fbpx

Aprendizaje-Servicio: la Educación unida al compromiso social

Con la metodología de Aprendizaje-Servicio (ApS), los alumnos aprenden mientras actúan sobre necesidades reales de su entorno con la finalidad de mejorarlo.
Adrián ArcosMartes, 26 de enero de 2021
0

Con el proyecto ‘Visibles’, los alumnos del CEIP “Pintor Pedro Flores” realizaron actividades como la limpieza de playas y de espacios naturales. © REDAPS

Plantar un árbol donde se necesita es un acto solidario. Investigar las causas de la degradación de un bosque es una actividad de aprendizaje. Comprometerse en su reforestación aplicando lo estudiado, es Aprendizaje-Servicio (ApS). Esta metodología ha crecido exponencialmente en los últimos años en España como instrumento de cambio desde la escuela.

El ApS mejora los resultados escolares de los alumnos; refuerza su motivación; educa para la vida y los problemas de la sociedad; abre el centro escolar al exterior; y desarrolla la actitud de servicio a los demás, contribuyendo a que pequeños y jóvenes se conviertan en ciudadanos solidarios y comprometidos con su entorno, especialmente en estos meses de pandemia por la Covid-19.

Los números del último certamen nacional de los Premios Aprendizaje-Servicio –cuyo acto de entrega se celebró el pasado mes de diciembre en Cáceres– dan idea de la envergadura de este trabajo en red. El pasado año se presentaron 330 proyectos en los que participaron 36.629 alumnos de más de 500 centros de todas las comunidades autónomas. En esta última edición, el jurado galardonó 20 proyectos de Educación Infantil-Primaria, Secundaria-Bachillerato y FP, así como a entidades sociales.

En el ApS el alumnado identifica en su entorno próximo una situación con cuya mejora se compromete, desarrollando un proyecto solidario que pone en juego conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Es una práctica educativa en la que los jóvenes aprenden mientras actúan sobre necesidades reales de su entorno con la finalidad de mejorarlo.

Hacerse "visibles" a la comunidad

Los alumnos del “Pintor Pedro Flores” organizaron talleres intergeneracionales.

Un ejemplo es el proyecto Visibles, del CEIP “Pintor Pedro Flores” de Puente Tocinos (Murcia), que ha resultado premiado en la categoría de Participación. Este es un centro de atención preferente con una tasa de inmigración por encima del 90% y con familias en situación de alta vulnerabilidad socioeconómica, en su mayoría dependientes de los servicios sociales municipales y ONG locales.

A lo largo del pasado curso se llevó a cabo el proyecto Visibles, que, como su propio nombre indica, trató de hacer visible la labor de una población con altas necesidades sociales y económicas pero también con mucho que ofrecer a su vecinos. Los niños realizaron un análisis de las necesidades de su localidad y trataron de solucionarlas utilizando para ello actividades artísticas, medioambientales y solidarias.

De esta forma, los alumnos organizaron conciertos en residencias de ancianos, actuaciones del coro, talleres intergeneracionales, mercadillos solidarios, colaboraciones con el Banco de Alimentos del Segura, limpieza de playas y de espacios naturales… Realizaron, además, presupuestos, listados de material, enviaron mails e instancias a diversos organismos… En definitiva, servicios a la comunidad que revirtieron en aprendizajes para el alumnado de una manera divertida, fácil, dinámica, solidaria y social.

Con la llegada de la Covid-19, Visibles supo reinventarse y pudo acompañar e ilusionar a personas que vivieron  el confinamiento en soledad. El alumnado del CEIP “Pintor Pedro Flores” envió retos, adivinanzas, refranes y trabalenguas a muchos mayores del pueblo, los cuales respondieron con una gran emoción y la mejor de sus sonrisas. Así, jóvenes y mayores de Puente Tocinos pudieron conocer el uso solidario de las TIC.

La Covid-19, una oportunidad para la solidaridad

A través de Cruz Roja, los alumnos pudieron llegar a los más necesitados.

