fbpx

La tecnología que garantiza la igualdad

El CEIP “Gumersindo Azcárate” de León lleva cuatro cursos mano a mano con Samsung Smart School. Los recursos digitales ayudan a reducir la brecha social y económica.
Miércoles, 25 de noviembre de 2020
0

El espacio inclusivo creado en el centro educativo leonés favorece que todos los alumnos tengan las posibilidades iguales de recibir una Educación de calidad. © CEIP “GUMERSINDO AZCÁRATE”, LEÓN

Un centro educativo pequeño, situado en un barrio de León con familias en situación de desventaja social y económica, 120 alumnos de diferentes nacionalidades, de los que la mitad son de etnia gitana. El CEIP “Gumersindo Azcárate” atiende las etapas de Infantil y Primaria con un claro propósito: generar expectativas de mejora en familias y alumnado, ofreciendo una Educación de calidad que favorezca la inclusión y reduzca la brecha social, económica y digital para conseguir que nuestra escuela sea el motor para los cambios sociales que les permita salir de su situación de vulnerabilidad. Los esfuerzos en este sentido siempre han estado ahí: planes de mejora, programas de Educación emocional, organización de apoyos que nos permiten acompañar al alumnado y compensar sus dificultades, han sido algunas de las iniciativas llevadas a cabo en el CEIP “Gumersindo Azcárate”.

Pero, la verdadera transformación de “nuestra realidad” comenzó hace cuatro cursos con la introducción del proyecto Samsung Smart School. Hoy toda la comunidad educativa habla de la necesidad de digitalizar los centros educativos. La situación vivida el pasado curso con la aparición del Covid-19 y el cierre de los centros educativos nos puso a todos a prueba. Pero esta digitalización no es necesaria únicamente para poder llevar a cabo la Educación a distancia, debe ir más allá.

"

Creer en una escuela que garantice la igualdad de oportunidades es creer en una escuela digital

"

En la escuela del siglo XXI, la tecnología debe estar presente como un recurso más. La tecnología al servicio del proceso educativo y “con propósito” nos está permitiendo abrir nuestro centro al mundo. No es fácil imaginar que en nuestro país haya niños que no hayan visitado un zoo, una granja, el mar… Es difícil pensar que en la puertas de un mundo 5G, haya familias que no tengan ni un solo dispositivo móvil. Creer en una escuela que garantice la igualdad de oportunidades es creer en una escuela digital. Escuchamos y leemos voces críticas contrarias a la tecnología que aducen que favorece la incomunicación y el individualismo. Es curioso, la introducción de la tecnología en nuestro centro ha supuesto la mejora de la comunicación en un sentido muy amplio: ha mejorado la comunicación con las familias de los alumnos, ha generado un clima de diálogo y trabajo en equipo entre el profesorado y en las aulas, ha transformado nuestra forma de enseñar, llevándonos a introducir metodologías activas creando “espacios de aprendizaje”.

"

En la escuela del siglo XXI, la tecnología debe estar presente como un recurso más

"

Estamos siendo testigos de cómo la tecnología con propósitos educativos aumenta el nivel competencial de nuestros alumnos, aumentando su autoestima, autonomía, empatía, creatividad y lo que en nuestra realidad es importantísimo: generando en ellos y miembros de sus familias expectativas de futuro. Nos han dado la oportunidad de “transformar nuestra realidad” y convertirla en otra: “nuestro mundo de colores”.

"

Trabajamos juntos para, quizás, no transformar el mundo, pero sí el pedacito que nos toca

"

Dar visibilidad a centros como el nuestro es importante; cambios que se producen gracias a un proyecto de Samsung Smart School, que nos proporcionó dispositivos tecnológicos, formó a nuestro profesorado, nos dotó de la conectividad necesaria, abrió nuestras mentes, despertó nuestra curiosidad por seguir aprendiendo y lo que es más importante: hizo de nuestra comunidad educativa un gran equipo.

Me gustaría terminar citando un viejo proverbio africano: “Si uno quiere ir deprisa, va solo, pero si quiere ir más lejos, va acompañado”. Familia, docentes, alumnado y administración trabajando juntos para quizás, no transformar el mundo, pero si el pedacito que nos toca.

Mª Pilar Bahamonde Carrasco. Directora del CEIP “Gumersindo Azcárate”

0
Comentarios