fbpx

Luz natural y ventilación, esencial para los centros educativos en tiempos de pandemia

Los niños que estudian en aulas con ventanas más grandes pueden mejorar sus calificaciones –especialmente en Matemáticas y lógica– en hasta un 15%.
Almudena López de RegoJueves, 2 de julio de 2020
0

La Escuela Waldorf Aravaca (Madrid) tiene instaladas ventanas VELUX.

El Covid-19 ha trastocado todos los ámbitos de la sociedad. Las aulas del año académico 2020-21 van a tener que tomar medidas de excepción para adaptarse a la nueva normalidad. En el próximo curso escolar, que empezará en septiembre, los centros tendrán que garantizar que los estudiantes mantengan una distancia de al menos 1,5 metros entre sí, evitar aglomeraciones y reducir el número de alumnos por aula, tal y como recoge el Real Decreto-ley que regula la nueva normalidad, publicado a principios de junio en el BOE.

Uno de los objetivos del Ministerio de Educación es retornar a las clases presenciales para paliar las diferencias y desigualdades que se han puesto de manifiesto durante el confinamiento, donde, ante todo, primará la salud y seguridad de los estudiantes y del equipo docente. Además, los centros están haciendo esfuerzos muy grandes para adaptarse en otras áreas ante esta nueva situación, como la digitalización de la docencia.

"

Nos hemos convertido en la ‘Indoor Generation’, o generación de interiores, al pasar más del 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados

"

Las aulas se deben diseñar pensando en las necesidades del ser humano. Nos hemos convertido en la Indoor Generation, o generación de interiores, al pasar más del 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados, pese a que el cuerpo humano se ha perfeccionado durante miles de años para vivir en el exterior. Tantas horas diarias en espacios cerrados hacen que echemos de menos ciertos aspectos del contacto directo con la naturaleza y los elementos que la integran.

Aspectos que hasta antes de la pandemia no se tenían en cuenta de cara al diseño de las aulas ahora cobran especial relevancia. Dos de ellos son la luz natural y la capacidad de ventilar de manera natural, factores fundamentales para garantizar la salubridad de los espacios escolares y el bienestar del alumnado.

"

Lo ideal es que las ventanas ocupen un área equivalente al 10-20% de la superficie de la habitación, aunque en España cada comunidad tiene la libertad para legislar

"

La iluminación natural cambia radicalmente un ambiente, haciendo que las personas se sientan automáticamente con más energía y mejor estado de ánimo, por tanto, más predispuestas a desarrollar tareas. Según un estudio realizado por VELUX, en colaboración con la UPMC (Université Pierre et Marie Curie) y el INSERM (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia), existe una relación directa entre el área que ocupan las ventanas, la superficie de las aulas y los resultados académicos.

Así, los niños que estudian en aulas con ventanas más grandes pueden mejorar sus calificaciones –especialmente en Matemáticas y lógica– en hasta un 15%.  Lo ideal es que las ventanas ocupen un área equivalente al 10-20% de la superficie de la habitación, aunque en España cada región tiene la libertad de legislar la superficie de acristalamiento mínima que debe haber por metro cuadrado.

"

Una referencia continua de la luz del sol nos provee de una mejor sincronización del ritmo circadiano, lo que conlleva un sueño de mayor calidad durante la noche

"

Es un hecho que colocar ventanas más grandes significa disfrutar de más luz natural y de un mayor contacto visual con el exterior. Ambas cosas están muy relacionadas con cómo nuestro cerebro puede disfrutar de pequeños momentos de descanso durante la jornada de aprendizaje.

Una referencia continua de la luz del sol nos provee de una mejor sincronización del ritmo circadiano, lo que conlleva un sueño de mayor calidad durante la noche, una mayor capacidad de concentración y mejor estado de ánimo. Además, instalar la superficie acristalada adecuada en un espacio escolar mejora la eficiencia energética, llegando a reducir el consumo de luz artificial en hasta un 90%.

"

Inhalar aire de calidad influye en la capacidad de concentración de los estudiantes, llegando a mejorar la velocidad de resolución de problemas hasta en un 18%

"

Si algo nos ha enseñado el pasar tanto tiempo en casa durante el confinamiento es la importancia de respirar aire puro, fresco, con una baja concentración de gases contaminantes, como el CO2. Inhalar aire de calidad influye directamente en la capacidad de concentración de los estudiantes, llegando a mejorar la velocidad de resolución de problemas hasta en un 18%, según fuentes científicas.

Prueba de esto último es el proyecto que VELUX está llevando a cabo en la Escuela Waldorf Aravaca, en Madrid. En una de sus aulas con muy poca proporción de ventanas, VELUX instaló cuatro grandes ventanas de tejado de accionamiento eléctrico, dos en cada lado de la sala y enfrentadas entre sí. Además de multiplicar la entrada de luz, dichas ventanas permiten ventilar de manera muy rápida y eficaz el espacio, y proporcionan unas vistas del entorno arbolado donde se ubica la escuela, que cambian por completo la sensación de los ocupantes.

Cada una de las ventanas incorpora una persiana y cortina como accesorios, con el fin de conseguir el equilibrio perfecto entre confort visual y térmico en todas las estaciones.  Los primeros resultados de la investigación (que continuará el curso que viene, con la vuelta a las aulas) han determinado que la concentración de CO2 disminuyó en un 80% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Además, las temperaturas interiores están más cerca de los rangos de confort tanto en invierno como en verano, sin consumir más energía en climatización. Un proyecto muy sencillo, pero contundente en sus conclusiones: pequeñas reformas pueden mejorar radicalmente la calidad de los espacios de aprendizaje, apostando por estrategias pasivas que no aumentan el consumo energético.

Almudena López de Rego. Arquitecta y responsable de la Oficina Técnica de VELUX España.

0
Comentarios
  1. Resumen semanal de noticias - Agenda Educativa
    5 de julio de 2020 15:36

    […] y los protocolos para hacerlo (también en Argentina), el impacto psicológico en los alumnos, los requerimientos edilicios y las necesidades de formación […]