La llegada de la pandemia y del confinamiento supuso que numerosos proyectos de Aprendizaje-Servicio no pudieran continuar debido a las medidas de distanciamiento social. No obstante, muchos docentes y sus grupos de estudiantes pusieron en marcha sus dotes de creatividad e imaginación y llevaron a cabo iniciativas solidarias muy ingeniosas para dar continuidad a sus proyectos o diseñar servicios solidarios para atender las nuevas necesidades que surgieron de esta situación.

Buen ejemplo de ello es la iniciativa Na casa de papel –ganadora del Premio ApS a la solidaridad y los derechos humanos– que comenzó prácticamente con el inicio del confinamiento, en marzo de 2020, y su nombre alude al hecho de que la población tenía que quedarse en casa. Los alumnos de 4º ESO del IES “Perdouro” de Burela (Lugo) se organizaron en bandas, eligieron un topónimo lucense como nombre, y elaboraron carteles con los objetivos de cada banda y con los puntos fuertes de cada miembro para ponerse manos a la obra.

El desarrollo del trabajo se prolongó durante 10 semanas. Cada día los estudiantes dedicaban una hora y media a la realización de las tareas de seis materias. Con la entrega de los deberes semanales de esas seis asignaturas consiguieron puntos que canjearon por máscaras protectoras y, una vez protegidos, comenzó la solidaridad con los vecinos de su localidad e incluso de su comarca.

En primer lugar colocaron carros en la mayoría de los supermercados de Burela y todo lo recaudado fue donado al Banco de Alimentos de A Mariña, que pasó de tener que atender las necesidades de 390 familias a abastecer a 765. También contactaron con la Asociación de Armadores de Burela para que donara 250 kg de pescado recién capturado al Banco de Alimentos de A Mariña.

Los alumnos de 4º de ESO, con la ayuda de sus compañeros de 2º de ESO, escribieron cartas a los mayores de la localidad que viven solos y reciben ayuda de la Cruz Roja. Esta organización entregó sus cartas de apoyo para paliar la soledad y animar a cada una de estas personas, 58 en total. También se entregaron a Cruz Roja 23 lotes de material escolar para que el mayor número posible de niños pudieran comenzar el siguiente curso perfectamente equipados.

Además, se donaron 20 paquetes de productos de puericultura y comida para bebés a los servicios sociales del Ayuntamiento de Burela. Finalmente, se organizó una recogida de ropa para donar a diferentes asociaciones, incluida Cáritas.

Tras los meses en casa, el alumnado pudo volver al centro educativo para hacer entrega a las asociaciones e instituciones de todo lo conseguido. Alcanzar sus objetivos les animó y motivó para entregar las tareas con la ilusión de colaborar con quienes más lo necesitaban. Continuaron aprendiendo, no solo contenido académico, sino que con su aprendizaje lograron ayudar a otros.

Hábitos saludables y cuidado de la naturaleza

Los alumnos del proyecto ‘Todos somos uno’, del CRA “La Espiga”.

Fomentar el ejercicio físico y los hábitos saludables de la comunidad para prevenir enfermedades como la obesidad o la diabetes, es otro de los objetivos de  las iniciativas que se enmarcan dentro del Aprendizaje-Servicio. Ese es precisamente el propósito de Todos somos uno, Premio ApS a la Promoción de Hábitos Saludables y Prevención de la Obesidad, puesto en marcha por CRA “La Espiga” de El Torviscal (Badajoz). 

En Todos somos uno, los alumnos de Primaria desarrollaron un conjunto de actividades a fin de mejorar la salud de los torviscaleños, en el marco de encuentros intergeneracionales y aprovechando las instalaciones deportivas y de ocio que no se dinamizaban y estaban en desuso.

Por su parte, en el IES “Guadalquivir” de Córdoba, los alumnos identificaron el exceso de automóviles en su barrio como un elemento perjudicial. Así surgió En marcha Guadalquivir –Premio ApS Salud y Medio Ambiente– para promover la movilidad sostenible y los hábitos de vida saludables. De esta forma, los niños organizaron una ruta en bicicleta por la ciudad y una marcha escolar en la que participaron todos los centros educativos del barrio.

