fbpx

Miles de ciudadanos se manifiestan contra la ley Celaá en las principales ciudades españolas

La nueva norma educativa levanta protestas en toda España, con manifestaciones en las principales capitales de provincia.
RedacciónLunes, 21 de diciembre de 2020
0

Al acto de Madrid acudieron representantes del Partido Popular, entre ellos, el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida; el presidente de los 'populares', Pablo Casado; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins, y el consejero de Educación, Enrique Ossorio.

Miles de personas salieron ayer a las calles de varias ciudades españolas para protestar contra la ley Celaá, que consideran una “imposición y un ataque a la libertad por parte del Gobierno”, según el manifiesto leído en el acto de Madrid, convocado por la plataforma Más Plurales.

La lectura del manifiesto corrió a cargo del presidente de la Concapa, Pedro Caballero, y de la presidenta de la Confapa, Begoña Ladrón de Guevara, para quienes la norma llega “sin diálogo ni consenso” y con una tramitación parlamentaria “exprés” en la que “se ha vetado la participación de la sociedad civil”.

Por otra parte, lamentaron las calumnias que se están vertiendo sobre la enseñanza concertada: “La Concertada, la religión, la diferenciada, la Educación especial, no son problemas reales del sistema educativo, pero esta ley quiere su desaparición”, señalaba el manifiesto, leído sobre un estrado en la plaza de la Cibeles, al que también se subieron tres “Reyes Magos” junto a un buzón de cartón con el mensaje: “Queridos Reyes Magos, os pido libertad de enseñanza’.

A la protesta acudieron representantes del PP, Vox y Ciudadanos, entre ellos, el alcalde de la capital, la vicealcaldesa y la presidenta de la Comunidad. Pablo Casado, por su parte, pidió al Gobierno “respeto a la libertad para elegir modelo y colegio”, mientras que Ortega Smith defendió el sistema del permiso parental: “Sería la herramienta para que las familias tengan la posibilidad de no autorizar a que sus hijos vayan a un taller de adoctrinamiento ideológico”.

Manifestaciones en las principales ciudades

El de Madrid no fue el único acto de protesta. Decenas de caravanas también recorrieron ciudades como Barcelona, Valencia, Santander, Logroño, Pamplona, Mérida, Santiago de Compostela o Sevilla, entre otras. En Barcelona, donde participaron más de 400 vehículos, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, reclamó a Sánchez que “aproveche el trámite de la ley en el Senado la próxima semana para volver a introducir el castellano como lengua vehicular”. También hubo protestas en Girona y Tarragona.

En Galicia, cientos de vehículos colapsaron las principales arterias de A Coruña, Ourense, Santiago, Ferrol, Lugo y Vigo. Los convocantes advirtieron que “seguirán luchando para corregir una ley contraria a las libertades constitucionales y que pone en peligro el futuro laboral de miles de trabajadores de la enseñanza concertada”.

En Cantabria, sindicatos, patronales y representantes de Más Plurales y CONCAPA leyeron un manifiesto en Santander para denunciar que la nueva norma “asigna a la Concertada un papel absolutamente subsidiario” y, en relación con la asignatura de Religión, demandaron que “se respeten los derechos y acuerdos internacionales”.

También en Extremadura la plataforma Más Plurales desplegó caravanas en Badajoz, Mérida, Cáceres y Plasencia para reprobar un texto legislativo que “atenta contra la pluralidad educativa”. En Andalucía, las protestas se concentraron en Sevilla, donde la portavoz de Más Plurales en la ciudad mostró su apoyo a las familias: “ Tenemos que visibilizar su disgusto; no podemos quedarnos quietos”. La protesta también contó con la presencia de varios representantes del PP andaluz, que también encabezaron la marcha en Jerez.

Oviedo, Gijón, Murcia, las capitales aragonesas, las dos canarias y las principales ciudades de Castilla-La Mancha y Castilla y León, completan el mapa de ciudades que acogieron ayer protestas, contra las que ha cargado la propia ministra: “A la derecha ni le importa la Concertada ni la lengua y todo lo encintan en la libertad, prostituyendo el verdadero sentido de la palabra, porque la libertad no es una palabra, es un ejercicio que para ser real ha de ser efectivo”.

0