¿Es absentista un alumno si su familia no le lleva a clase por miedo? Imbroda responde

La Junta de Andalucía pretende aclarar las dudas e inquietudes de la comunidad educativa ante la vuelta a las aulas y presenta un decálogo para una "vuelta segura".
RedacciónViernes, 7 de agosto de 2020
0

La Consejería de Educación ha recibido 317 consultas. JUNTA DE ANDALUCÍA

“De la misma manera que tuvimos la determinación de no volver a las aulas el tercer trimestre, también tenemos la determinación de que hay vuelta al cole en septiembre“, insistió el consejero de Educación andaluz, Javier Imbroda. Lo hizo durante la presentación del decálogo para una vuelta al cole segura, el pasado miércoles, acompañado por la viceconsejera, María del Carmen Castillo.

En el documento se recoge la respuesta a buena parte de las preocupaciones de la comunidad educativa, que ha trasladado hasta la fecha 317 consultas sobre el nuevo curso a la Consejería a raíz de las instrucciones publicadas el 6 de julio y así como del documento de la Consejería de Salud y Familias sobre protección frente al Covid-19 en centros educativos, de finales de junio. El objetivo de esta acción, como de otras campañas de la Junta durante este verano, es procurar tranquilizar tanto a los docentes como a las familias de cara al retorno a la educación presencial.

El objetivo de esta y otras campañas de la Junta de Andalucía es tranquilizar a los docentes y a las familias en el retorno a la educación presencial

Según el consejero Imbroda, las actividades educativas desarrolladas desde el 18 de mayo hasta la fecha, como las pruebas de acceso a la universidad y a las distintas enseñanzas o el Programa de Refuerzo Estival, se han desarrollado con normalidad.

Responsabilidad y absentismo

Una de las preguntas más reiterada ha sido sobre la responsabilidad de los centros educativos en caso de contagio, a lo que desde la Junta se responde que “La responsabilidad de un contagio en ningún caso se puede achacar a los centros o a sus equipos directivos. En primer lugar, habría que determinar, supuesto muy difícil, dónde se contagió la persona en cuestión, a lo que habría que añadir que el riesgo cero, como así señalan todas las autoridades y expertos en la materia, no existe”. “Ante la sospecha de un contagio o la existencia de alguno, la responsabilidad de la dirección de los centros se limita a la comunicación del mismo a la autoridad sanitaria y a actuar conforme a las pautas que ésta determine”, prosigue. Lo que está previsto cuando un alumno presente síntomas es sacarle de clase y aislarle hasta que pueda recogerle su familia.

Sobre la posibilidad de que las familias crean que es mejor que sus hijos se queden en casa, por temor a los contagios, el documento se remite a la legislación educativa vigente, que recoge como única opción la escolarización obligatoria en Primaria y Secundaria, que “se materializa mediante la actividad lectiva presencial en los centros educativos autorizados”. Es por ello que “en el caso de negativa de las familias a que su hijo/a acuda al centro, salvo situaciones debidamente justificadas ya contempladas de cursos anteriores, se activaría el protocolo de absentismo“. Es decir, no se pretende incluir ninguna excepción más como consecuencia de la actual situación de pandemia y la dirección de los centros junto con la Inspección deben iniciar el proceso habitual, que puede finalizar con la denuncia a los padres por no llevar a sus hijos al colegio.

Andalucía no es la única comunidad que ha abierto un espacio para consultas en torno al Covid-19 y el plan de contingencia previsto para la vuelta a las aulas, una de las cuestiones que más incógnitas genera entre la población. En la presentación de su decálogo, Imbroda insistió en que desde la Consejería se está en diálogo permanente con la comunidad educativa, con reuniones con 127 colectivos desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Reacción de docentes y familias

Sin embargo, la plataforma de familias Escuela de Calor ha criticado que se les amenace con denunciarlas por absentismo. En un comunicado subrayó que, de no tomarse medidas reales y eficaces para un entorno escolar seguro, los progenitores tendrán la obligación de proteger a sus hijos de ese riesgo. “Queremos educación presencial, pero sin que ello nos obligue a exponer la salud y nos vamos a defender si nos denuncia. Seremos miles”, amenaza.

Por su parte, el sindicato CCOO calificó de “grotesco” el decálogo para la vuelta a las aulas y anunció acciones legales y movilizaciones si no se negocia. Para el responsable de Enseñanza de CCOO en Andalucía, Diego Molina, se trata de “una medida de marketing más” mientras los equipos directivos “siguen trabajando en el mes de agosto y no podrán disfrutar de vacaciones”.

0
Comentarios