También a través del proyecto Sembrando el futuro –Premio ApS en Infantil-Primaria–, los alumnos de la Fundación Cepaim de Lorca (Murcia) confeccionaron “bombas de semillas” para la diseminación de especies autóctonas y la ampliación del bosque.

Además, construyeron casetas de pájaro en entornos verdes de la ciudad para favorecer el bienestar de la fauna ornitológica.

Experiencia mutua de pequeños y mayores

Alumnos del Colegio “Aratz” realizando actividades con los mayores.

Teniendo en cuenta la exclusión social que en ocasiones viven las personas mayores, el Colegio “Aratz” de Hernani (Guipúzcoa) ideó el proyecto Jugando con las personas mayores –Premio ApS al apoyo de las personas mayores– para que alumnos de 1º de Primaria colaboraran con ellos a través de diversos talleres vinculados con los contenidos de la escuela.

Los niños acudían al hogar de ancianos de esta localidad guipuzcoana para realizar ejercicios de memoria con las personas mayores, manualidades, talleres de música y relajación, gimnasia, etc., trabajando diferentes contenidos y metodologías de desarrollo cognitivo que son útiles para ambos colectivos. El resultado fue una gran experiencia mutua, de pequeños y mayores, y un aprendizaje activo y diferente.

Después, la pandemia y el confinamiento fueron especialmente duros para los mayores. Por eso, los alumnos del CEIP Bilingüe “Alba Plata” de Cáceres crearon el proyecto #Estamoscontigo para enviar cartas de ánimo a personas mayores a través de redes sociales y canales de vídeo.

Un paseo por el arte y la literatura

‘Via Litterae’ creó un ambiente de trabajo colaborativo entre los alumnos.

En ocasiones, a muchos docentes y alumnos que quieren poner en marcha un proyecto de Aprendizaje-Servicio no les resulta fácil vincular los contenidos curriculares a una necesidad del entorno para poner el trabajo realizado al servicio de la comunidad. En este sentido, Via Litterae –Premio ApS a las Nuevas Tecnologías de la Comunicación e Información– cumplió con creces las expectativas iniciales.

La ciudad de Salamanca, Patrimonio de la Humanidad y con un fuerte legado en la literatura española, no contaba en su oferta turística con un mapa que recogiera todos los vínculos entre sus calles, monumentos y edificios con los autores, obras o personajes más representativos de la literatura española. Así que Roy Páramo, profesor de Lengua castellana y Literatura del Colegio “La Milagrosa” de esta ciudad, vio una oportunidad perfecta para que sus alumnos de 3º y 4º de ESO elaboraran ese mapa digital que no solo sirviera para su aprendizaje, sino también para ofrecerlo a las concejalías de Educación y de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca. De esa forma podía servir a turistas y visitantes así como al resto de centros escolares.

Páramo detectó cómo su alumnado estaba, en general, poco familiarizado con la literatura española y su legado en Salamanca, la ciudad en la que viven. Así que vio necesario poner en valor el patrimonio cultural de esta ciudad al mismo tiempo que desarrollaban sus competencias lingüística, social y cívica a través del uso de las nuevas tecnologías.

La realidad actual es que muchos adolescentes están habituados a hacer un uso pasivo como consumidores de productos digitales; y este proyecto ha creado un ambiente de trabajo digital colaborativo y la creación de un mapa digital como producto final.

Los alumnos llevaron a cabo un estudio de la literatura de las diferentes épocas; analizaron propuestas de turismo activo vinculadas a la literatura tales como rutas literarias, folletos promocionales, reportajes o documentales. Después, realizaron su propio trabajo de campo investigando los vínculos que Salamanca tiene con el mundo de la literatura a través de información de internet y la consulta a expertos. Se decidió el soporte final y se alimentó una base de datos con la información recogida para generar el mapa. Finalmente, se lanzaron correos electrónicos a sectores vinculados con el turismo que potencialmente podrían a su vez difundir el trabajo: hostelería, restauración, museos, librerías, colegios, asociaciones culturales y organismos públicos como bibliotecas.

