilitar la vuelta en septiembre?
—Un diagnóstico del impacto de esta crisis en el aprendizaje de cada uno de los alumnos y de la capacidad de organización de cada centro, cómo se ha vivido la transición de la modalidad presencial a no presencial. Esto ayuda a estar mejor preparados si vuelve una situación similar, a tener protocolos acordes a la diversidad y la individualidad de cada centro. Es importante también crear redes de centros y docentes para aprender de la experiencia.

0
Comentarios
  1. Noticias | Del 20 al 26 de junio - UCETAM
    25 de junio de 2020 07:28

    […] ⇒ Leer más ⇐ […]