Cómo prepararnos en casa si vuelven las clases online

El lugar de estudio, la iluminación, el tipo de silla o la conexión a internet son algunos de los elementos que debemos tener en cuenta para mejorar el aprendizaje online de nuestros hijos.
RedacciónViernes, 7 de agosto de 2020
0

Las familias han vivido con cierto estrés el paso de las clases presenciales a las clases online. El final de curso fue complicado y es comprensible su preocupación por una posible vuelta a las clases online. Para lograr que la Educación en casa sea satisfactoria, debemos primero asumir que necesitamos tiempo para lograr que fluya todo a la perfección. Lo primero es plantearse objetivos a corto plazo que permitan a nuestro hijo ser lo más autónomo posible y ayudarle a desarrollar la actitud y los hábitos de estudio adecuados.

Puesto que crear un ambiente de estudio que ayude a sacar el mayor partido posible al aprendizaje es muy importante, Kumon ofrece 8 consejos con los que podrás crear el espacio adecuado para preparar la vuelta al cole y el posible retorno o apoyo a través de las clases online:

  1. Seleccionar el lugar de estudio en función de su autonomía: Los niños más pequeños necesitan estar cerca de los padres para aprender hábitos y rutinas de estudio, y para poder recurrir a ellos en los niveles iniciales de su formación. Cuando ya son más autónomos y pueden realizar las tareas sin ayuda, es recomendable que trabajen en un espacio distinto a su habitación para evitar distracciones.
  2. Comprobar la conexión a internet: Revisa que el ordenador que va a utilizar tu hijo se encuentre en óptimas condiciones y que la conexión a internet esté operativa.
  3. Evitar las distracciones: La conexión debe establecerse desde una habitación silenciosa, de colores neutros y sin elementos demasiado llamativos. No debe haber juguetes a la vista, y todos los materiales que tu hijo pueda necesitar (lápices, papel, goma de borrar, etc.) han de estar a mano para evitar paseos improductivos.
  4. Utilizar el lugar de estudio solo para estudiar. Es muy importante dejar claro a tu hijo que la zona de estudio es para aprender y que no puede estar sentado en ese escritorio si no está trabajando. De esta manera, asociará ese lugar con su actividad diaria.
  5. Tener más de un lugar de estudio por niño: Si dispones de espacio suficiente en casa, puede ser beneficioso que tu hijo cuente con un lugar de trabajo distinto para cada tipo de tarea: uno para las que requieren el uso de equipos informáticos y conexión a internet, y otro para las que no.
  6. Buscar una silla adecuada: Ha de ser adaptable a la altura de tu hijo y cómoda para él. Para que su postura sea correcta, las rodillas deben formar un ángulo de 90 grados, igual que los codos cuando se apoyan en la mesa.
  7. Tener una buena iluminación: La luz es clave para mantener la atención. Si lo necesitas, puedes utilizar una lámpara adicional con una bombilla de bajo consumo que no dé calor.
  8. Aprovechar toda la casa: El hogar es un espacio perfecto para ofrecer a tu hijo contenidos educativos. Coloca los libros de manera que estén accesibles en cualquier estancia. También puedes poner carteles con contenidos educativos en las puertas, imanes de letras para formar palabras en la nevera y pizarras en las que puedan expresar sus ideas o apuntar sus tareas, tanto de la escuela como de casa.
0
Comentarios