De esa forma, los alumnos fueron capaces de crear un mapa digital que en menos de dos semanas ya tenía más de 3.000 visitas, y que seis meses más tarde acumulaba más de 15.000 a pesar de la situación de pandemia global y la caída del turismo.

Compromiso con el patrimonio cultural

Los alumnos se disponen a grabar los mensajes de la audioguía.

Te cuento mi pueblo 3.0 –Premio Ciudad de Cáceres ApS y ODS– es un proyecto del CEIP “Nuestra Sra. de Guadalupe” de Burguillos del Cerro (Badajoz) que pretende, a través de una audioguía infantil con la máxima accesibilidad posible, enseñar el patrimonio local a través de cuentos que el alumnado y sus profes han creado, y a los que se puede acceder mediante el escaneo de códigos QR situados en los distintos monumentos. 

Este proyecto surge de la voluntad de los más pequeños por mostrar su patrimonio y su cultura de forma amena y divertida a los niños que visiten Burguillos del Cerro, en un intento por mejorar su oferta turística y mostrar sus peculiaridades de forma didáctica, mezclando historia, leyendas y hechos curiosos en una colección de 11 cuentos escritos a partir del conocimiento y estudio de ellos mismos de su entorno.

Alim nos introduce en 11 aventuras que vive con Carlota y los niños y niñas de su clase, viviendo y conociendo el legado de sus antepasados, para aprender a respetar, valorar y promocionar la huella que dejaron todas las civilizaciones que pasaron por este pueblo del Suroeste de Extremadura.

El mundo rural hay que conocerlo, valorarlo y protegerlo, por eso estos alumnos nos lanzan un mensaje claro: “¡Ven a vivirla, porque esta aventura es tu aventura!”. Un camino emocional, cultural e histórico de la infancia para la infancia.

Por su parte, más de 300 alumnos de Primaria y Secundaria del Colegio “San Enrique” de Quart de Poblet (Valencia), pusieron en marcha el proyecto Reseña tu lectura –Premio ApS al Fomento de la Lectura–. A fin de mejorar el hábito lector de las familias y difundir la literatura por el municipio, los niños escribieron una serie de reseñas literarias que eran publicadas por la prensa digital y emitidas semanalmente por la radio local. Para ello, se estableció una alianza con Radio Manises y con Valencia Noticias (prensa digital), que posteriormente detectaron un mayor índice de audiencia así como la satisfacción de los oyentes y los lectores desde que se iniciara el proyecto.

Además del Premio ApS otorgado por Edebé, Reseña tu lectura obtuvo el 1º Premio Grandes Iniciativas que concede Fundación Atresmedia

Concienciados con los problemas actuales

  • Jóvenes del IES “Alba Plata” de Fuente de Cantos (Badajoz) crean Red Minerva –Premio ApS al Fomento del Empoderamiento Juvenil– para erradicar la violencia machista a través de iniciativas dirigidas a los jóvenes de la provincia de Badajoz.
  • Alumnos del IES “La Foia” de Elche (Alicante), después de conocer la problemática de los refugiados saharauis en Tinduf, desarrollan el proyecto El Sáhara Occidental –Premio ApS  a la Cooperación al Desarrollo– para promover la sensibilización pública sobre el conflicto saharaui.
  • Estudiantes de Bachillerato del Colegio “Sagrado Corazón” de Pamplona crean la iniciativa Pamplona ciudad abierta –Premio ApS a la Inmigración y Convivencia–, para que la ciudad sea un lugar donde quepan todas las personas, sea cual sea su origen. Para ello, ofrecen talleres de formación y colaboran activamente con grupos de adolescentes migrantes.
0
Comentarios
  1. Artículos, reportajes y entrevistas | RedApS
    26 de enero de 2021 14:43

    […] Aprendizaje-servicio: la educación unida al compromiso social. Reportaje de Adrián Arcos para la Revista Magisterio, que recoge también los proyectos premiados en los Premios Aprendizaje-Servicio 2020. Enero 2021. […]